Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

jueves, 28 de febrero de 2013

Dime, espejo mágico...

Al subir unas imágenes a mi galería de Flickr, he recibido algún comentario que, en forma de pregunta, publico aquí: “que tiene que ver el diablo en el espejo?¿?¿?” pregunta relacionada a la Beata Vilana de Botti:
Respuesta: Pues ya te lo cuento en este artículo, amigo:

Beata Vilana de Botti, viuda, terciaria dominica. 28 de febrero, en Florencia, y 29 de enero.
Nació en 1332, en Florencia, de la ilustre familia Botti, y desde niña quiso servir a Dios en la oración y la penitencia. Tantas eran sus ansias, que siendo adolescente, se escapó a un convento, de donde fue sacada, comprometida con un noble, con el que fue casada a la fuerza en 1351. Detestaba su estado matrimonial, pero más aún detestaba contrariar una vez más a su padre, por lo que se sometió sin chistar (aaay, los tiempos pasados). En la vida matrimonial, ya por rebeldía, por hastío, o por que sí, se enfriaron su piedad y penitencia, y comenzó a gustar de lujos, vanidades y fiestas de todo tipo. Se hizo poner espejos (todo un lujo en sus días), ante los que pasaba ratos contemplándose. Hasta que un día (y entramos en materia) quiso Dios que en este espejo apareciera un demonio horrible, con sus mismos adornos y maquillajes, y tan horrible fue, que se desmayó en el acto. Al volver en sí, repitió la experiencia por tres veces y en tres espejos diferentes, así que se convenció de la fealdad de su alma y su segura condenación.


Esta fue su conversión, su experiencia fundante, sobre la que se basó su vida espiritual posterior: retomó sus prácticas penitenciales, se deshizo de vestidos, joyas y maquillajes. Volvió a la oración y la caridad cristiana. Quiso humillarse, pidiendo limosna de casa en casa, pidiendo por amor a los pobres, pero su familia (una vez más) se lo impidió. Esta nueva vida le trajo la incomprensión, las críticas y burlas de sus parientes, la sociedad y la misma Iglesia, que la veían como excéntrica y no conforme a su estado de casada y rica.


Sepulcro de la Beata
Al enviudar tomó el Hábito de Penitencia de la Tercera Orden dominica, y tuvo más libertad para sus obras piadosas, que si bien le atraían el desprecio de los ricos, le atraían el amor y el agradecimiento de los pobres. Padeció grandes tentaciones y fuertes enfermedades, que sufría pacientemente, auxiliada por la oración. En el momento de su muerte (1361), se durmió plácidamente, sin agonía. El cuerpo fue llevado, entre una multitud, a la iglesia de Santa María Novella, donde permaneció expuesto, siendo venerado durante todo un mes, sin mostrar signos de corrupción y donde fue finalmente enterrado. El culto se mantuvo en dicha iglesia, de forma extraoficial, pero en aumento y focalizado en torno a su tumba. Sólo en el siglo XIX, en 1824, León XII accedió a oficializar el culto, concediendo oficio a toda la Orden y a la diócesis de Florencia.

miércoles, 27 de febrero de 2013

San Baldomero para el cerrajero

San Baldomero. Savigny
Pregunta: Hola buenas noches. te escribo desde la República Argentina. ¡¡ FELICITACIONES!! por tan hermoso blog! Hoy lo he descubierto y ha llenado mi día realmente. Mi hijo (...) inaugura su negocio de Cerrajería. Hace ya algún tiempo que estoy buscando quien es el Santo Patrono de los cerrajeros. Encontré en un lugar que es San Pedro, dicen que por las llaves que porta. Pero no encuentro por ningún lado, ni las oraciones, ni la Novena a San Pedro, si realmente fuera este el Santo Patrono. Tampoco puedo hallar la Novena al Jesús de la Buena Esperanza. Si conoces estas oraciones y estas novenas, ¿tendrías la gentileza de enviármelas? Mil gracias. Un saludo afectuoso desde mi bella Argentina.

Respuesta: Hola! Gracias por tus amables palabras y elogios al blog, solo hago lo que buenamente puedo. Tengo que disculparme por la demora, pero la pregunta había ido a parar al spam, no sé por qué, y recién acabo de verla. Y te respondo, con el deseo de que el negocio vaya bien. Como dices, aunque San Pedro y otros santos que veremos al final, también son patronos de cerrajeros, por las llaves; el tradicional patrono de los artesanos de las llaves es:

San Baldomero de Lyon, monje subdiácono. 27 de febrero y 8 de diciembre (traslación a Savigny).
Vivió en el siglo VII, en la ciudad francesa de Lyon, donde tenía el oficio de herrero y cerrajero. Desde joven había hecho un voto de castidad, nunca se casó y consideraba a los pobres y mendigos como sus hijos propios, llegando incluso a vender sus propias herramientas más de una vez, para socorrer a los más pobres. Era muy querido y respetado, por su caridad y vida piadosa. En una ocasión, mientras oraba en la iglesia del monasterio de San Justo, lo vio el abad San Vivencio (12 de julio), y quedó prendado de su modestia e impresionado, vio salir de él unos resplandores. Habló con él y notando su santidad y grado de vida espiritual, le propuso entrara al monasterio como monje. Así pasó, entró al monasterio donde profesó y fue ordenado subdiácono. Vivió una vida piadosa en el monasterio, ejerciendo el mismo oficio que había desempeñado fuera, hasta el 24 de febrero de 630 o 650, día de su muerte (por mala calidad de los documentos, no se precisa el año).



San Baldomero.
Ilustración moderna
Aunque esto es sólo lo que se conoce de él, la devoción ha sido constante, gracias  a la cantidad de milagros que ocurrieron en su tumba. El Acta Sanctorum pone que desde el mismo siglo VII, su nombre aparece inscrito en los martirologios y sus reliquias fueron veneradas sin interrupción hasta el siglo XVI, en que los protestantes las profanaron y desaparecieron, salvo un brazo que con anterioridad había sido trasladado a la iglesia a él dedicada en el Loira; así como otras reliquias que anteriormente habían sido trasladadas solemnemente al monasterio de Savigny.

Según el "Gran Libro de los Santos" de Jacques Baudoin, también se le conoce como San Galmier o San Gaumier. Es el patrón de Lyon, de los cerrajeros y herreros. Sus atributos típicos son las vestimentas monacales, el yunque, martillo, tenazas y unas llaves.

En cuanto a las oraciones que me pides, aquí puedes hallar algunas: www.devocionario.com. El tema de las oraciones, salvo excepciones, no lo trato aquí, puesto que no es un blog devocional ni piadoso. Y coo dije antes, veamos otros santos con llaves:
 

San Benno de Meisen: Para evitar que el emperador excomulgado entrara a su catedral, lanzó las llaves al Elba. Un tiempo más tarde, un pez se las devolvió. 16 de junio.

Santa Lioba de St-Petersberg: Era sacristana de su monasterio y perdió las llaves del coro, por lo que las monjas no podían entrar a orar. Antes del amanecer, un zorro llegó hasta ella y se las trajo. A decir de Tetta, la abadesa, había sido el demonio el ladrón.  23 y 28 (traslación de las reliquias) de septiembre.

San Servacio de Tongres
San Servacio de Tongres: En su iconografía presenta siempre una llave porque, según la leyenda, el mismo San Pedro se le apareció y le dio una llave de plata, símbolo de autoridad, pero en realidad es una de las “clavis confesionis”, llaves que los papas solían dar a como premio a obispos o reyes, en las cuales había limaduras de las supuestas cadenas de San Pedro. 13 de mayo.

San Egwing de Worcester: Por ciertos pecados de juventud, se puso unos grilletes por penitencia y arrojó las llaves a un río. Yendo a Roma, un pez fue pescado en el Tíber y tenía dentro las llaves. 11 de enero.

San Maurilio de Angers: lanzó las llaves de la Catedral al río cuando huyó de la ciudad y, habiendo pescado un pez, las encontró dentro, por lo que volvió a su diócesis. 13 de septiembre.

San Lolan: era guardián de la basílica de San Pedro de Roma y una noche se fue a Escocia a predicar. Misteriosamente, las puertas de San Pedro no se abrieron a los canónigos, que oyeron una voz que dijo: “sólo el que cerró esta puerta, la podrá abrir”. Enviaron un diácono y un subdiácono que alcanzaron a Lolan. Este, al saber lo sucedido, se cortó la mano derecha, donde pusieron la llave y la basílica se abrió. 22 de septiembre.


San Humberto: San Pedro mismo se le apareció al santo en su primera misa y le dio una llave de oro. En realidad es otra “clavis confesionis”, en este caso perdida. 3 de noviembre.


RECUERDA:

PUEDES DESCARGAR MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

martes, 26 de febrero de 2013

Santa Edigna de Puch y los dendritas

Santa Edigna.
Iglesia de San Sebastián.
Puch.
Pregunta: Hola. Estoy interesada en saber sobre los santos dendritas, a que se refiere esa palabra, como vivían. Costa Rica

Respuesta: Hola. El término "dendrita", viene de la palabra griega "dendron", o sea, árbol. Y se refiere a eremitas que vivían en o bajo árboles. Así como muchos ermitaños se dirigían al desierto, las cuevas, hubo quienes hacían de los árboles su ermita. Algunos se hacían una cabaña entre las ramas, otros simplemente vivían sobre ellas. Aunque los sitios preferidos por estos anacoretas eran los bosques profundos, aislados, también los había establecidos cerca de las ciudades o pueblos, y sus árboles eran punto de reunión para oir su predicación, hacer oraciones, etc. El origen de esta fascinación por los árboles hay que buscarla en épocas anteriores al cristianismo, y mucho antes aún: en el paleolítico. El árbol es fuente de vida, de medicinas, de protección, de alimento, así que eran seres mágicos y adorados por los antiguos. Y no tan antiguos, en el caso de los dendritas cristianos, después de su muerte, los árboles en los que vivieron (o supuestamente vivieron) se convierten en objeto de culto, en reliquia sagrada; en ellos se efectúan ritos medio mágicos con los que atraerse la protección del santo.


San Simón Stock: Antes de ser carmelita, vivió en un tocón de un árbol, pero en realidad es una leyenda por su apellido ("stock" = "tronco"). 16 de mayo.
San Gerlach de Houthem: Por penitencia se metió en un hueco de un árbol, donde predicaba, sanaba personas y animales. Aunque existió realmente como fundador de un monasterio, su vida es muy legendaria. 5 de enero.
Santa Brígida de Kildare: Una confusión con el sobrenombre "de Kildare" la hace viviendo bajo un árbol, cuando ya el sitio donde estableció su monasterio se llamaba así. 1 de febrero, 14 de julio (en Colonia) y 25 de enero (traslación a Lisboa).
San Andrés Zoerard: Hizo extrema penitencia en el hueco de un árbol. 17 de julio.
San Rhuadan de Lotrha: muy joven se fue de eremita a Lotrha y eligió el hueco de un árbol para vivir. Aunque era morada habitual de un feroz jabalí, este mansamente le dejó servir a Dios en aquel sitio, buscándose otro árbol para morar. De este árbol el santo obtenía una savia con la que, al aplicarla, curaba todas las enfermedades. 15 de abril.
San Antonio de Padua: Al final de sus días se retiró a descansar a una choza de paja entre las ramas de un árbol. No es un clásico dendrita, pues fue fraile mendicante, pero no podemos dejar de mencionarlo. 13 de junio.

Y la última, en la que quiero detenerme más, por ser su día:


Edigna se despierta en el carro
Santa Edigna de Puch, virgen dendrita, reclusa. 26 de febrero.

Su "vida" es lo suficientemente legendaria, como para desconfiar bastante de lo que nos ha llegado de ella. Según estas leyendas, era descendiente de una estirpe regia y santa: Hija de Enrique I, rey de los merovingios y de Ana de Kíev, hija de Iaroslav, Gran Duque de Kíev, y por tanto sobrina nieta de los Santos Boris y Gleb (24 de julio, 25 de septiembre y 2 de mayo, traslación de las reliquias), y bisnieta de San Vladimir I el Grande (15 de julio). Pero se conocen perfectamente a los hijos de Enrique y Ana: Felipe, Roberto, Hugo y Emma (a esta se ha intentado poner como que es Edigna, pero solo es aprovecharse de que se desconoce de Emma).

Pues eso, que era una princesa real y al llegar a la edad de matrimonio, pues le buscaron marido, y como no quiso, se disfrazó de labrador y escapó, en 1074. Se encontró con un campesino que llevaba un carro tirado por bueyes que consintió llevarla un tramo. Llevaba el campesino un reloj de arena, un gallo y una campana (a saber para que), y sucedió que, habiéndose dormido Edigna sobre el carro, al pasar por la aldea de Puch, el gallo cantó, la campana repicó y el reloj se detuvo milagrosamente. Se despertó Edigna, preguntó al campesino lo que sucedía y este le contó lo que había pasado con los objetos y el gallo. Lo tomó Edigna como señal del cielo y, pidiendo al campesino el reloj, el gallo y la campana, se encaminó a la aldea, junto al río Ampel. Había junto a la iglesia de San Sebastián un tilo con un hueco en el tronco, en el que se metió para no salir nunca más. Allí comenzó una vida de penitencia, oración y apostolado, consolando y aconsejando a la gente, enseñando a leer y la religión a los niños, sanando a los enfermos e intercediendo por animales y cosechas, socorriendo a los pobres. 

Árbol de Edigna.
Ponía paz en las familias, unía parejas, deshacía amoríos pecaminosos, cocía pócimas y aplicaba unguentos con un aceite "milagroso" que destilaba el tilo y que continuó manando después de su muerte, hasta que unos quisieron venderlo, y el arbol dejó de manar. Allí vivió Edigna durante 35 años, hasta que murió cerca del año 1109. Fue enterrada dentro de la iglesia parroquial, aunque el sitio de su sepultura estuvo perdido hasta 1978, en que fueron encontradas las reliquias en unas reformas dentro de la iglesia.

Se le invoca contra todo tipo de enfermedades de personas y animales, En la región es patrona para hallar objetos y ganado perdido, a la hora de la muerte, de los jueces y procesados injustamente. Su devoción aún es firme y el árbol donde vivió, recibe muchas visitas y exvotos de los fieles. Una supuesta mano suya se venera en la iglesia de St. Edigna de Hofdorf. Algunos historiadores han afirmado que se trata en realidad de una antigua druida pagana, cuya memoria se guardaría en la zona, a pesar de la fe cristiana. Al ver la Iglesia la veneración de los lugareños al árbol, habría cristianizado a la antigua druida, haciéndola una virgen reclusa. A saber.

sábado, 23 de febrero de 2013

Santa Marta, la de Astorga

Santos Marta, Justo y Pastor.
Retablo Mayor, Catedral de Astorga
Pregunta: Hola. Estoy muy interesada en saber algo de la biografía de Santa Marta, de Astorga (León). He consultado todo el santoral y solamente hace referencia a Santa Marta de Betania, la cual no es la misma que la patrona de Astorga. Era la madre de los santos Justo y Pastor.

Respuesta: Aquí te escribo un texto que extraigo del "Diccionario de los Santos" de C. Leonardi, A. Riccardi y G. Ziarri, sobre la figura de Santa Marta de Astorga y su culto.


Santa Marta de Astorga, virgen y mártir. 23 de febrero y primer domingo de agosto.
La tradición dice que era hija de la ciudad de Astorga y hermana de San Vidal, legionario (no confundir con San Vital o Vidal de Rávena!), padre de los Santos Justo y Pastor (6, 9 y 25 de agosto), por tanto, Marta era su tía, no su madre. Lo que se conoce de su vida y martirio son unas actas muy convencionales, parecidas a las de otros mártires. Bajo el emperador Decio (siglo III), los cristianos fueron obligados a apostatar de la fe y sacrificar a los dioses del Imperio. Marta fue denunciada ante el gobernador Paterno como cristiana y fue apresada e inducida con promesas y luego con amenazas (lo del poli bueno y el poli malo es una estratagema vieja) a renunciar a su fe. Marta se negó y el juez Paterno mandó atormentarla con diversos tormentos que se leen en otras “vitaes” de santos: 

Santa Marta
que se venera en Tera
Fue suspendida en el ecúleo (cruz en aspa) y le rasgaron las carnes con cadenas y garfios punzantes, luego cubrieron de sal las heridas (esto, además de ser dolorosísimo, curaba la herida para impedir que el reo muriera y poder proseguir los castigos). Fue abandonada en el calabozo donde recibió consuelos de Cristo. De nuevo intentaron convencerla, en este caso con halagos, prometiéndole matrimonio con su hijo. Pero nada hizo apostatar a Marta, por lo que finalmente fue decapitada y su cuerpo arrojado a un lugar inmundo, de donde lo recogió y enterró una mujer noble de Astorga.

La verdad es que hay mucha nebulosa sobre su origen, datación y demás. En el siglo XIII, según Villanueva en su "Año Cristiano", el breviario de Astorga ponía su origen en Asia, donde si que hay constancia (según él) que estuvo Paterno luego de haber estado en Cartagena. Lo cierto es que su relación con Justo y Pastor es peregrina y dudosa, sobre todo porque en las actas de estos no se le menciona para nada. Ya hemos visto otros casos: mártires dudosos a los que se le relaciona con mártires con más certezas, o al menos de culto más sólido. El culto a Santa Marta es restringido a Astorga y cercanías, pero incluso tuvo dos monasterios dedicados a su memoria, uno de ellos en Tera, donde hubo reliquias y ya en el siglo X hay una devoción sólida y testimonios de gracias y milagros. En la ciudad de Astorga hay una parroquia donde, según la tradición, estuvo su casa. Su representación iconográfica es escasa, aparece como una mártir más, con palma y libro; y a veces acompañada de Justo y Pastor. Es Patrona de Astorga desde 1685, ratificada en 1693 y “oficializada” en 1741. Tuvo oficio liturgico propio hasta la reforma del Concilio de Trento.

viernes, 22 de febrero de 2013

De San Pedro y sus dos cátedras

San Pedro en Cátedra
Pregunta: Hola. Me puedes explicar que significa eso de la “catedra” de San Pedro?

Respuesta: Lo intentaré. Ya veremos el resultado. La palabra "cátedra" significa asiento y de ahí viene la palabra “catedral”, la iglesia donde un obispo tiene su sitial, desde el que predica (sí, el obispo en su catedral debe predicar desde allí). Pero el término va más allá del lugar físico de la silla o trono (el aspecto de trono comenzó a evitarse desde el Concilio Vaticano II) para indicar la "sede”, o sea el lugar en general desde el cual el obispo gobierna su territorio. Y más allá aún, en su sentido simbólico; la cátedra de San Pedro, cátedra del papa, obispo de Roma, no es el asiento físico, la silla, sino el vínculo que recuerda y actualiza el magisterio del sucesor de Pedro en la Iglesia.

El origen de esta celebración de la cátedra de San Pedro (o sea, la celebración del ministerio petrino en la Iglesia) se remonta al siglo IV. Lo primero que hay que decir es que el 22 de febrero se conmemoraba la cátedra de San Pedro en Antioquía, su primera sede como obispo. La cátedra romana se celebraba el 18 de enero [1], y luego fue trasladad al 22 de febrero, eliminado la memoria de la cátedra antioquena. Se fundieron ambas fiestas en una sola, llamada “La” cátedra. Se hizo, precisamente, para enfatizar el ministerio de San Pedro y el papa, su autoridad y enseñanza, más que los lugares físicos donde se desarrolló este ministerio.

El origen de elegir este día, los antiguos lo justificaban románticamente, diciendo que el 22 de febrero fue el día en que San Pedro hizo su confesión de fe en el Mesías y el Señor le confió las llaves del Reino de los cielos (Mateo 16, 13-19). Pero esto es solo una de las coincidencias forzosas gustadas por teólogos y predicadores medievales. La festividas ya aparece el martirologio romano en 354. Según Butler, este día se habría elegido en el Norte de Europa, donde el año comenzaba el 27 de febrero, para dar un nuevo sentido a algunas celebraciones paganas en las que se hacían banquetes para recordar a los fallecidos durante el año, y a los que, en efigie, se les sentaba en lugares honoríficos. También era costumbre romana esta, de acabar el año recordando a los difuntos, así que no se por qué Butler tuvo que “irse al norte” para explicarlo. 

"Y yo te digo que tú eres Pedro"
Es probable, según los Bollandistas, que los cristianos romanos, que también recordarían a sus familiares, unieran a San Pedro en esta conmemoración de los difuntos y el motivo es que San Pedro había tenido su cátedra allí. Es sabido que las comidas fúnebres duraron en el cristianismo se realizaron en las catacumbas y permanecieron hasta bastante adentrado el siglo V o más, así que es muy probable que esta conmemoración de la "Cathedra Petri”, fuera realmente junto a una silla puesta para el difunto al que se honraba. Y así, una celebración familiar pasara a una celebración comunitaria y litúrgica en torno a San Pedro.

Con el tiempo y el afianzamiento del papado, la sede petrina no solo fue por el magisterio, sino que un sitio físico y tangible: el trono ocupado por el papa recubría la misma silla que había usado San Pedro (¿tal vez la silla que podría haber sido utilizada en las celebraciones antes descrita?, quien sabe, ¿no?) Lo que está claro es que allí, en el Vaticano, lo que hay es un trono que Carlos el Calvo, nieto de San Carlomagno (28 de enero y 29 de diciembre, traslación de las reliquias) regaló a Juan VIII en 875 y que se superpuso sobre la existente, no de San Pedro, ciertamente, sino del siglo VI. Más que la autenticidad, lo que importaba era el mensaje simbólico que trasmitía. Por eso siempre se le rodeó de veneración y belleza. 

La fiesta fue extendida a toda la iglesia en 1558 por Pablo IV. Especial relevancia alcanza hoy (día de la publicación de este artículo) esta festividad, luego de la renuncia del actual Santo Padre a la cátedra de San Pedro, lo que realza la humildad de quien se sienta en ella, y la realidad espiritual de la sede petrina.


A 22 de febrero además se celebra al Beato Mahomey Muley Abdalá, religioso mercedario.



[1] En esta misa, de Rito Doble, lo que hoy sería fiesta, se incluía una conmemoración de San Pablo, luego de la oración colecta. Así, ni en la festividad del ministerio petrino, se olvidaba a su compañero.

jueves, 21 de febrero de 2013

San Pedro Damiani, reformador de la Iglesia

Seguimos reciclando preguntas viejas. 
Esta de febrero de 2009, corregida y aumentada.

Ilustración de "El Santo de cada día". Editorial Edelvives. 

Pregunta: San Pedro Damiani ¿qué Papa lo canonizó? ¿En qué época política vivió? España.

Respuesta: Pues mira, vivió en una época convulsa (1007-1072) tanto política como eclesiásticamente, todo unido. Es un santo muy actual en estos días en que se todos hablan de reforma de la Iglesia, más aún desde la dimisión del Santo Padre Benedicto XVI, tanto fuera como dentro de ella; pero entendiendo el término reforma como simple cambio de normas o enseñanzas morales. La reforma que le piden muchos a la Iglesia hoy en día no es la reforma necesaria, porque lo que se quiere de la Iglesia es la adecuación de esta al mundo y sus criterios, cuando, precisamente, la reforma de la Iglesia es resistir al mundo y de lo que de este le contamina. Reforma es vuelta al Evangelio y la santidad de sus miembros, y no contentar a nadie, mucho menos a sus miembros. En la época de San Pedro Damiani el mundo y los poderes querían, y lograron, la intromisión civil en la Iglesia, y la reforma tuvo que luchar contra ello. Ante eclesiásticos y seglares inmorales, la respuesta no fue, ni será, hacer legal su inmoralidad, sino condenarla, erradicarla o al menos poner los medios para ello, mediante la palabra y el ejemplo. Pero vamos al santo y a su tiempo:

San Pedro Damiani, camaldulense, cardenal y Doctor de la Iglesia. 21 y 23 de febrero (en Font-Avellano). 
Su vida la escribió su amigo y compañero San Juan de Lodi (7 de septiembre). Según este, Pedro nació en 1007 (Butler dice en 988. Lives of Saints. Tomo II), en Rávena.Muy pequeño quedó huérfano y su hermano mayor le mandó cuidar cerdos, y le humillaba constantemente. En una ocasión, encontró una moneda en la calle, en lugar de quedársela, se fue a la iglesia más cercana, dio la moneda al sacerdote para que oficiara una misa por sus padres. Tal gesto de fe, llevó al cura contarle el hecho a un hermano suyo, el arcipreste de Rávena, que compadecido, se interesó por él, le sacó de la condición de porquero y le costeó los estudios. Esto llevó a Pedro a adoptar un segundo nombre: Damián, en agradecimiento al arcipreste, que así se llamaba [1]. Fue un estudiante brillante, en Faenza, como en Parma, tanto que a los 25 años ya era profesor en la misma universidad donde estudió. Fue un joven piadoso, humilde y castísimo. En una ocasión fue tentado por la carne de un modo tremendo, y se fue a río helado hasta el amanecer, luego comenzó a rezar todo el salterio hasta que abrieran una iglesia, donde oyó misa y quedó libre para siempre de esas tentaciones.

San Pedro Damiani
en su celda
Letras, aplausos y honores no eran lo suyo, y a pesar del porvenir que se avecinaba, en 1035 entró con los monjes camaldulenses de San Romualdo (19 de junio), en el monasterio de Font-Avellana,  Fue un religioso ejemplar, muy penitente, orante, paciente y humilde. Ya monje se dedicó al estudio de la Sagrada Escritura y los Santo Padres. De varios monasterios reclamaban su presencia para instruir a los monjes. En  1043 (1041, según Butler) fue nombrado abad. Fundó cinco eremitorios, con priores sujetos a su autoridad. Era un gran amante de la vida monástica, pero fue llamado de su soledad por San León IX (19 de abril) al servicio de la Iglesia. Son estos siglos del siglo IX al XII en los que se afianzan muchas costumbres, pensamientos teológicos, ritos litúrgicos, normas disciplinares aún hoy vigentes y que antes se practicaban, pero de manera irregular. Pedro Damiani fue un gran apoyo de los Papas contra los abusos contra y de la Iglesia, porque los combatió firmemente; por ejemplo la simonía, o sea, el comprar con dinero dádivas espirituales o cargos eclesiásticos, una costumbre que tardó en erradicarse. Luchó también contra la injerencia del poder político en los asuntos eclesiásticos. Fue a Milán, donde el amancebamiento de los sacerdotes era público, corrigió a base de predicar, sancionar y reformar las costumbres.

No fue un santo acomodado San Pedro Damiani en la Iglesia, ni adulador los Papas reinantes, y conoció a varios, casi ninguno ejemplar, como Benedicto IX, que fue papa por tres veces (la primera vez con 12 años e impuesto por el rey de Bohemia), la segunda vez reinaría por 20 días, y fue depuesto por intereses políticos y económicos, la tercera vez estuvo ocho meses, hasta que San Bartolomé de Gottaferrata (11 de noviembre) le hizo abdicar y se retiró como un simple monje solitario al monasterio de Gottaferrata.

También conoció a Dámaso II, impuesto por Enrique III de Alemania, a esta imposición contestó Pedro Damián, pero no fe escuchado. Sus dotes de predicador y sobre todo, su austeridad de vida y santidad, hicieron que Esteban IX, Nicolás II y Alejandro II, (los tres muy interesados en la reforma de la Iglesia, de las normas disciplinares, la liturgia, la vida honesta de los eclesiásticos) le llamaran a su lado para ayudarles en tamaña tarea. Por ello Esteban IX le nombró cardenal y obispo de Ostia en 1057, a lo que aceptó Pedro por obediencia y a la fuerza. Su persona fue decisiva para condenar como antipapa a Honorio II, frente a Alejandro II, en 1061. Y, para que se vea que todos los santos fallan y no son perfectos, ni mucho menos, Pedro profetizó que Honorio moriría al año siguiente, justo el aniversario de su salida del trono de San Pedro, cosa que no sucedió.

Su intensa obra reformadora, misionera y oratoria, caló en gran parte de la curia romana y de Francia, que se preparó para la reforma eclesiástica. Además su habilidad diplomática, preparó al monje Hildebrando, aunque tenían ciertas diferencias sobre el modo de la reforma de la Iglesia, para ser elegido papa al año siguiente de la muerte del mismo Pedro Damiani, con el nombre de [San ] Gregorio VII (25 de mayo), que intentó poner fin a la intromisión del emperador de Enrique IV en los asuntos eclesiásticos (aquí sucedió la famosa entrevista en Canossa, la falsa penitencia de Enrique y el sincero perdón de Gregorio), pero este asunto no quedaría solucionado sino con Calixto II (1119-1124).

Cuerpo incorrupto
de San Pedro Damiani
Escribió su libro "Libro sobre Gomorra, contra la cuádruple putrefacción de la corrupción carnal", muy duro con los eclesiásticos y nobles corrompidos por la lujuria. También escribió sobre liturgia, cánones en general, apologías de la fe ante el judaísmo, normativas para los monjes, teología sacramental, oraciones, himnos, poemas, biografías, etc. Su obra epistolar es muy intensa, ruda en el lenguaje, firme en el ideal y amorosa en el objetivo y el trato. Toda su obra se resume en su gran misión: la reforma de la Iglesia. Luego de tantas , renunció al obispado de Ostia, para retirarse a su soledad camaldulense. Desde su retiro aún escribió otras normas, tratados espirituales y devocionales. Escribió la vida de su discípulo y admirado abad del monasterio La Trinidad, Santo Domingo Loricato (14 de octubre) que recoge el "Acta Sanctorum". En 1069 el papa lo sacó de su retiro para enviarle como legado suyo al sínodo de Frankfurt, donde impidió que Enrique IV de Alemania se separara fraudulentamente de Bertha, condesa de Las Marcas, amenazándole con graves penas espirituales.

De nuevo regresó Pedro Damiani a su tranquilidad de Font-Avellana, a una vida totalmente de encierro, ayuno y penitencia perpetua. Solo salía de su celda los días de fiesta. Usaba cilicios, hacía varias cuaresmas al año, solo ingiriendo pan, agua y unas hierbas. Fiel al espíritu benedictino, trabajaba haciendo cucharas y otros utensilios de madera para el sustento del monasterio. En 1072, con 83 años, de nuevo fue sacado de su soledad, por Alejandro II para intervenir en el castigo y penitencia del ya excomulgado obispo de Rávena (este murió antes de llegar Pedro) y sus cómplices, acusados de crímenes, estafas, abusos y corruptelas; así como para poner orden en la diócesis. De regreso de esta legación, se sintió mal llegando a Faenza, fue levado al monasterio de Santa María y allí padeció durante ocho días. Murió a los maitines del 22 de febrero, día de la Cátedra de San Pedro, signo visible de la unidad de la Iglesia por la que tanto había luchado.

Fue canonizado por León XII en 1828, 756 años tras su muerte, aunque ya era venerado por la Orden Camaldulense y por varias iglesias locales. Junto a la canonización recibió el título de Doctor de la Iglesia. Es patrono contra los dolores de cabeza.




[1] Este presbítero, al final de sus días, también abandonó la vida secular y entró monje camaldulense, muriendo con fama de santidad.

lunes, 18 de febrero de 2013

San Claudio de La Colombière

 Pregunta: Te importaria poner algo de este santo? Me gustaria que se le conociera un poco mas.

Respuesta: Pues no, no me importa, y me parece bien que alguien se preocupe porque se conozcan santos tan importantes y no muy conocidos, al menos a nivel popular. Debió salir esta respuesta hace unos días, pero el día 15 lo dediqué a los santos Faustino y Jovita.


San Claudio La Colombière, presbítero jesuita. 15 de febrero.
Claudio nació en 1641, en San Sinforiano de Ozon, localidad perteneciente a Lyon. Fue hijo de Bertrand y Margarita, De sus otros cuatro hermanos, dos fueron presbíteros y una religiosa visitandina. El 25 de octubre de 1568, a los 17 años entró en la Compañía de Jesús y desde el noviciado ya participó activamente en las misiones populares llevadas a cabo por su Orden en Avignon y Lyon. Ya religioso profeso, con licencia para predicar, mostró sus dotes de oratoria y sensibilidad para acercarse a las masas, cristianas en el alma, pero un tanto distantes de la fe por causas políticas o morales. En 1666, a pesar de su juventud, fue elegido para predicar la novena de acción de gracias por la canonización de San Francisco de Sales (24 y 29 de enero) en Avignon, donde obtuvo muchas conversiones. Estudió la teología en París durante los cuatro años preceptivos, donde fue preceptor de los hijos de Colbert. Fue amante de la santa obediencia, hasta la más mínima norma, no haciendo nada sin consultar a su superior y a su confesor. Sin embargo, este voto de obediencia no le convirtió en una persona dependiente ni apocada, sino todo lo contrario: estando seguro del beneplácito divino, manifestado en sus superiores, se lanzaba con mucho ánimo en sus empresas misioneras u obras escritas. Fue ordenado sacerdote el 6 de abril de 1669.

Fue enviado a Paray le Monial en 1675, donde desarrolló una gran actividad apostólica en la universidad, colegios, la parroquia y los conventos, fundó cofradías o asociaciones piadosas y cartitativas, debatió con calvinistas, reformó monasterios y al clero. En esta ciudad conoció a Santa Margarita María de Alacoque (16 de octubre), a la que se unió en un profundo amor espiritual en Cristo. Ya sabemos que Margarita era la “confidente del Sagrado Corazón”, lo que la situó en un verdadero calvario por parte de sacerdotes, las monjas y algunos nobles, que no veían con buenos ojos esa devoción moderna al corazón carnal de Cristo (en origen la devoción hacía énfasis en el órgano de carne), ni se propagase su imagen.
Todos dudaban de ella, lo cual es lógico: los seres humanos, y la Iglesia, temen lo novedoso, lo que desconocen y puede cambiar conceptos, en devociones, la Iglesia es prudente, incluso cuando ha dado la aprobación. Tanbién hay que considerar la Francia de la época, renuente a movimientos y devociones nuevas. Reciente estaban los hechos de las cistercienses de Port-Royal, sus flirteos con el jansenismo, que finalmente desembocó en condenas de las monjas, sus seguidores y la demolición del monasterio. Claudio mismo fue un luchador constante contra el jansenismo extendido por toda Francia.

Entonces, Claudio, oyendo a Margarita, confesándola y dirigiendo su espíritu, determinó que aquello no era obra del demonio ni de la devoción de Margarita, sino que procedía verdaderamente de Dios. Ambos diseñaron la imagen (que no es la que conocemos hoy) del Corazón de Cristo y se convirtieron en apóstoles del Sagrado Corazón de Jesús: ella en el claustro y él en el púlpito. Los jesuitas recogieron este ejemplo y se hicieron fuertes propagadores de la devoción al Sagrado Corazón, pero el tema de la devoción, historia e iconografía del Corazón de Jesús merece artículos aparte, no caben aquí.

En 1676 fue enviado a Inglaterra como director espiritual de la Duquesa de Cork, católica. Fue una época difícil porque no renunció a su apostolado, lo que al final le valió la cárcel, siendo apresado el 13 de noviembre de 1678. Era totalmente prohibido predicar en la Inglaterra anglicana. Estuvo a punto de morir en la cárcel, pero el rey de Francia intercedió, fue liberado y repatriado a Francia. No se repuso de las penurias de la prisión y murió el 15 de febrero de 1682, sin llegar a ver su sueño: la festividad del Sagrado Corazón, celebrada por primera vez en Paray-le-Monial en 1686. Fue beatificado en 1929 y canonizado en 1985. Sus reliquias se veneran en esta misma iglesia, como mudo testigo del culto al Corazón de Cristo.


A 15 de febrero además se celebra a Santos Faustino y Jovita, mártires.


domingo, 17 de febrero de 2013

Santoral Servita

Aparición a los 7 santos.
La Orden de los Siervos de María fue fundada en el siglo XIII en Florencia por siete amigos, pertenecientes a una cofradía mariana, que el 15 de agosto de 1233 decidieron ser una congregación religiosa y atarse con votos en el servicio de la Virgen María. Recibieron la aprobación del Papa, que les dio la Regla de San Agustín (28 de agosto y 5 de mayo), luego de recibir una visión en que Nuestra Señora les indicaba usar un hábito negro y adoptar dicha regla. De los siete, canonizados juntos por León XIII en 1888, el que más vivió fue San Alejo Falconieri, que vio la orden muy extendida. Se dedicaron y dedican hoy, a la soledad, el retiro y la devoción a la Virgen María bajo el título de "los Dolores", viviendo en comunidad, en comunión fraterna y servicio mutuo. Trabajan, oran, comparten y anuncian el Evangelio al pueblo. La rama femenina son claustrales y algunas ramas agregadas tienen vida apostólica.

Por cierto, recuerdo que esta fue una de las primeras vidas de santos que leí, hace muchos, muchos años... y hasta hoy no he parado.

Enero:
12: San Antonio María Pucci, presbítero.
15: Beato Santiago de Villa, religioso.

Febrero:
3: Beato Joaquín de Siena, religioso.
17: Los siete Santos Fundadores de la Orden:
      San Alejo Falconieri.
      San Amadeo Amidei. (y 12 de febrero)
      San Bonayunta Manetti.
      San Bonfiglio Monaldi.
      San Hugo Uggiccione. (y 3 de mayo)
      San Manetto Dell’Antella.
      San Sostegno Sostegni. (y 3 de mayo)
19: Beata Isabel Picenardi, virgen.

Marzo:
Santísima Virgen María al pie de la cruz. (Viernes de Dolores, o el sábado siguiente, o el 18 de marzo, según el sitio).

Mayo:
4: San Peregrino Laziosi, religioso.
11: Beato Juan Benicasa de Montepulciani, presbítero.
12: Beato Franco de Siena, presbítero.
25: Beato Jacobo Felipe Bertoni, presbítero.
26: Beato Francisco Patrizi, presbítero.
30: Beato Santiago Felipe Bertoni, presbítero.

Junio:
19: Santa Juliana de Falconieri, virgen, fundadora de las monjas.
27: Beato Tomás de Orvieto, religioso.

Julio:
4: Beato Ubaldo de Borgo Sansepolcro, presbítero.
13: Santa Clelia Barbieri, virgen fundadora.


San Felipe Benicio.
Agosto:
23: San Felipe Benicio, presbítero. (y 22)
28: San Agustín, obispo (siguen su regla)
31: Beato Andrés Dotti de Borgo Sansepolcro, presbítero.

Septiembre:
1: Beata Juana Soderini de Florencia, virgen.
15: Nuestra Señora de los Dolores, Madre y Patrona de la Orden.

Octubre:
2: Beata María Guadalupe Ricart Olmos, virgen y mártir.
23: Beato Juan Ángel Porro, presbítero.

Noviembre:
16: Todos los Santos de la Orden.
17: Conmemoración de Todos los Difuntos de la Orden.

Diciembre:
10: Beato Jerónimo de “San Angelo in Vado", presbítero.
15: Beato Buenaventura de Pistoia, presbítero.

sábado, 16 de febrero de 2013

De Julianas, diablos y nombres

Vidriera francesa

Pregunta: Es un gusto encontrar este blog tan interesante e útil, para quienes estamos ávidos de conocer. Gracias por darnos la oportunidad de preguntar. Excelente iconogra´fía la de la página y explicaciones.Quisiera saber por favor cuál es la santa indicada para alguien que se llame Julyanne (Juliana), y para quien se llame Elisa, Marisol (si la hay) siendo que por ejemplo hay muchas Santas Julianas en el Santoral. Y sus oraciones. ¿Hay algún santo en especial que interceda por los endemoniados y oprimidos?... Tantas preguntas. En verdad es muy bueno y hermoso lo que hace Ramón. Muchas graciass y que Dios lo bendiga. (Comentario en "De este blog").

Respuesta: Muchas gracias por tus palabras tan elogiosas, pero solo hago lo que puedo, no más. Te respondo brevemente, aunque el tema es digno de ampliarse: Elisa es el mismo Isabel, de hecho este es una corrupción de aquel: Elisabet. Marisol es una contacción de María Soledad, por lo que la N. S de la Soledad (15 de septiembre y Viernes anterior a Ramos) sería su patrona en cuanto nombre. Y Juliana hay varias, y esto ya es tema de un artículo más amplio, que es este, con motivo de ser hoy la memoria de Santa Juliana de Nicomedia, la más antigua de las santas conocidas con este nombre. Vamos a ella, y luego con las demás: 

Santa Juliana de Nicomedia, mártir. 16 de febrero, 21 de diciembre (Iglesia Griega), 13 de debrero (martirologio pseudo-jeronimiano), 25 de febrero (traslación de las reliquias a Nápoles), 5 de marzo (traslación a Bruselas).

Las Actas, aunque ficticias, son muy antiguas, pues ya estaban escritas en 568, año la primera traslación de la que se tiene noticia, a Puzzoli. El martirologio de Usuardo (siglo IX) menciona sus reliquias en Cumae. En la leyenda Aurea del inefable Beato Santiago de la Vorágine (13 de julio) la leyenda de Juliana es aún más adornada, contribuyendo notablemente a su iconografía y fama. La passio dice que Juliana era una cristiana hermosísima, hija de un senador llamado Africano. Juliana, ya convertida y bautizada en secreto, hizo voto de virginidad. En el año 305, imperando Maximiano, fue conminada por su padre a casarse, Juliana se negó primeramente aduciendo que no se casaría con alguien a menos de que fuera prefecto de la ciudad. Para Eleusio esto fue un acicate, así que logró ser prefecto. Y hubo boda, entonces Juliana, la noche de bodas ¡que momentazo!, le dijo que no estaba dispuesta a casarse con un pagano, por lo que tenía que convertirse. El marido le dice que solo quiere humillarlo y que si cambiase de fe, el emperador le cortaría la cabeza. 

El tormento del plomo derretido
La respuesta de Juliana: "Si temes tanto al emperador terrenal, ¿cuánto más deberías temer al emperador celestial? Has como mejor te parezca, pero has de saber que te engañas". Y le dejó plantado, volviéndose a su casa, pero allí le tocó una paliza por parte de su padre, que la tomó del pelo y a rastras la devolvió a su marido.

Pero en vano: Jualiana confesó su fe con más ardor que nunca. Como suele pasar, el prefecto mudó su amor en odio y mandó la desnudasen y apaleasen. Mientras más firme aparecía Juliana, más se enfurecía Eleusio. La sometieron a varios tormentos, como colgarla de los pelos y verter plomo hirviendo sobre el cuerpo. Al no lograr nada, la metió en la cárcel, y aquí viene el principal aporte de nuestro querido dominico: Estando en la cárcel, se le presenta el demonio con apariencia de ángel. El diálogo no tiene desperdicio:
Demonio: "Juliana, soy enviado de Dios que para convencerte de que sacrifiques a los ídolos. No pretendas continuar sufriendo dolor, ya has padecido bastante. Esto debe terminar".
Juliana (llorando y orando): "Señor Dios, no permitas que me pierda. Deja claro quien es el que me da este consejo".
Entonces una voz del cielo ordenó al "mensajero" revelar su identidad.
Demonio: "Yo soy un demonio. Mi padre me ha enviado aquí para decirte que estás en el camino equivocado".
Juliana: "¿Quién es tu padre?"
Demonio: "Es Belcebú. Él nos envía a todas partes para llevar a cabo malas acciones. Para mi desgracia he sido enviado aquí, pues no te puedo convencer". Y aquí viene una larga disertación del diablo de como posee a los cristianos que no oran bien, no atienden los sermones ni siguen las enseñanzas de los pastores de la Iglesia. Todo muy sospechosamente instructivo.

Icono moderno
Entonces Juliana tomó al diablo, lo lanzó al suelo y comenzó a golpearlo con las mismas cadenas que antes llevaba ella. Mientras el demonio gritaba: "¡Oh, poderosa Juliana, ten compasión de mí!". En ese momento el juez mandó llamar a Juliana y esta se encaminó a ser juzgada con el diablo atado cual perrito. Muy parecido se lee en la leyenda de Santa Margarita de Antioquía (20 de julio), salvo que allí es un dragón. El diablo le suplicaba: "Juliana, ten compasión, no me hagas aparecer tan ridículamente ante la gente. así nunca tendrán miedo de mi y no podré poseer a nadie. ¿No dicen acaso que los cristianos son compasivos? Pues en ti no he hallado compasión alguna". Pero alguna halló realmente, pues Juliana finalmente lo dejó libre tras arrastrarlo a una letrina y lanzarlo allí. Juliana llegó ante el juez, que la condenó a padecer el tormento de la rueda, pero un ángel la rompió y le sanó de las heridas, como mismo se lee de Santa Catalina de Alejandría (25 de noviembre). También padeció el potro, que la descoyuntó. Luego la mandó meter en un caldero de plomo hirviendo, lo cual fue para Juliana como un baño relajante. Finalmente fue decapitada, no sin antes ver de nuevo al mismo diablo en forma de muchacho, que gritaba pidiendo más tormentos para ella, pero con solo mirarlo, se escondió rápidamente, redordando la paliza que le había dado la santa. Todos los que vieron estos prodigios, 500 hombres y 130 mujeres, se convirtieron y fueron martirizados, su memoria es el mismo 16 de febrero, como los Mártires de Nicomedia. El último prodigio fue la muerte del Eulosio y 34 hombres suyos en una tormenta marina, además de ahogarse, los cuerpos fueron comidos por las aves y las fieras en la playa.

Supuesta tumba en
Santillana
Sus supuestas reliquias, como apuntaba al inicio, han recorrido varios sitios, se han dispersado. Reclaman tener su cuerpo o trozos del mismo, lugares tan diferentes como España, Portugal, Alemania, Francia o Bélgica. El Acta Santorum trae varias de estas traslaciones, demostrando que siempre se trata de cuerpos y, por tanto, personas diferentes, sin determinar cual podría ser la verdadera mártir nicomediense. En Hal, El Tirol, se venera una cabeza, y en Notre Dame de Sablon, Bruselas, hubo un cuerpo casi completo. Las reliquias más conocidas, tal vez, sean las españolas, en Santillana del Mar, Cantabria. Allí hay una supuesta sepultura (es una tumba muy posterior a la santa, por supuesto), mientras las reliquias se guardan en un relicario del siglo XV

Es patrona en los partos, los vidrieros y emplomadores. Contra las tentaciones, la muerte inesperada y las infecciones. Y, como preguntabas, es evidente que es patrona de los endemoniados, los tentados y oprimidos. 


A 16 de febrero además se celebra a San Pánfilo de Cesarea, presbítero y mártir.

Y vista esta Juliana, vamos a otras del mismo nombre.

Santa Juliana
de Lazarevo
Santa Juliana (o Julia en algunos martirologios): mártir con Víctor, Marino, Perpetua y otros 74 mártires de África. 2 de febrero.
Santa Juliana (o Juliano, hay dudas): mártir con Pastor, Victorino (o Víctor), Saturnino, Dola y otros 4 mártires de Nicomedia. 29 de marzo.
Santa Juliana: mártir con los santos Misuriano, Publia, Quintilo, Víctor, Publiano, Festo, Félix, Bonoso, Proceso, Veneria, Marina, Fortunata, Tecusa, Gadites, Segunda, Epictula, Vicente, Rogato, Primo, Aurelio, Hilario, Perpetua y otros 24 mártires de África. 27 de enero.
Santa Juliana de Amisus: mártir con Claudia, Eufrasia, Matrona, Alejandra, Eufemia, Teodosia, Derfuta y una más, sin nombre. 20 de marzo.
Santa Juliana de Florencia, viuda. 7 de febrero.
Santa Juliana de Lazarevo, laica. 2 de enero.
Santa Juliana de Mataró: mártir con Semproniana. 27 de julio.
Santa Juliana de Mont-Cornillon, virgen: A su influencia se debe la institución del Corpus Christi. 7 de agosto.
Santa Juliana de Nicomedia, virgen y mártir: Sólo aparece mencionada en las Actas de Santa Bárbara, como compañera de esta en el martirio. 4 de diciembre.
Santa Juliana
de Mont-Cornillon
Santa Juliana de Norwich, virgen mística, emparedada. 13 de mayo.
Santa Juliana de Pavilly, abadesa benedictina. Sucedió a la abadesa Beata Benedicta (11 de noviembre) como abadesa. 11 de octubre.
Santa Juliana de Roma, mártir. No se sabe nada suyo, pero aparece en varias ocasiones y martirologios. El “Depositio Martyrum” la pone junto a Crescenciano y Memmia, como compañeros de los célebres mártires Ciriaco, Largo y Esmaragdo (en listas y escritos más tardíos el grupo se agranda hasta veinticuatro nombres). También aparece con Crescenciano y Memmia en las actas de San Antimio (11 de mayo). El martirologio pseudo-jeronimiano pone la conmemoración de la sepultura de Juliana y Memmia en la Via Ostiense el 8 de agosto, pero Arturo de Monstier, y el Menologio de las Vírgenes, lo hacen el 15 de noviembre. 8 de agosto, 11 de mayo y 15 de noviembre. 
Santa Juliana de Stribylum: mártir con León. Son totalmente desconocidos, solo son mencionados en algún martirologio. Para colmo, algunos la identifican con la homónima de Tolemaida. 18 de agosto.
Santa Juliana de Tarso: mártir con Cirenia. Fueron quemadas, en la persecución de Galerio. 1 de noviembre.
Santa Juliana de Tolemaida: mártir con su hermano Pablo. Los recogen los menologios griegos, el Romano y el Gelasiano. No parecen tener constancia histórica y son más bien una leyenda. 4 de marzo y 17 de agosto.
Beata Juliana
de Collalto
Santa Juliana de Turín, viuda: Poco se sabe de ella, la verdad. Salvo que era piadosa y enterraba los cuerpos de los mártires, según las actas de Santos Octavio, Adventorio y Solutor (20 de enero, Turín; 20 de noviembre, traslación de las reliquias, y 22 de septiembre), hacía la caridad y ayudó a construir iglesias. Su memoria se celebra en el monasterio dedicado a estos santos, donde fue sepultada ella misma. 13 de febrero.
Santa Juliana de Wjasma, noble y mártir. Fue asesinada con un hacha por el mismo que antes había matado a su marido, la causa fue que no quiso contraer matrimonio con él. Su memoria solo es celebrada en las Iglesias Orientales. 21 de diciembre.
Santa Juliana Falconeri, virgen fundadora: Sobrina de San Alejo Falconieri (17 de febrero). Fundó la rama femenina de los Servitas. 19 de junio.
Santa Juliana, virgen y mártir: Es un corposanto venerado en Verona, Italia. 16 de febrero.
Santa Juliana, virgen y mártir: Otro corposanto venerado en Bononia, Italia. 16 de febrero. 
Santa Juliana, virgen y mártir: Se venera en la catedral de Osnabruck como una de las vírgenes mártires de Santa Úrsula (21 de octubre); tuvo oficio propio con categoría de Segunda Clase (fiesta). 16 de febrero y 21 de octubre. Como compañeras de Santa Úrsula se conocen, al menos 9 de nombre Juliana, recordadas el 21 de octubre u otros días.
Beata Juliana de Collalto, abadesa benedictina: Patrona contra la migraña. 1 de septiembre.
Beata Juliana de Innsbruck, viuda. 3 de agosto y 17 de diciembre.
Beata Juliana Puricelli de Busto Arsizio: fundadora con Santa Catalina Palanzza (6 de abril). 15 de agosto y 27 de abril.
 
Y otras más que habrá por esos mundos de Dios.

viernes, 15 de febrero de 2013

¿San o Santa Jovita?

La Virgen entre Faustino y Jovita.
Pregunta: Porque lo de su nombre jovita si era un hombre.

Respuesta: Aunque la consulta está un poco dificil de leer, por la redacción (no cambio las preguntas, salvo eliminar los nombres) creo entender que la pregunta es porque San Jovita se llama así, si era hombre. La respuesta, sencilla: Jovita es nombre de varón, aunque con el tiempo haya pasado a ser nombre femenino. Algo jodido llamarse Jovita, siendo varón, pero que le vamos a hacer. Otros se llaman Usmail o Yolixander. Y aquí va la historia:

Santos Faustino, presbítero; y Jovita, diácono; mártires de Brescia. 15 de febrero.
Estos santos han traído de cabeza a más de un crítico de las vidas de santos, por las pocas referencias fiables que se tienen, a pesar de tener un culto bastante venerable por su antiguedad. Aunque casi todos coinciden en hacerlos mártires de Brescia, el martirologio pseudo-jeronimianno los pone padeciendo ¡en Inglaterra! Para más inri, Usuardo especuló que Jovita sería una virgen mártir, pues igual que quien pregunta el nombre le chirriaba para hombre. Otros lo han tenido claro y no se han andado con tonterías y le han rebautizado como Jovino. El Acta Sanctorum recoge tres versiones, ninguna original, de las legendarias Actas.

Estas dicen que ambos vivieron en el siglo II y eran hermanos. Las tradiciones de Brescia los quiere soldados, aunque las "vitae" no dicen nada de esto. Por eso muchas veces aparecen vestidos de militares. Al conocer el cristianismo, fueron bautizados por el obispo de Brescia, San Apolonio (7 de julio), y él mismo les concedería las órdenes del presbiterado y el diaconado. Ambos comenzaron a ayudar al obispo en las tareas de predicar, la caridad, etc. Las actas nos hablan de conversiones y bautismos a miles, como quien esparce la semilla desde un avión sobre el campo. Llegó el tiempo de la persecusión del emperador Adriano y ambos hermanos continuaron su apostolado, mientras mantenían seguro a Apolonio, para que pudiera continuar dirigiendo la comunidad local

Faustino y Jovita entre las fieras.
Santo de cada día.
Editorial Edelvives.

Fueron denunciados por un nobla pagano, llamado Julián. Apresados y llevados ante una estatua de oro para que le hicieran reverencia, lo que hicieron fue ennegrecerla como el hollín y reducirla a cenizas con sus oraciones. Fueron arrojados a cuatro leones, leopardos y osos, que no sólo no les hicieron daño sino que se acercaron mansamente a sus pies. Luego fueron sometidos a diversos tormentos para que renegaran de la fe: plomo hirviendo por los oídos, quemados los costados con hierros candentes, lanzados al agua y salvados por un ángel, etc. Las Actas narran un fabuloso viaje martirial entre las ciudades de Roma, Nápoles, Milán, donde iban haciendo más y más discípulos y convertidos a la fe. Solo en el Puente Milvio, Roma, habrían bautizado a 73200 personas.

Finalmente fueron devueltos a Roma, donde los entrevistó el emperador, que estaba de paso, el cual, al comprobar su entereza, mandó fueran degollados (decapitados, dicen otras versiones) en las afueras de Brescia. Esta valentía y firmeza en la fe, hizo convertir a San Calocero (18 de abril) oficial de la corte del emperador. Mientras unas versiones dicen que se convirtió al ver las fieras mansas, otras ponen su conversión al morir Faustino y Jovita. Sus actas tambien son ficticias e igualmente le ponen predicando y sufriendo por media región italiana, incluso predicó a San Segundo de Asti (30 de marzo y primer martes de mayo), para también morir decapitado y ser arrojado al mar en Albenga, Liguria. Otros convertidos serían San Inocencio de Tortona (17 de abril) y Santa Afra de Brescia (24 de mayo). 

Varía el año de su martirio, unos lo ponen a 118, otros a 123. 
San Jovita
de Carcaboso.
El Acta Sanctorum lo determina no antes del año 120. Sus cuerpos se conservaron en la iglesia de Santa Afra hasta el siglo IX en que fueron trasladados a la iglesia de San Faustino el Mayor, que es templo dedicado a San Faustino de Brescia (15, 16 y 27 de febrero), obispo, y que algunos piensan que es a nuestro Faustino. Aunque hay reliquias dispersas por toda la península itálica, algunas insignes como las de Verona o Bolonia. Otras de importancia son las que están en la escolanía benedictina de Husenbeth, Bremen. Su culto se extendió por Italia, Alemania, España (Jovita es patrono de Carcaboso, Caceres) y otras naciones. Entre sus milagros más célebres está la liberación de Brescia, asediada por Picinino, en 1438, en cuya batalla final aparecieron ambos santos sobre caballos blancos protegiendo la ciudad, milagro que también se dice de los Santos Marcelino y Pedro (2 de junio), que aparecieron en la batalla de Cremona, en 1213, o de San Andrés Corsini (9 de enero; 4 de febrero, traslación de las reliquias, y segundo domingo de junio en Florencia), en la batalla de Anghiari.

La historicidad de Santos Faustino y Jovita cuenta con su principal inconveniente en que San Filastrio de Brescia (18 de julio), en el siglo IV, no habla de ellos en sus escritos en que toca la historia de la ciudad. Tampoco lo hace San Gaudencio (25 de octubre), en su "vida de Filastrio" a pesar que narra igualmente sobre el culto a los santos y reliquias en la ciudad. Pero, por otro lado, el que tantos mártires locales (Afra, Calocero, Inocencio, Calimero) hayan sido añadidos a la leyenda de Faustino y Jovita, como forma de darles importancia, manifiesta que realmente estos últimos eran lo suficientemente venerados como para ello. Junto a Santa Afra son los patronos de Brescia..


A 15 de febrero además se celebra a San Claudio de la Colombiere, presbítero jesuita.


NOVEDAD

MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

YA ESTÁ DISPONIBLE.