Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

miércoles, 4 de abril de 2012

Jueves Santo: Sí a la Reserva, no al Monumento

Pregunta: Ramón, tu tema como siempre SUPER interesante y muy esclarecedor. Podría molestarte y pedirte que, cuando tengas un chance y sobre todo sin presiones, escribas uno sobre los monumentos y si quieres le incluyes tus consideraciones estéticas y todo. Pero este sobre los detalles liturgicos de Semana Santa, GENIAL!!!!!!. Cuba

Respuesta: Gracias, querida y lejana amiga. Intentaré hacerlo, a sabiendas que lo que escribiré no gustará a 90 % de lectores, pero eso es algo consustancial a este blog. Y vamos al tema:

Una de las características de nuestra liturgia de estos días de Semana Santa es el cambio constante, drástico podríamos decir, de los aspectos exteriores del culto. El Domingo de Ramos se empieza con alegría y se termina con tristeza, se procesiona y se adorna, hasta el alma, con palmas. El Jueves aparecen las flores, y el "Gloria in Excelsis" trasmite júbilo. Viviremos la austeridad y la dureza de las oraciones, los signos y textos del Viernes. Y, finalmente, el Sábado Santo vuelven las flores, la luz, los signos de alegría y estalla el canto del "Alleluia" (dos veces en la misma celebración), callado desde 43 días atrás.

Pero aún falta para el sábado, así quedémonos en el Jueves Santo y el llamado "monumento". El año pasado toqué el tema y motivó la pregunta (sí, es del año pasado...) que ahora intentaré responder. El Jueves Santo, después de celebrar el Memorial de la Cena del Señor, inaugurando la Pascua que es el mismo Cristo, la Iglesia reserva el Sacramento celebrado, para comulgar al día siguiente, Viernes Santo, el único día del año en que no puede celebrarse la Eucaristía. Este es el origen y el sentido práctico de dicha reserva. Por la grandeza de lo celebrado, no conviene que simplemente se saque de la iglesia a la sacristía (aunque también se hace, por otras razones prácticas), sino que se reserve con cierta solemnidad.

La costumbre de hacer ratos de adoración y acompañar al Señor, si bien es estupenda, no es la intención del "monumento" (es que es casi imposible llamarle de otro modo, por lo arraigado que está), sino como dije antes, la reserva, para la comunión del Viernes y, claro, para llevar a los enfermos. Podríamos decir que se adora al Santísimo porque ha sido reservado allí, pero no ha sido reservado para ser adorado, sino para ser comido al día siguiente. Es por eso que ¡noticia! solo tiene sentido esta reserva solemne si al otro día se realizarán los Oficios de la Pasión. Si no será así, se reserva sin solemnidad ninguna, en la sacristía o capilla privada.

Litografía devota del siglo XX
que muestra la piedad
del sepulcro-reserva.
A este sitio donde se hace la reserva, es lo que se le llama "monumento", aunque hoy se prefiere no se le llame así, para evitar la referencia al sepulcro. Y es que, precisamente, una idea extendida entre los fieles durante tiempo, es que ese traslado era acompañar a Cristo en su pasión y muerte. El origen podríamos hallarlo en Jerusalén, donde el Jueves Santo, después de acabado el oficio, el celebrante reserva el Santísimo en el Santo Sepulcro. El "Directorio sobre la Piedad popular y la Liturgia" deja bien claro que:

"[en] el lugar de la reserva hay que evitar el término "sepulcro" ("monumento"), y en su disposición no se le debe dar la forma de una sepultura; el sagrario NO puede tener la forma de un sepulcro o urna funeraria". 
Y sin embargo, los sagrarios que hay en las iglesias para el monumento, tienen precisamente esta forma. Esta reserva propicia la adoración que, no obstante, luego de la medianoche debe hacerse sin solemnidad, y sin cirios, dejando solamente una luz para indicar la presencia sacramental, al uso común de la Iglesia. Es decir, que la costumbre de dejar la iglesia abierta, para la adoración nocturna, aunque no es mala, tampoco es necesaria ni obligatoria, porque esta reserva NO se hace para acompañar al Señor, ni en su "oración del huerto", como suele decirse a veces, ni en su pasión ni, mucho menos, en el sepulcro (1).

Y ¿como ha de ser el "monumento"?
Pues como generalmente no es: Sencillo, austero y digno. Bastará una plataforma sólida, cubierta con un mantel blanco, sobre la se coloque un sagrario, para guardar un copón lo suficientemente grande como para contener las especies sacramentales que se consumirán el viernes en el Oficio y se llevarán el Sábado Santo a los enfermos. De no ser así, o por masiva afluencia de fieles, se consagrará en otro copón que será guardado discretamente luego de la comunión de la misa del Jueves, en un sitio adecuado. El adorno, sencillo y bello: flores en adecuada cantidad y cirios. Ni cruces, ni imágenes, ni accesorios, ni telas, ni carteles. No vale el copón expuesto sin más en el manifestador. Mucho menos la custodia.

Monumento en la Habana. Años 40
Antiguamente solían ser verdaderos artificios de escalinatas, pasarelas, cirios, bombillas, flores, fuentes, cortinajes, ángeles, arcángeles y querubines... Tanto que parecían más automonumentos a quien lo realizaba, que un "lugar para la reserva" (¡este es el nombre adecuado!). Menuda reserva, en la que destaca más lo accesorio que lo principal. Tampoco conviene que tenga aspecto de altar o retablo, porque no lo es. No por gusto visitar monumentos era también un ejercicio a la admiración, y de competencia y rivalidad, P. Ej: "a ver si en tal iglesia lo pusieron mejor que la nuestra".

Hoy en día los hay que parecen rastros, en los que se acumulan cachivaches diversos. Sillas, toallas, jofainas, panes, cestos, espigas, palmas, ect., que solo distraen la atención. Otros aparecen inundados de carteles con frases bíblicas, tanto que parecen hojas parroquiales. Buscando imágenes para ilustrar lo que digo, lo he confirmado. Estos son monumentos a la fantasía y al deseo propio de inventar cada vez más. Ya sé que son signos externos que recuerdan lo celebrado. Y ese es, precisamente el problema: los signos sobran ante el Único Signo que debe mirarse: El Sacramento. Y más aún, cuando estamos ante una reserva. Más solemne, pero reserva al fin y al cabo. 

Y con todo esto, peores son aquellos en que lo han resuelto con una mesa con un mantel, y unas flores en un bote de mermelada vacío. O aquellos que muestran "elementos de nuestra idiosincracia" (porque hasta lo justifican), como si de una muestra de artesanía local se tratara. Parece que se tratara de un juego "adivina donde está el Sacramento". Y si no, mirar la imagen de la izquierda...

No me valen los pretextos de "no entiendes nuestra cultura", o "ponen buenas intenciones". Para expresiones culturales hay otros momentos y lugares. Y la intención no basta, con "buenas intenciones" se crucificó al Señor. La liturgia, aún con rasgos culturales locales, ya tiene todo el simbolismo necesario para entender lo que hay que entender. Estas recreaciones que buscan que uno se cuestione, o ante las que hay que hacer un análisis de que rayos han querido decir (y aún te miran de medio lado si preguntas, como si tuviera uno un scanner de payasadas en la vista). Y esta última imagen es todo un misterio ¿alguien sabe decirme que han querido decir al colgar un alba y una casulla en una percha, y coronarlo con una imagen de la Inmaculada (horror!), aparte de parecer un cura robocop?
 

Ejemplos sobran y para terminar digámoslo de nuevo, más alto, pero no más claro: Estos son monumentos a uno mismo.

_____________________________________________________________________________ 
(1) Fijaos hasta donde caló esta unión entre reserva y sepultura, que un ejercicio piadoso ante el Sacramento son las Cuarenta Horas, que no son más que aquellas que pasó el Señor en la sepultura, según se cree piadosamente. 


MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

YA ESTÁ DISPONIBLE.


18 comentarios:

  1. Muy interesante Ramón la verdad not enía idea al respecto de todo esto, y e visto que en jueves santos como bien dices en muchos templos se esmeran por hacer la reservas y al menos en algunos estados de México la famosa visita de las siete casas consiste en visitar los "monumentos" que ponen en siete iglesias,

    ResponderEliminar
  2. Me gusto, la explicacion... Cuando tengan oportunidad en St. Peter the loop en chicago.. Lo hacen segun mi enteder como debe de ser....

    ResponderEliminar
  3. Gracias, "anónimo", por gustarte el artículo. Solo hago lo que puedo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ramon! A veces los mismos sacerdotes, "conocedores" de las rubricas, son los autores de estas obras de arte, o delegan en algun-a artista parroquial para ello. Creo que no debemos caer en la simplicidad luterana ni en el lujo exagerado, aunque al fin, si, es para la reserva, pero la reserva del Dios Sacramentado. Otra, las 40 horas me gustan y me ayudan espiritualmente.
    Abrazo calido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mikhail por tus comentarios. Me alegra te guste el blog, y espero tus comentarios siempre. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Jose marquez xvi-xvii@hotmail.com18 de enero de 2013, 7:24

    Lo siento, no pude contener ver esta parte de lo que se escribe sobre el monumento, como le llaman, y no "escribir algo" pero, ahí está en realidad el cuerpo de cristo y el trono de Dios,; Dios vive en todos lados, pero el hombre es corto de vista, y los niños al ser instruidos aprenden que ahí está Dios; sea ó no sea monumento, representa lo que el hombre no ve, y es la gloria de Dios; es cierto, el jueves, el viernes y el sábado santos, debería estar tapado con un velo, de color púrpura, simbolo de luto, por nuestro señor que(como en el evangelio apócrifo de Nicodemus y que el Credo de Nicea apuntan)se encontraba en esos momentos liberando a los cautivos en el seno de Abraham; pero ese monumento, debe ser en los trecientos sesenta y dos días consecutivos, lo más bello y hermoso posible, por que si comenzamos con la austeridad, al rato tenemos que quitar la música catolica y la misa para niños; ppara mí, así trabajan los demonios; quita el monumento, quita la belleza de una iglesia, quita los cantos con guitarras, quita los ropajes y al final terminan diciendo, quita al sacerdote y a su fuerza espiritual; el monumento existe, por que los hombres comunes y corrientes, necesitan ver un letrero que les diga "aqui está Dios", por eso no cualquier lugar es una iglesia, ni cualquier lugar es un monumento, por que es bien fácil perder al hombre entre otras iglesias u otras creencias ¿que tan diferente son los templos católicos de los protestantes?, ya que muchas cosas de este mundo no son blancas ó negras sino grises y para buscar a Dios, es muy dificil y el se vale de grandes espectaculares, para llegar a los hombres (catedrales, basílicas); ahora, ¿cartones con textos del evangelio?, el día que se encuentren los hombres asfixiados por las crisis internacionales, ó con hermanos llenos de enfermedades mortales, ó con altas necesidades, se darán cuenta, que ayuda mucho a los hermanos desesperados ó cruelmente abandonados por este mundo, es necesario pasar por ese dolor, para ver que esos concejos puestos en muchas iglesias son agua y aliento, para el pecador, un suicida puede cambiar por ver un mensaje que dice "estare contigo hasta el fin del tiempo", y espiritulmente, una sola alma salvada así, de entre tres millones que lo ven y no hacen nada; es un éxito de ventas en la casa celestial. Un saludo; por que es un blog muy interesante y me agrada ver proyectos como este, Dios santifique al escritor y lo llene de Amor. A DEI MAJOREM GLORIAM PAX ET BONUM FRATELLO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por tus buenos deseos y por tus comentarios, Jose Marquez. Lo mismo para ti.

      Eliminar
  6. Maruxela dice:
    Una pregunta Ramón. El Viernes Santo , ¿Podría un enfermo recibir la comunión en su propio lecho? Quiero decir: Si un sacerdote puede llevarse la hostia desde la Iglesia a casa del moribundo, un suponer que así coincidiera que tuviera que salir a la calle con ella en el bolsillo.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. sí,claro, puede recibirla si es necesario. No tiene que llevarla en el bolsillo. Los sacerdotes tienen unas maletitas donde llevan un "kit" de urgencias sacerdotales. Entre las cosas que lleva hay un portaviático, que es una cajita metálica para llevar la eucaristía.

      Eliminar
  7. "... la costumbre de dejar la iglesia abierta, para la adoración nocturna, aunque no es mala, tampoco es necesaria ni obligatoria..."
    Hola Ramón. Si bien es completamente cierta su aseveración, pienso (un poco como José Márquez, arriba) que si REALMENTE CREEMOS en la presencia verdadera de Dios en la Eucaristía, toda esa adoración y acompañamiento a Cristo sacramentado debería ser constante en nuestros templos. Me parece que si la devoción popular ha ido llevando al "acompañamiento nocturno"(por lo menos esa noche) santo, bueno y bienvenido sea. Los detalles y prácticas que nos lleven a reconocer y reafirmar la presencia real de Cristo, deben ser vistos como 'cosa buena' aunque no se considere mandatoria.
    Te felicito por este 'blog' el cual conocí hoy por casualidad, al ser compartido por un amigo. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Está claro que todo acompañamiento a Cristo Sacramentado es poco, solo lo anotaba como que no es la finalidad "del monumento".

      Eliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo Ramón. Y como cuesta que nuestra gente comprenda que sólo Cristo basta. Aquí en nuestra Iglesia han habido algunos roces por eso, precisamente porque si no hay tanta pompa quiere decir que amo menos a Jesús. Y como tú dices, muchas veces son distractores porque pasamos nuestro tiempo viendo los detalles y nos olvidamos de lo verdaderamente importante: "Jesús Sacramentado". Tal vez con el tiempo se vaya tomando conciencia y dando la importancia que merece, de nosotros depende, cada uno en nuestro lugar podemos hacerlo. Hasta pronto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema está, no en la pompa, creo yo, sino en el atiborramiento de signos, carteles, mensajes, que no dejan ver el centro y el único mensaje: EL. Me alegro de tenerte de nuevo por aquí. No desaparezcas más! :)

      Eliminar
  9. Buenos días Ramón desde el estado de México! Muy interesante y acertado tu reporte y concluyo que has investigado un mucho, y tienes razón en describir las diferentes formas y conceptos que tenemos de éste momento de la reserva del Señor, y si es cierto casi todos le llamamos monumento y pensamos que es adorar al Señor Jesús sacramentado y hoy aprendí contigo cual es el verdadero sentido del "monumento", gracias!. Pero también pienso que nos falta mucha catequesis de todo pero hablando de esto que los sacerdotes nos instruyan como y porque se deben hacer las cosas. Y si la verdad exageramos, pero insisto es falta de catequesis. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es falta de catequesis. Durante siglos se le ha llamado "monumento" y el sentido de túmulo era evidente. Luego se hizo la reforma litúrgica de los años 60, pero sin catequizar al pueblo.

      Eliminar
  10. quisiera saber cuando es el momento apropiado para quitar el altar de la reserva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, depende de algunos sitios. En algunas diócesis norteamericanas, una vez termina la adoración pública y se cierran los templos, se quita. Y el Viernes Santo la Eucaristía se traslada desde un sagrario que esté en un sitio reservado, como la sacristía, una capilla cerrada o el interior del convento, si fuera el caso.
      Pero la mayoría de iglesias lo quita pasada la celebración del Viernes Santo. Nunca debe estar puesto el Sábado Santo ni la Vigilia Pascual.

      Eliminar
  11. El monumento solo es para el jueves santo y se le adorna lo mejor posible para la oración que los fieles realizamos en vigilia,hasta el viernes temprano que se cierra; de alli se pasa el santo Sacramento a una capilla alterna donde se "Reserva" en otro sagrario que se cubre con un conopeo, ahi si es mas austero con flores, y solo la lamparilla roja y esa es la costumbre en Colombia.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html