sábado, 21 de julio de 2018

San Arbogast de Strasburgo

San Arbogast de Strasburgo, obispo. 21 de julio.

Su leyenda le hace oriundo de Irlanda, y otra versión de Escocia, pero probablemente nació en algún lugar de Aquitania, a inicios del siglo VI. Fue ermitaño en un bosque, no localizado, pues lo mismo dicen fue en Alsacia que en Götzis, a orillas del lago de Constanza, en la actual Austria. Dícese que el rey de Francia, Clotario I, le mandó venir a palacio para que resucitara a a su hijo, que había sido muerto por un jabalí. Otras transcripciones dicen que el niño fue San Sigeberto (1 de febrero), hijo de Dagoberto I. Esto último es menos probable pues sí que consta históricamente que fue Clotario quien nombró a Arbogast obispo de Strasburgo.

Fue Arbogast un obispo celoso de la gloria divina. En 610 construyó la primera catedral de piedra de la ciudad. En 570 fundó el monasterio de Surbourg y por su acción se rescataron unas minas romanas abandonadas. Evangelizó a los paganos allamanni, y toda la región franco-suiza. Fue muy caritativo con los pobres y los prisioneros y los condenados a muerte, a los que solía consolar y acompañar en su tránsito. Y tanto los quería que quiso, por humildad, ser enterrado a las afueras de la ciudad, donde eran sepultados los condenados a muerte. Y así se hizo, cuenta la leyenda, hasta que unas luces misteriosas que salían de su sepultura hicieron que su sucesor, San Florencio (7 de noviembre) trasladase las reliquias al monasterio de Surbourg, el mismo año de su muerte, en 618. Pero, sin embargo, una vez más la historia desmiente la leyenda, pues dicha traslación consta documentada en 975. Estas reliquias se veneraron hasta 1550, cuando los herejes hugonotes profanaron la iglesia, los retablos y reliquias.


Arbogast ante Clotario.
Su "vita" fue escrita en el siglo X. Es el patrón de Estrasburgo. Se le invoca contra el agotamiento, el insomnio y la depresión. Su culto fue muy extendido en la zona, construyéndose varios santuarios en su honor.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD.
-https://www.heiligenlexikon.de


A 21 de julio además se celebra a:


San Daniel, Profeta.
San Víctor de Marsella,
soldado mártir.
San Tremeur,
príncipe y mártir.







viernes, 20 de julio de 2018

Barbada, crucificada y legendaria.

Santa Wilgefortis, virgen y mártir. 20 de julio.


Santa Wilgefortis. Praga.
Es este uno de los cultos más estrafalarios que podemos conocer, tal vez solo comparable con el culto político-religioso a San Napoleón (15 de agosto).

La leyenda:
Vivió esta virgen en el siglo II, fue de la actual tierra de Portugal, e hija de un rey. Se convirtió a la fe de Cristo a escondidas e hizo un voto de virginidad. Cuando llegó a la edad casadera el rey de Sicilia pidió su mano para su hijo, y el padre de Wilgefortis aceptó. Pero he aquí que encontró la negativa rotunda de su hija, que se declaró cristiana. Entonces su padre la encerró en un calabozo para que reflexionara. En la prisión Wilgefortis pidió a Cristo la ayudara a cumplir su voto, afeándola para que ningún hombre se le acercara. Y he aquí que Cristo hizo brotar en su rostro una espesa barba negra que habría sido la envidia de un leñador. Cuando su padre fue a la cárcel y la halló así, "inservible" para el matrimonio, mandó fuera crucificada como el Cristo al que Wilgefortis adoraba.

La historia, el culto y las investigaciones.
A pesar de lo grotesco de la anterior leyenda, el culto de Wilgerfortis fue bastante fuerte en algunas zonas de la Europa medieval, especialmente Alemania y los Países Bajos, aunque también llegó a Inglaterra. Este culto irrumpió en el siglo XIII a la par de la anterior leyenda. Y su origen fue un error: los peregrinos y migrantes provenientes de Italia importaron la devoción al "Volto Santo de Lucca", una representación de Cristo Crucificado del que se decía representaba la auténtica fisonomía de Jesús. Pero este Cristo viste de túnica larga, y por ello en Centroeuropa fue tenido como una representación femenina. 


"Volto Santo" de Lucca.
Cristo Patiens que do pie a la leyenda.
Como la barba era un óbice para esta atribución pues se creó la leyenda de la virgen barbada que había renunciado a un matrimonio ventajoso y habría sido martirizada: Wilgefortis. Ciertamente, las leyendas de vírgenes que pedían a Dios ser feas para que no las molestaran los hombres eran frecuentes. Tenemos la de Santa Isberga (21 de mayo), quien pidió a Dios una enfermedad que la desfigurara, quedando al poco tiempo llena de úlceras. Por ello tampoco es extraño se formara la leyenda de Wilgefortis.

El culto a la "santa" creció más aún luego de un supuesto milagro, constantemente repetido en su iconografía: Un violinista tocó ante su imagen y esta le dejó caer un zapato cuajado de piedras preciosas, por lo que el músico fue acusado de robo y condenado a muerte por sacrilegio. Pidió la gracia de tocar de nuevo delante de la imagen, que corroborando su inocencia, se descalzó del otro zapato, arrojándoselo, en presencia de todo el pueblo. En fin... muy bonito, pero legendario.

Se le invocaba especialmente contra las enfermedades de la piel y acudían a ella las mujeres casadas, según testimonio de Santo Tomás Moro (22 de junio), quien con su fina ironía se burla de aquel culto extraño que se promovía desde la abadía de Westminster. En Steenbergen, Brabante, también hubo un fuerte culto a Wilgefortis, del que quedan testimonios de exvotos de peregrinos y agraciados con milagros. El Concilio de Trento dio un golpe al culto de Santa Wilgefortis, por infundado e inapropiado, pero aun así algunas imágenes suyas permanecen en algunas iglesias. Impresiona una en Praga, con pelos de verdad en la barba y vestido principesco.

A Wilgefortis también se le conoce como Débarras, Onkummer, Hilfe, Kümmernis, o Librada, aunque esta parte de la leyenda, que la confunde con Santa Librada (18 de enero y 20 de julio) también tiene miga, pues ha perjudicado el culto a la mártir española, confundiéndola para siempre con la barbada Wilgefortis. El error nació en el siglo XVI, y se extendió por obra del P. Higuera, hagiógrafo sin muchos escrúpulos a la hora de inventarse detalles en las vidas de los santos. Asoció a ambas santas y fundió sus leyendas sin el más mínimo criterio ni siguiendo tradición alguna, sino tomando el añadido que Molano hizo al martirologio de Usuardo: "Item Santæ Wilgefortis Virginis et Martyris, filiae Regis Portugaliæ, quam nonnulli latine Liberatam, theutonice autem Ontcomeram agnominant". Hizo Molano una mezcla, pensando que el nombre latino de Wilgefortis era Liberata, así como el alemán era Onkummer. Pero no significan lo mismo, ni pueden traducirse igual. 


Santa Wilgefortis y el violinista.
Este error caló en el culto de Santa Librada hasta el punto de que el leccionario del siglo XVII de Siguenza, ciudad donde Librada fue siempre veneradísima, dice "Wilgeforte o Librada", poniendo el nombre de Wilgefortis como el principal. Igualmente la iconografía consagró el martirio de Librada en la cruz, cuando fue por degollamiento. Y así hasta hoy, aún se cree es la misma. Y aunque sus leyendas se parecen en cuanto a la región (Galicia una, Portugal otra), y a que el padre las mató por rechazar un matrimonio, ya vimos que el origen de la leyenda de Wilgefortis es otro.

Pero si la leyenda es extraña, la confusión curiosa y el culto asombroso, lo más raro es que hoy en día el interés por Wilgefortis parece crecer. Incluso se le ha proclamado "vox populi" como patrona contra la anorexia, haciéndola una santa real, a la que esta enfermedad le habría hecho crecer la barba. Que sí, que desajustes hormonales pueden hacer salir vellos faciales a una mujer (vémoslo en las llamadas transexuales, a base de desajustar sus hormonas, tienen barba). Pero no es el caso de Wilgefortis, de la que sabemos sin duda que es solo un error con el Volto Santo de Lucca.

Fuentes:
-"The Oxford Dictionary of Saints". DAVID HUGH FARMER. Oxford, 1998.
-http://preguntasantoral.blogia.com
-"Westminster Abbey". FREDERIC WILLIAM FARRAR. Londres, 1828.

A 20 de julio además se celebra a:


Santa Librada,
virgen y mártir.
San Elías, Profeta.
San Vulmar, abad.








jueves, 19 de julio de 2018

Oro para el culto, corazón puro para Cristo.

San Maden de Bretaña, ermitaño. 19 de julio.

Fue compañero de San Goulven (1 de julio), quien le dio un trozo de tierra para que hiciera su propia ermita en Kermaden. Cuéntase que un día en que iba en una peregrinación a Joncour pidió algo de limosna a un rico campesino de Plounéour-Trez. El hombre le dijo, mintiendo, que era pobre y no tenía nada para darle, entonces Maden le dijo que le diera lo primero que tuviera a mano. El avaro tomó barro del suelo y se lo dio, y ante sus ojos, Maden transformó el barro en una piedra de oro, que Maden fundiría para hacer un cáliz, tres cruces y tres campanas. Estas campanas, según la leyenda, eran milagrosas, y en varios puntos de Bretaña decían tener las originales.

Cuando San Goulven dejó la sede de Léon para volver a la vida eremítica, se llevó a Maden con él, y juntos vivieron varios años en oración y penitencia. Maden terminó su vida mortal sobre 625, poco tiempo después de Goulven.

Fuente:
-"Grande vie des saints". Volumen 14. JACQUES COLLIN DE PLANCY. París, 1874.


A 19 de julio además se celebra a:


San Bernulf de
Utrecht, obispo.
Santa Macrina,
a Joven, virgen.
San Arsenio
el Grande, abad.







miércoles, 18 de julio de 2018

De la música de la tierra a los coros celestiales.

San Arnold de Arnoldsweiler, trovador y peregrino. 18 de julio.

Todo lo que sabemos sobre Arnold es casi legendario. Su "vita" fue escrita en la segunda mitad del siglo XI, es decir, más de doscientos años después de su muerte, a partir de tradiciones orales que arrancaban desde su culto.

Habría sido el santo natural de Grecia, habiendo nacido en el siglo IX. Peregrinando de aquí a allá llegó a la corte del emperador San Carlomagno (28 de enero y 29 de diciembre, traslación de las reliquias), quien le contrató como arpista. El monarca le tenía tanto aprecio, y a su arte, que le regaló un valioso anillo, pero el santo lo tiró al río, pidiéndole a Dios que, si algún día le perdonaba sus pecados, hiciera que lo recobrara. También le regaló Carlomagno un bosque en Ginnizwilre, pero Arnold vendió sus derechos de explotación, dando el dinero a los pobres. De esta donación y derechos da testimonio una carta de San Gero de Colonia (29 de junio). Dícese que el santo además, fue nombrado por Carlomagno Conde de Agde y Montpellier, además de hacerle preceptor de su hijo Ludovico Pío.

Luego, cansado de la vida de la corte, emprendió una peregrinación a Santiago de Compostela, repartiendo limosnas a los pobres, sacadas del dinero que le daban por su arte. Peregrinó a Roma y a otros santuarios, y donde quiera que iba, lo hacía alabando a Dios y a su Santísima Madre por medio de la música y la poesía. Cuando ya era un anciano, pasando por Burdeos, un día que pedía limosna, una mujer le convidó a comer un pez que había pescado su marido. Al abrirlo ¡voilá!, hallaron el anillo que el santo arpista había tirado al río. Teniendo la confirmación de que sus pecados eran perdonados, retornó a Ginnizwilre. Esta leyenda del pez se lee de otros santos, pero especialmente del obispo San Arnold de Metz, quien, como no, además también se celebra a 18 de julio.


Sepulcro del santo.
En Ginnizwilre, que luego sería llamado Arnoldsweiler, pasó sus últimos años asistiendo a los pobres. Al morir, sobre el año 800, fue sepultado en la iglesia parroquial, y su sepulcro muy pronto comenzó a ser venerado. En 820 sus reliquias se elevaron, poniéndose en un bello relicario. En 1886 su culto fue confirmado oficialmente, canonizándole, por el papa León XIII.

Es patrón de músicos, organistas y fabricantes de instrumentos musicales. Además se le invoca para obtener una dulce muerte.

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD.
-https://www.heiligenlexikon.de

A 18 de julio además se celebra a:


Santa Sinforosa,
e hijos mártires.
Santa Odilia de Britania,
virgen y mártir.
B. Roberto Salentino,
eremita celestino.





martes, 17 de julio de 2018

"Damos gracias a Dios, que se ha dignado a llamarnos mártires"

Pregunta: Hola! He encontrado el blog por casualidad y me parece muy interesante. Me gustaría preguntar si tiene alguna imagen de Santa Generosa, lo que he podido averiguar es que pertenece a los Mártires Escilitanos. Me gustaría saber un poco más sobre ella, ya que en mi familia ya van 4 generaciones con este nombre. Gracias y perdón por todas las molestias. Asturias. España.

Respuesta: Hola! Me alegra que el blog te parezca interesante, y espero lo sigas visitando. Además, no molestas nada. Da gusto, por lo escaso de las ocasiones, en hablar de santos de los que se puede decir que su existencia y Actas son fidedignas, como es el caso que nos ocupa. Y esto se nota en lo parco del lenguaje y la ausencia de detalles milagrosos o fenómenos fuera de lo normal. Y vamos a ello:



Santos Esperato y compañeros mártires de Cartago. 17 de julio.

Estas Actas refieren que Esperato, Narzal, Citino, y tres mujeres, Donata, Secunda, y Vestina comparecieron ante el procónsul Saturnino, en Cartago (luego serían condenados más). El procónsul les dijo: "Recibiréis favor de nuestros Señores, los emperadores Severo y Antonino, si a su vez mostráis buena voluntad de sacrificar a nuestros dioses". Esperato respondió: "No hemos hecho ningún daño, ni hemos maldecido a nadie, pero aunque recibimos mal de ti, te lo agradezco". El procónsul dijo: "Jura por la salud del emperador, y ora por su bienestar, es eso lo que debes hacer". Esperato respondió: "No sé nada del emperador, pero sirvo a mi Dios del cielo, que ve nunca he robado y he pagado mis impuestos, porque reconozco al emperador como mi señor, pero adoro a Dios, que es Señor de señores".

Saturnino se volvió hacia los demás y les instó "sacrificad, y no seáis partícipes de la locura de este hombre, sino respetad y obedecer el edicto del soberano". Citino dijo, "no tememos a nadie, salvo al Señor de señores, que está en los cielos". El procónsul dijo: "Llevadlos a la cárcel, y dejar que reflexionen". A la mañana siguiente, cuando Saturnino llegó al tribunal, ordenó a los mártires comparecer ante él. Y cuando fueron llevados a su presencia, se volvió hacia las mujeres, y les dijo: "Honrad a vuestro soberano, y sacrificad a los dioses". Donata respondió: "Yo hago honor a César como César, pero solo adoro a Dios". Y Vestina dijo: "Yo también soy cristiana". Luego Secunda dijo, "yo creo en mi Dios, y deseo estar con él, por eso no voy a adorar a tus dioses".

Saturnino separó a las mujeres a un lado, y luego llamó a los hombres. Luego dijo a Esperato, "¿perseveras en ser cristiano?" Esperato respondió: "Yo persevero. Escucha a todos los presentes, somos cristianos". Entonces todos se unieron y dijeron: "todos somos cristianos". Saturnino dijo: "¿Qué, no tienes deseos de ser liberado?" "Haz lo que quieras con nosotros", respondió Esperato. Saturnino dijo: "¿Cuáles son los libros que lees y veneras?" Esperato respondió: "Los cuatro Evangelios de Nuestro Señor Jesucristo, las Epístolas de Pablo el Apóstol, y toda Escritura inspirada por Dios". "Te doy tres días para reconsiderar tu determinación", dijo el procónsul, dispuesto a martirizarlos. Esperato dijo: "Yo soy cristiano, y estos también lo son conmigo, y no desertaremos de nuestra fe. Haz lo que quieras". 

Cuando el procónsul vio que eran tan constantes, decidió darles muerte directamente con estas palabras: "Esperato, Narzal, Citino, Veturnis, Félix, Aquilino, Letancio, Januaria, Generosa, Vestina, Donata y Secunda, habiéndose confesado ser cristianos, y negándose a dar el debido honor y devoción al emperador, sean decapitados". Cuando esta sentencia fue leída, todos dijeron: "Damos gracias a Dios, que se ha dignado a llamarnos mártires el día de hoy y nos llevará al cielo a través de la confesión de su nombre". Una vez dicho esto, se adelantaron, se arrodillaron y bajando la cabeza fueron decapitados uno tras otro.

"Y", dicen los Actas, "estos mártires murieron el día 17 de julio, e interceden por nosotros ante el Señor Jesucristo, a quien sea la honra y la gloria, con el Padre y el Espíritu Santo, a través de siglos de los siglos Amén".

Los martirologios españoles han aprovechado de estos mártires, haciéndolos mártires propios, leyendo Cartagena donde dice Cartago. San Agustín les dedicó bellas y encendidas palabras en la basílica construida sobre sus tumbas. Las Reliquias reposan en Lyon, adonde fueron trasladadas de África antes del siglo VIII, y algunas reliquias han pasado a Toledo y Roma. En la basílica romana de Santos Juan y Pablo, que en un tiempo custodió reliquias de Generosa, se celebra todavía su fiesta el 17 de julio. En Brasil y Ademuz (España) dicen tener las reliquias de Santa Generosa, pero lo más probable es que sean solo corposantos desconocidos.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD.


A 17 de julio además se celebra a:


B. Teresa de S. Agustín
y compañeras mártires.
San Alejo, confesor.
San Andrés Zoerard,
eremita.






lunes, 16 de julio de 2018

Feo por vocación.

San Thenevan de Léon, obispo. 16 de julio.

Tiene este santo una leyenda muy florida y extensa, que extracto por necesidad. Al parecer en realidad su leyenda versa sobres tres santos dferentes del mismo nombre que vivieron entre los siglos V y XI, pero a los cuales la tradición, el culto y la ignorancia convirtieron en uno solo, que recoge las "vitae" de los tres. Siguiendo esta leyenda, podemos decir que Thenevan nació en Gales, en el siglo VI, de una familia cristiana.

Al llegar a la juventud, Thenevan era hermoso de cuerpo y más aún de alma. Toda su afición estaba puesta en la oración y la vida contemplativa, pero siempre tenía enfrente a la indecorosa duquesa de Arondel, quien constantemente le pretendía llevar a su lecho con promesas, regalos y hasta amenazas. Entonces Thenevan pidió a Dios perder su belleza exterior para que la mujer lo dejara en paz, y Dios le envió la enfermedad de la lepra, desfigurándose su rostro. Debido a esto, la duquesa lo despreció y su familia lo repudió, echándole del castillo familiar.

Thenevan se dirigió al monasterio de San Karanteg (16 de mayo), para pedir misericordia y vivir de las sobras de los monjes mientras vivía alejado. Pero he aquí que al llegar al monasterio, el chico quedó curado de la lepra y recuperó su lozanía y belleza. Fue admitido como monje, para su gran alegría y en poco tiempo ya era religioso ejemplar. Allí vivió varios años, pero su deseo de soledad le llevó a pedir la autorización para ser eremita lejos. Cruzó el canal hacia el continente y se estableció en la Bretaña, esa tierra rica en santos eremitas y apóstoles. Allí se retiró a un bosque cercano al río Elorn. Pero su vida santa, sus milagros y sabias palabras pronto le sacaron del anonimato y se hizo muy conocido y querido en la región. Y más que luego de sus piadosas oraciones librara a la ciudad de Plabennec del asedio de los bárbaros.

En 616 murió San Goulven (1 de julio), el obispo de Léon y Thenevan fue elegido para sucederle. El santo se negó, pero luego de pedir consejo a santos prelados, estos le convencieron de que el mismo Espíritu Santo era quien le elegía. Siendo obispo construyó dos iglesias, una donde había vivido como ermitaño y otra en Plabennec. En esta iglesia ocurrió un portento que tuvo al santo como protagonista: ocurrió que el presbítero de este templo llevó la Eucaristía a una persona enferma. Llovía y hacía viento, por eso el cura no se dio cuenta de que en el camino había perdido la hostia sino cuando llegó a casa del enfermo. Regresó inmediatamente rebuscando por el camino, pero no logró hallar la Sagrada Forma. Entonces fue adonde su obispo, nuestro Thenevan, para confesarle su descuido y pedirle consejo. Entonces Thenevan se puso en oración pidiendo a Dios solucionara aquello.


Thenevan libra a la ciudad
de los invasores.
A la tarde se dirigió el santo a la catedral para las vísperas y al tomar asiento en su sitial una hermosa paloma blanca entró volando con una rama de roble en su pico, poniéndola ante el santo. Cuando este se fijó bien, vio que había un enjambre de abejas, las cuales se apartaron y dejaron ver un pequeño tabernáculo de cera que habían hecho. Lo abrió Thenevan y allí dentro estaba la hostia purísima. El santo la colocó en un ciborio y todos cantaron un solemne Te Deum.

Thenevan falleció sobre 635 y fue sepultado en la misma Plabennec, donde se veneraron sus reliquias hasta el siglo IX, cuando fueron trasladadas a Meloüet por miedo a los vikingos. Luego volvieron a Plabennec. Se le invoca contra la lepra, calambres y dolores de pecho.

Fuentes:
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.
-http://heiligen-3s.nl

A 16 de julio además se celebra a:


B. Claudio y Lázaro,
cartujos mártires.
San Heller, mártir.
Nuestra Señora
del Monte Carmelo
S. M. Magdalena Postel,
virgen fundadora.



domingo, 15 de julio de 2018

"compañero inseparable y consuelo del corazón"

San Balduino de Rieti, abad cisterciense. 15 de julio y 2 de agosto.


Busto relicario.
Fue hijo de Bernardo, Conde de Marsal, y su hermano fue abad de Montecassino. Desde niño tuvo inclinación a la vida recogida, la oración y la penitencia. Por eso apenas supo de la obra cisterciense llevada a cabo por San Bernardo de Claraval (20 de agosto) allá se fue, a Claraval, a ser parte de sus discípulos.

Pronto aprendió el santo del otro santo, siendo un monje ejemplar en poco tiempo. Por ello San Bernardo le eligió para fundar un monasterio del Císter en Rieti. Se conserva una carta que Bernardo le escribió, la cual nos dice bien el alto concepto que de Balduino tenía Bernardo. En una parte dice así:
"Así como la madre ama al único hijo de sus entrañas, así yo me complacía en ti, que eras compañero inseparable, y el consuelo de mi corazón. Amárete aunque ausente, y de ese modo subsistiirá aun en mi esta delicia. No puedo negar de que me eras muy útil y necesario, y así no es mucho el que tan de corazón te estime. No obstante vivo en el seguro que si llegase el caso de valerme de ti, en el día te hallaría. En medio de esto no ignoras, que despreciando mis propias conveniencias, solo he consultado a las tuyas colocándote en el sitio en te hallas".

Diez años gobernó Bualduino el monasterio de Reati, con gran caridad y rectitud. Falleció sobre 1140. Sus reliquias se veneran en la catedral de Reati, que lo celebra como patrón a 2 de agosto. En 1710 su memoria litúrgica fue confirmada a la Orden del Císter por gracia de Clemente XI, respetando el culto que la Congregación Cisterciense de Castilla hacía del santo.

El cardenal Baronio dice que nuestro Balduino fue creado cardenal en 1138 por el papa Inocencio II, pero es un error, confundiéndole con otro.

Fuente:
-"Medula Histórica Cisterciense". Volumen 3. R.P.F Roberto Muñiz O.CIST. Valladolid, 1784.


A 15 de julio además se celebra a:


B. Ignacio de Acevedo
y compañeros mártires.
Santa Apronia
de Toul, virgen.
San Plechelm de
Oldenzaal, obispo.







sábado, 14 de julio de 2018

San Vicente Madelgar.

San Vicente Madelgar, confesor. 14 de julio y lunes de Pentecostés.


Matrimonio de Vicente y Waltrudis.
Fue conde de Hainaut, y nació sobre 615 en Strepy-les-Binches. Fue funcionario del rey Dagoberto I de Austrasia. Muy joven, sobre 635, casó con Santa Waltrudis (9 de abril; 12 de agosto, traslación de la cabeza; 3 de febrero, invención de las reliquias; 2 de noviembre, canonización) y sus hijos fueron San Landeric de Metz, obispo (17 de abril); San Dentelin (14 de julio) que murió poco después de su bautismo, Santa Madelberta de Meubeuge, abadesa (7 de septiembre) y Santa Aldetrudis de Meubeuge, abadesa (25 de febrero).

Una leyenda cuenta que en Irlanda, o en Anglia, según la versión, Vicente conoció a San Etto (10 de julio), San Fursey (16 de enero), San Foillan (30 de octubre), San Ultan (2 de mayo), San Dichull (7 de septiembre) y San Gobain (20 de junio), y les rogó le acompañaran al continente para que evangelizaran allí, construyéndoles el monasterio de Lagny. Allí les visitaba con su esposa, teniendo subidos coloquios espirituales. En 642 fundó otro monasterio cerca de Maubeuge, luego de una visión en la que un ángel le delimitaba el terreno. Buscó el santo el sitio exacto, y lo halló en medio de un prado nevado, marcado por una cruz de pasto verde. Una vez construido el recinto, allí sería abadesa su cuñada Santa Aldegundis (30 de enero).

Vicente construye
su monasterio.
Vicente abandonó el mundo en 653, alentado por San Auberto de Cambray (13 de febrero en Cambrai y Arras; 13 y 15 de diciembre, en Gante), tomando el hábito en el monasterio de Hautmont. Siendo monje construyó el monasterio de Santa María de Soignies, al que pasó con algunos monjes para vivir una vida más austera aún. Unos años más tarde su mujer haría lo mismo, guiada por San Ghislain (10 de octubre), llevando a sus hijas consigo al claustro en el monasterio de su tía Aldegundis.

Vicente subió al cielo en 677, luego de sufrir mucho a causa de la enfermedad de la gota. Fue sepultado en su monasterio de Soignies, donde se veneran sus reliquias en dos bellos relicarios. Aunque fueron profanadas en la Revolución Francesa, se salvaron y recuperaron en 1803.

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo VII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD.


A 14 de julio además se celebra a:


San Basin de Drongen,
rey mártir.
B. Bonifacio de Saboya,
obispo cartujo.
Santa Regenuflis
de Incourt, virgen.









viernes, 13 de julio de 2018

La Traslación de Santa Teresa de Jesús.

La Traslación de Santa Teresa de Jesús. 13 de julio.


Muerte de la Santa Madre.

La Santa Madre Teresa de Jesús (15 de octubre, 13 de julio y 26 de agosto, la Trasverberación) entró al cielo el 4 de octubre de 1582, el mismo día en que sabemos entró en vigor la reforma del calendario, que se hizo eliminado algunos días sobrantes, por lo cual fue enterrada al día siguiente, ya 15 de octubre. Fue sepultada donde mismo falleció, en el convento de Alba de Tormes. Con vistas a que su cuerpo no fuera movido, se puso encima del féretro una gran cantidad de maderas y piedras. Sin embargo, antes de cumplirse un año de la sepultura, la santa fue desenterrada, comprobándose su incorrupción. El Siervo de Dios Jeronimo Gracián le cortó una mano para darla a las carmelitas de San José de Ávila, que nada de reliquias (corporales) de la santa tenían. Para él mismo se reservó el dedo meñique.

En 1585 los carmelitas sacaron el cuerpo de la santa a escondidas el 25 de noviembre de 1585, llevándolo a Ávila, pero dejando el brazo en Alba, para consuelo de las monjas. Sin embargo, al saberlo los Duques de Alba montaron en cólera y entablaron un pleito, que llegó ante el papa Sixto V, quien ordenó el cuerpo fuera devuelto a Alba de Tormes sin dilación ni apelaciones. Y así se hizo, se le volvió a enterrar.

Fue beatificada Santa Teresa el 24 de abril de 1614, con lo cual quedaba autorizado el culto público de sus reliquias. En 1615 siendo General Fr. José de Jesús María se procedió a la edificación de una capilla especial para contener el precioso tesoro del cuerpo de la santa, para el cual preparó un sepulcro de alabastro. La capilla se edificó con acceso desde la iglesia conventual y desde el coro de las monjas. El 13 de julio de 1616 se celebró con mucha solemnidad la traslación del cuerpo al nuevo sepulcro, con asistencia numerosas autoridades civiles y religiosas, y por supuesto, una muchedumbre de fieles. En 1670 se comenzó la ampliación de la iglesia, debido a la cantidad de peregrinos que visitaban a la Santa, ya canonizada desde 1622. Ese mismo año, del 13 al 15 de octubre, se hizo un reconocimiento de las reliquias, en presencia del rey Fernando VI. En 1680 se inauguraría la nueva y actual iglesia.


Sepulcro de Santa Teresa.
Como para prever la extracción de más reliquias, nueve llaves guardan el sepulcro de la Santa, aunque eso no ha implicado que otras reliquias suyas, siempre con la debida autorización hayan sido extraídas: El corazón en Alba, una mano en Lisboa, un dedo en París o un pie y parte de la mandíbula en Roma.

No querría terminar esta reseña sin hablar de un importante hecho relacionado con las reliquias de la santa: En 1914, con motivo de la celebración de los 300 años de la beatificación de la Santa se procedió una celebración de una solemne novena de la Trasverberación en Alba de Tormes y, providencialmente, se pudieron venerar públicamente y fotografiar las reliquias. Podéis leer en este artículo exhaustivamente sobre este suceso, pues solo lo reseñaré brevemente: He aquí que en medio del sermón, el P. Salvador de la Madre de Dios dijo que habían abierto en privado el sepulcro de la santa para reconocer y ver las reliquias. Esto produjo malestar entre los de Alba, pues les pareció se habría hecho en secreto e inmediatamente corrió el rumor en la ciudad de que los frailes querían llevarse a la santa y hubo un motín popular que solo se pudo aplacar luego de horas de exaltación. Para calmar a los devotos, se permitió la exposición y veneración pública de las reliquias, siendo que el permiso otorgado por el papa de abrir el sepulcro solo atañía al General de la Orden. De estos hechos dieron algunos testimonios los periódicos españoles:
"El escándalo duró bastante tiempo, hasta las once de la noche, en que los concejales, juez de Instrucción, párroco y otras personalidades, les hablaron y convencieron. Sin embargo, durante toda la noche no ha faltado público vigilando los conventos. Esta mañana se reprodujeron los sucesos de anoche y se ha formado una comisión compuesta de personas de prestigio de la localidad y pertenecientes a todas las clases para que, representando al pueblo y en unión de las autoridades y padres, busquen una solución al conflicto.
A la hora en que escribo, ocho de la noche, la población está tranquila; pues parece que aquellos señores que forman la comisión, como la generalidad de las personas sensatas, están convencidas de que tales rumores son inexactos, y han llegado a tomar ciertos acuerdos que se llevarán a efecto en breve, y con lo cual, el resto del pueblo quedará satisfecho viendo por sí mismo la inexactitud de todo cuanto se ha hablado en estos días, pues seguramente estos señores conseguirán autorización nuevamente para volver a abrir el sepulcro de la Santa. Si así ocurriera tendría al corriente de ello a los lectores.
(…) esta mañana, a las nueve, procedióse a la apertura de la urna que guarda las sagradas reliquias, ante los señores Delegado del padre general, padre Elías de San Ambrosio; padre Balbino del Carmen; padre Miguel de la Santa Familia, padre Salvador de la Madre de Dios, padre Lino de San José; párroco, señor Monzón; alcalde, don Alejandro Camino; juez de Instrucción, señor Hernández Carrascosa, y capitán de la guardia civil, señor Blanco.
Mano incorrupta de la Santa.
Las sagradas reliquias se expusieron a la veneración de los fieles, hasta las cuatro de la tarde, desfilando por la iglesia millares de personas, con gran devoción y recogimiento. Testigos presenciales afirman que los restos mortales de Santa Teresa hállanse en perfecto estado de conservación, y que la cabeza dejaba adivinar las facciones de la Santa, admirándose el pelo muy bien. El pie derecho parece de una persona muerta hace pocas horas.
El cuerpo santo hállase cubierto de un paño de brocado, blanco, cubierto de flores y encerrado en magnífica urna de plata repujada, revestida en su interior de terciopelo rojo. Al abrir el sepulcro que contiene las reliquias, hállase dentro de aquél un tubo de zinc que contenía los breves de beatficación y canonización de la Santa, otro del Papa Sixto V, mandando devolver a Alba de Tormes el cuerpo de Santa Teresa y un acta de la última vez que el sepulcro se abrió, en 1760, en presencia del Rey don Fernando VI". (El Adelanto. 29-08-1914)

La memoria de la Traslación de la Santa Madre se celebraba al menos en Alba y algunas iglesias de la Orden, aunque siempre como memoria. Curiosamente, se conserva en la comarca de Valle del Tiétar, donde celebran a Santa Teresa a 13 de julio.

Y además podéis leer de: 
De la Invención y Traslación de reliquias en la Iglesia.
La Invención de las reliquias de San Esteban.
La Invención de Santiago Apóstol.
La Traslación de Santiago Apóstol.
La Traslación de San Gregorio Nacianceno.
La Traslación de San Juan de Mata.
La Traslación de San Phantalo.
La Traslación de los Reyes Magos.
La Traslación de Santa Juana de Lestonnac.
La Traslación de Santo Tomás de Aquino.
La Traslación de Santa Isabel de Hungría.
La Traslación de Santo Domingo de Guzmán.
La Traslación de San Juan de la Cruz.
-"Hstoria del Carmen Descalzo". Tomo VII. P. SILVERIO DE SANTA TERESA. Burgos, 1937.
-https://www.entreeltormesybutarque.es

A 13 de julio además se celebra a:
Santa Sara,
abadesa carmelita.
Ss. Maura y Brígida,
vírgenes y mártires.
San Thuriau, obispo.
La Defensión de
Santa Trófima.
San Anacleto, papa.







San Arbogast de Strasburgo

San Arbogast de Strasburgo, obispo. 21 de julio. Su leyenda le hace oriundo de Irlanda, y otra versión de Escocia, pero probablemente nac...