sábado, 31 de julio de 2021

Pequeñito, pero grande ante Dios.

San Neot, monje. 31 de julio y 28 de octubre (Traslación de las reliquias). 

Nació a mediados del siglo IX en una familia emparentada con la casa real de Wessex, Anglia. Sus padres querían destinarle a las armas al servicio del rey, mas cuando Neot llegó a la juventud prefirió la vida monástica. Por ello tomó el hábito en Glastonbury. Era un religioso erudito, formado en muchas lenguas, Escrituras, Padres y teología. Además, tenía largas horas de oración y meditación. De su época en la abadía se cuenta este milagro: Un día llegó un visitante importante a la iglesia de Glastonbury, de la que Neot era sacristán. Era hora del silencio, por lo que ningún monje estaba en la portería. El visitante llamó a la puerta y nadie le abrió. Neot se despertó de la siesta y fue abrirle la puerta, pero... no lo he dicho: Neot medía 1,5 metros. Sí, era muy bajito y por ello no podía abrir la cerradura. Entonces, por milagro, la cerradura bajó a su altura y Neot pudo abrir la puerta de la iglesia. 

Deseó Neot comenzar vida de ermitaño fuera del monasterio, en soledad, y por ello pidió permiso al abad para irse a un bosque llamado Hamstoke, en Cornwall. Siete años vivió allí, acompañado por un seglar llamado Bario, que le ayudaba en el trabajo, y juntos compartían comida y oración.  Cuéntase que cerca de la ermita había un pequeño estanque donde había tres peces. Un ángel había revelado al santo que podía tomar un pez del estanque cada día para su comida. Pero solo uno. Así lo hacía Neot diariamente, pues aunque pescaba, al otro día volvía a haber tres peces otra vez. Mas un día Neot enfermó y Bario fue al estanque y pescó dos peces. Uno lo hizo caldo y el otro lo asó. Al saberlo el santo, se alarmó y mandó a su amigo que devolviera uno de ellos al agua. Así lo hizo el pobre Bario y al instante, el pez revivió. Al otro día, había tres peces, como siempre. Y otros milagros por el estilo se cuentan de nuestro Neot. 

Poco tiempo le duró la soledad, pues antes de los dichos siete años ya tenía discípulos monjes y el pueblo acudía a él con frecuencia. No sabiendo si vivir así o buscar un sitio más solitario, Neot visitó Roma para que el papa le dijera que hacer. El Sumo Pontífice le envió de vuelta para que mantuviera su comunidad monástica y, además, colaborara con la misión de la extensión del Evangelio. Entonces Neot regresó a Hamstoke y construyó un monasterio con todas las de la ley donde había tenido su ermita. 

En el año 867 el rey San Alfredo “El Grande” (26 de octubre) visitó el monasterio de Hamstoke por primera vez, y luego de hacer oración en la iglesia monástica halló la salud a una enfermedad que le aquejaba desde tiempo atrás. Desde entonces se convirtió en visitante frecuente. En alguna de ellas Neot le recriminó duramente algunos excesos de su reinado, y le hizo confesarse antes de permitirle entrar al recinto, advirtiéndole que por ello Dios enviaría a los vikingos contra Anglia. 

Neot subió al cielo el 31 de julio de 877, luego de despedirse de su comunidad, entonar salmos y encomendar su alma a Dios. Se le sepultó en la iglesia monástica, en la capilla dedicada a San Guerir (4 de abril). En 884 los monjes trasladaron el cuerpo a una capilla más hermosa.

En 975 se fundó la abadía de Eynesbury y los fundadores los nobles esposos Leofric y Leofleda, reclamaron las reliquias de San Neot para dar prestigio a su fundación. Unas versiones dicen que mandaron sicarios a robarlas, otras que los monjes de Hamstoke (para esta época, era un monasterio venido a menos) las cedieron a cambio de algún regalo. Como fuese, los habitantes de Hamstoke montaron en cólera y se levantaron en armas para conseguir la devolución de las reliquias. El rey San Eduardo II (18 de marzo) protegió a los nobles Leofric y Leofleda, ordenando que las reliquias permanecieran en Eynesbury. La nueva iglesia fue consagrada por varios obispos, entre ellos San Ethelwold de Winchester (1 de agosto). 

En 1003, por temor a las invasiones danesas, las reliquias del santo se movieron a la abadía de Croyland. Y para bien, pues en 1010 los feroces daneses paganos destruyeron la abadía de Eynesbury. Para 1020 la abadía ya estaba restaurada, pues en esta fecha consta la devolución de los restos del santo. Sin embargo, sobre 1070 la abadía de Croyland reclamó que ellos tenían las verdaderas reliquias de Neot, pues nunca las habían entregado. San Anselmo (21 de abril) mandó se investigara y el mismo comprobó que la urna sellada desde el año 1000 estaba en Eynesbury, para esta época llamada Neotsbury. Sin embargo, hasta Hasta 1215 permanecieron los de Croyland venerando las reliquias de “su” San Neot. En ese año el abad Enrique Longchamp mandó fueran quitadas del culto público. 

El 21 de diciembre de 1539 la abadía fue tomada por los poderes del rey Enrique VIII, quien había decretado la disolución de todos los monasterios. Poco tiempo después fue demolida por su nuevo dueño, quien usó las piedras para hacer un puente. Las reliquias del santo se perdieron para siempre.

Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo VIII. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-https://www.heiligenlexikon.de


A 31 de julio además se celebra a:

Santa Ellin de Skövde
viuda mártir.
San Germán de
Auxerre, obispo.
S Antonio de Hungría
carmelita mártir.
San Juan Colombini,
fundador.
 








NOVEDAD

MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

YA ESTÁ DISPONIBLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html

El Culto y Patronazgo de Santa Noburga en el Chiloé del siglo XVII.

El Culto y Patronazgo de Santa Noburga en el Chiloé del siglo XVII. Resulta para muchas personas anecdótico el hecho de que una Santa tirole...