Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

sábado, 22 de abril de 2017

Santa María, ruega por la Compañía.

Santa María, Madre de la Compañía de Jesús. 22 de abril.


Nuestra Señora y los Santos Jesuitas.
A 22 de abril celebra la Compañía de Jesús a María, como Madre y Protectora de la Orden. Y la veneran en la imagen de Santa María la Mayor de Roma. El origen de esta memoria lo hallamos en la vida del gran San Ignacio, fundador de la Orden. El P. Ribadeneyra lo cuenta así:
"Después de confirmada la Compañía por el Papa Paulo III, la primera cosa en que pusieron los ojos todos los primeros Padres de ella, fue en hacer elección entre sí de un superior, que con espíritu y prudencia la gobernase (…) mediada la cuaresma [de 1541], Ignacio, Laínez, Salmeron, Claudio, Pascasio y Coduri se juntaron en Roma; y después de haber ventilado las cosas que para acertar en la buena elección se ofrecían, determinan de estar tres días en oración , y que entre sí guarden silencio, y no traten de ella: y que después cada uno traiga su voto escrito de su mano, en el cual declare a quien da su voz. Pasados los tres días tórnanse a congregar, y juntan los votos que cada uno traía con los de los otros padres ausentes; los cuales ellos, o habían dejado escritos antes que partiesen de Roma, o los habían enviado después. Para mayor confirmación y establecimiento de la elección, determinaron de estar otros tres días en oración sin leer los votos: los cuales abrieron al cuarto día, y por voto de todos los presentes y ausentes fue declarado Ignacio por prepósito general; de manera que no le faltó otro voto sino el suyo".

El santo se negó, pues prefería obedecer que mandar, y los padres, por consentirle, decidieron hacer otros cuatro días de oración para votar de nuevo al cabo. Pero, como era de esperar, igualmente fue el santo Ignacio el elegido para superior general. El santo decidió humildemente, poner el asunto en las manos de su confesor y director, y hacer lo que aquel el indicase. Y sigue Ribadeneyra:
"Hizo su confesión general Ignacio, y estuvo tres días, que fueron Jueves, Viernes y Sábado Santos, apartado de sus compañeros, en san Pedro Montorio, monasterio de frailes franciscos, donde fue crucificado san Pedro, ocupado en solo este negocio. Dio parte a su confesor, el cual era entonces un santo y grave varón de aquel convento, llamado fray Teófilo (que después siendo Ignacio general tomó por confesor de la Compañía), de toda su vida pasada: y el día de Pascua de Resurrección, preguntóle que le parecía: responde el confesor que le parecía que en resistir a su elección, resistía al Espíritu Santo. Entonces Ignacio le torna muy de propósito a rogar, que lo mire de nuevo con mas atención, y lo encomiende de veras a Dios; y que lo que después de esto le pareciere, lo escriba en una cédula de su mano, y sellada la enviase a sus compañeros. Hízolo así el confesor, y escribió la cédula en que decía, que su parecer era que Ignacio en todo caso se encargase del gobierno de la Compañía. Ya entonces con grandísimo regocijo y aplauso de todos, dijo que lo haría; y señalaron el viernes siguiente, después de Pascua de Resurrección, que era a 22 de abril, para visitar las siete iglesias, que son las estaciones principales de Roma: y en la iglesia de San Pablo Extramuros, que es una de ellas, apartada del ruido de la gente y de gran devoción, hacer todos su profesión".

Luego de emitir sus votos Ignacio y sus compañeros, recibieron la comunión. Cuando la misa terminó veneraron las reliquias de San Pablo y allí, junto al altar de la confesión, se abrazaron emocionados. Y como la primera iglesia que habían visitado ese día fue la Basílica de Santa María la Mayor, y ante la cual los religiosos ofrecieron sus vidas y las intenciones de profesar sus votos religiosos, la Compañía siempre tuvo especial devoción a esta imagen de la Madre de Dios, y que incluso propagó por parte de Europa y América.


Fuente:
-"Vida de San Ignacio de Loyola". P. PEDRO DE RIBANEYRA. Barcelona, 1863.


A 22 de abril además se celebra a
Beato Francisco de Fabriano, religioso franciscano.
San Leónidas de Alejandría y compañeros mártires.

viernes, 21 de abril de 2017

San Simeón Mártir.

San Simeón de Ctesiphon, obispo, y compañeros mártires. 21 de abril.

Sus Actas, escuetas, son genuinas, y fuero redactadas por San Marutas. También escribe de él Zosomeno en sus adiciones a la "Historia Eclesiástica". Era nuestro santo hijo de un general, y había sido discípulo de San Papías de Ctesiphon (3 de septiembre), que lo había ordenado presbítero y obispo de Seleucia y Ctesiphon para ayudarle. Cuando Papías murió, Simón tomó las riendas de la sede. En 316 envió a un presbítero en su nombre al Concilio de Nicea. En 344 fue acusado por el rey Sapor de ser amigo del emperador romano Constancio II y mantener correspondencia en secreto con él. Por esta acusación, Sapor la emprendió contra todos los cristianos, ordenando la ejecución de los presbíteros y seglares, la destrucción de las iglesias y de todo lo que oliera a cristiano, teniéndolos por traidores. Simeón, cargado de cadenas, fue llevado ente Sapor, que intentó que adorara al sol, a lo que el santo se negó, y por ello fue condenado una larga prisión junto a otros 100 hombres cristianos, entre obispos, presbíteros, diáconos y seglares.

En prisión habría continuado de no haber convertido a la fe a Ustbazan, padre putativo de Sapor, que había sido cristiano y había apostatado. Por esta acción, el Viernes Santo de 344 fueron todos degollados o decapitados, mientras el santo les exhortaba al martirio. Entre los que padecieron, las Actas mencionan a los presbíteros Abdbcalas y Ananías por esta circunstancia: Pusicio, superintendente del rey, animó a estos presbíteros a permanecer firme, y como fue visto por los soldados, inmediatamente, le abrieron la garganta de un tajo, y sacándole por ahí la lengua, le dejaron padecer hasta morir. Luego martirizaron a una hija suya, virgen consagrada a Dios.


Fuentes:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-"Año cristiano o Ejercicios devotos para todos los dias del año: Abril. P. JEAN CROISSET. Madrid, 1828.


A 21 de abril además se celebra a
San Beuno de Gales, abad y misionero.
San Anselmo de Canterbury, obispo y Doctor de la Iglesia.

jueves, 20 de abril de 2017

San Servan de Culross.

San Servan de Culross, obispo. 20 de abril, 1 de julio (en Escocia), y Domingo de la Ascensión.

Vivió en el siglo V y fue duque de la región de Fife, Escocia, y fue ordenado obispo de Culross por San Paladio (7 de julio), luego que el papa San Celestino I (6; 8, Iglesia Oriental; 9 de abril y 27 de julio) enviara a este último a evangelizar Gran Bretaña e Irlanda. Fue un gran apóstol, convirtiendo a muchos paganos a la fe de Cristo, estableciendo iglesias y santuarios. Una leyenda le hace maestro de San Kentigern Mungo (13 de enero), pero este en realidad vivió en el siglo siguiente. Otra leyenda le hace un príncipe judío, hijo de un rey de Canaán, que convertido al cristianismo, llegó a Armórica para predicar la fe de Cristo, pero esto es una confusión con la leyenda de San Servacio (13 de mayo). Su culto está establecido en algunas regiones de Bretaña y Escocia.


A 20 de abril además se celebra a
Santa Hildegundis de Shönau, virgen cisterciense.
San Teodoro Trichinas, ermitaño.

miércoles, 19 de abril de 2017

Martirizado con huesos y hachas.

San Alphege, arzobispo y mártir. 19 de abril.

Aelfheagh (nombre correcto), nació de una familia noble en Gran Bretaña, alrededor de 954. Mientras aún era muy joven renunció al mundo y, a pesar de las lágrimas y súplicas de su madre, se retiró al monasterio de Dersherste, en Gloucestershire, donde sirvió a Dios con gran devoción. Después de un tiempo se convirtió en abad de un monasterio en Bath. En 984, por la muerte de San Ethelwold (1 de agosto), la sede de Winchester quedó vacante y San Dunstan (19 de mayo), que era arzobispo de Canterbury y por ello primado de Inglaterra, nombró a Alphege como obispo de Winchester. En 994, Olaf Tryggveson, rey de Noruega, atacó Londres, pero fue derrotado, por lo que decidió acampar en Southampton. Allí recibió a Alphege, enviado por el rey Ethelred II, el cual le pedía se reuniese con el rey para firmar la paz. El rey Olaf era cristiano, pero no estaba confirmado, por lo cual, y como signo de paz, San Alphege, lo confirmó y lo apadrinó. Gobernó su diócesis hasta 1006, cuando murió el obispo Aelfric y nuestro santo fue preconizado a la sede primada de Inglaterra. 

Desde 1008 a 1013, los daneses asolaron las costas inglesas una y otra vez. En este último año los daneses llegaron comandados por el mismo rey Swen, y tomaron la ciudad de Canterbury, ayudados por el traidor abad de San Agustín, a cambio de riquezas del botín. Los daneses incendiaron la ciudad y su catedral, asesinaron a muchos y tomaron a los demás como esclavos, además, se llevaron al arzobispo como rehén precioso, por el cual pedían 48.000 libras. El rey, el clero y el pueblo comenzaron a reunir el dinero, pero el día 13 de abril, Domingo de Pascua, el santo obispo prohibió que se gastase en él nada, y menos cuando se necesitaba para socorrer a los pobres que lo habían perdido todo. Los daneses tuvieron paciencia hasta el día 19, víspera de la Octava, cuando comenzaron a insultarle, pegarle y le tomaron como blanco de burla, lanzándole huesos de sus desperdicios. Finalmente, uno más ebrio que los demás, blandió un hacha y la hundió en la cabeza del santo, que murió en el acto. Una vez que vieron que no era posible sacar dinero de él, los daneses lo entregaron a los ingleses, que llevaron el santo cuerpo a Londres, donde fue recibido con la veneración del clero y el pueblo. Fue sepultado en la catedral de San Pablo.

En Greenwich, donde fue asesinado, una iglesia recuerda su memoria. Los normandos, luego de la conquista de Inglaterra intentaron disminuir su culto porque no veían en él un mártir de la fe. Pero la iglesia angla se opuso firmentemente, pues su caridad cristiana, que impidió se recaudara dinero destinado a los necesitados, era suficiente como causa del martirio, y así lo defendió sobre todo San Anselmo (21 de abril). En 1023 el rey Canuto II de Dinamarca, impulsado por su mujer la Beata Emma de Normandía (14 de marzo), para reparar el mal causado por su padre, el rey Swen, organizó y costeó la traslación de las reliquias del santo a Canterbury. Allí fue sepultado en una hermosa tumba cerca del altar mayor, también costeada por los daneses.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.


A 19 de abril además se celebra a
San Expedito, soldado mártir.
San Werner de Oberwesel, niño mártir.

martes, 18 de abril de 2017

Idesbald, más tiempo de abad que de monje.

Beato Idesbald de Ter Duinen, abad cisterciense. 18 de abril.

Sobre su vida de infante, joven y primeros años de adulto nada sabemos, pues los datos son escuetos y solo se recopilan a partir de su entrada en el monasterio cisterciense de Ter Duinen, a la avanzada edad de 60 años. El monasterio estaba bajo el cayado abacial del Beato Roberto de Brujas (29 de abril). Nuestro beato fue ordenado presbítero y durante años dirigió la liturgia y el coro monástico. En 1153 el nuevo abad, Albero, le confirmó en su cargo de maestro de ceremonias, pero en 1155, al deceso de este abad, la comunidad eligió a Roberto como nuevo padre del monasterio. Y esto a pesar de que solo tenía 6 años como monje. Durante su mandato la abadía floreció en las virtudes y la economía. Ganó un largo pleito a abadía de Winoksbergen sobre unas tierras. 


Falleció el 18 de abril de 1167, hoy hace 850 exactos, mientras redacto su escueta biografía. Fue sepultado en un ataúd de plomo. El 21 de abril de 1624 se efectuó una traslación de las reliquias y el cuerpo se halló incorrupto. En 1627 se trasladó el cuerpo a Brujas, ante los ataques constantes de los luteranos a las iglesias y su pasión por destruir las reliquias. En 1834 se trasladó el cuerpo, definitivamente, a la abadía de Potterielei, Brujas, donde se venera aún. En 1894 el papa León XIII confirmó su culto. Es patrono de la ciudad de Sint-Idesbal, de la nobleza flamenca; de agricultores, marineros y pescadores. Se le invocada contra la fiebre y el reumatismo.


A 18 de abril además se celebra a

lunes, 17 de abril de 2017

Beato Roberto, en su 950 aniversario.

Beato Roberto de "La Chaise Dieu", abad. 17 de abril y 29 de noviembre.

Fue originario de Auvernia, y sus padres se llamaron Girald y Raingardis. Su nacimiento tuvo una circunstancia que nuestro santo siempre vio como providencial y esclarecedora de su vocación a la soledad: cuando su madre estaba en avanzado estado de gestación emprendió un viaje, y estando en medio de un paraje solitario, le llegaron los dolores de parto y el niño Roberto nació en medio de un solitario prado, y la soledad sería siempre su aspiración.

Fue educado en la colegiata de la catedral de San Julián de Brioude (28 de agosto), donde aprendió teología, música, filosofía, retórica y demás. Siendo aún joven, junto a algunos amigos piadosos, fundó un hospicio para mendigos, a los que cuidaban personalmente, a la par que catequizaban. A una edad incierta, pero joven aún, fue ordenado presbítero, y su amor por la soledad le llevó al célebre monasterio de Cluny, en plena reforma monástica por la obra de San Odilo (1 y 3 de enero, 29 de abril, 11 y 31 de diciembre). Aunque un entusiasta de la reforma litúrgica, del canto y la solemnidad, pronto se acentuó su vocación a la soledad, por lo cual pidió permiso a su abad y, como otros tantos santos, emprendió una peregrinación penitente a Roma, para hallar luz con la intercesión de los santos apóstoles San Pedro y San Pablo. En Roma veneró las santas reliquias, ejerció la caridad mientras su alma cada vez se confirmaba más en el llamamiento al retiro.

Regresó de Roma acompañado de un soldado penitente llamado Esteban que vivía arrepentido de los excesos de las guerras, y ambos se establecieron en un sitio solitario, donde se les unió un segundo soldado buscando redimir sus pecados. En breve aparecieron dos discípulos más, y todos juntos comenzaron una vida penitente, de silencio y trabajo. Así nació la "Chase Dieu", un recinto monástico que ya en vida de Roberto llegó a tener 300 monjes. Numerosos milagros realizó Roberto, como sanar cojos o ciegos, hallar agua por medio de milagros o predecir el día de su muerte, que ocurrió el Domingo de Pascua, 17 de abril de 1067, hoy justo hace 950 años, cuando redacto este artículo. Fue sepultado en la iglesia del monasterio.


A 17 de abril además se celebra a
Beato Bautista Mantuano, carmelita.
San Rodolfo de Berna, niño mártir.

domingo, 16 de abril de 2017

San Druon, el recluso culpable.

San Druon de Sebourg, recluso. 16 de abril y domingo de Trinidad. 

San Druon (Drogo, Dragone) nació en Épinoy, poco después de la muerte de su padre, y su nacimiento causó la muerte de su madre, que en un parto muy difícil, quiso salvaran al niño y no a ella. Fue criado por unos parientes, que cuando Druon tenía 10 años le revelaron que él había nacido gracias a la muerte de su madre. Luego de este conocimiento, Druon no fue el mismo. La culpa le persiguió durante años. Dejó todos sus bienes para emprender una peregrinación a Roma, con vistas a librarse de la culpa. Y no una vez, sino hasta 10 veces fue a que el papa le absolviera de “su culpa”, aunque nunca fue recibido por ningún papa. Sí que obtuvo la respuesta de uno de ellos, no se sabe cuál, sobre que no tenía culpa alguna en la decisión de su madre.

Se estableció en Sebourg, donde fue pastor de las ovejas de una noble llamada Elizabeth la Haire, que le cobró mucho afecto. Era un pastor hábil con los animales, y la leyenda dice que conocía por revelación los males de los animales, para poder curarlos. También se dice que tuvo el don de bilocación, pues sanó animales a enormes distancias, al mismo tiempo que había sido visto en misa. Un día notó una llaga en abdomen, que se diagnosticó en una hernia que fue haciendo más grande y le deformó el abdomen, por lo cual se recluyó a sus 26 años en un habitáculo junto a la iglesia de Sebourg, dedicándose a la oración y la penitencia. Vivió pobremente, alimentándose exclusivamente de la Eucaristía los domingos, que le era administrada por una abertura que miraba a la iglesia. En una ocasión la iglesia se incendió, pero Druon no abandonó su recinto, disponiéndose a lo que Dios quisiera, pero milagrosamente se salvó del incendio aunque su celda se calcinó.

Finalmente falleció casi a los 80 a los años, el 16 de abril de 1186, Domingo de Pascua luego de una larga agonía durante la cual los intestinos se le pudrieron. Algunos parientes lejanos reclamaron el cuerpo del ya venerado como santo, en contra de los cristianos de Sebourg, que querían conservarle y venerarle como ya hacían en vida. Aún así, los parientes ganaron y montaron el cuerpo en un carro para llevarlo a la iglesia familiar de Épinoy, pero según avanzaban, la carga se hizo tan pesada que los bueyes tuvieron que detenerse en los límites de la ciudad. Visto esto como una señal del cielo, se dio la vuelta al carro que se fue aligerando hasta que llegó a la iglesia mayor, así que fue sepultado en la misma iglesia junto a la cual se había santificado. En 1272 se elevaron las reliquias a una urna en la misma iglesia, y en 1611 se depositaron en el actual relicario. Es abogado de los pastores y los camareros. El domingo de Trinidad sus reliquias procesionan con gran devoción aún hoy.


A 16 de abril además se celebra a
Santo Toribio de Astorga, obispo.
San Thuribe de Le Mans, obispo.

sábado, 15 de abril de 2017

San Paterno, contra la sequía.

San Paterno de Vannes, obispo. 15 de abril y 21 de mayo (traslación de las reliquias).

Fue hijo del presbítero San Pedran (6 de enero), y nació antes de mediados del siglo V. En ocasiones se le confunde con otro San Paterno que habría sido discípulo de San Patricio (17 de marzo), pero en realidad es anterior al nuestro. Sobre el año 465 seis obispos galos se reunieron en Tours bajo la presidencia del obispo de esta ciudad, San Perpetuo (8 de abril), para crear la sede de Vannes, de la que fue elegido obispo nuestro santo. Una de sus primeras tareas fue reunir a eremitas dispersos que había por los bosques, examinarles de la fe, las virtudes y sus intenciones, y congregarlos en un monasterio. Además, puso orden en la iglesia local, promovió la misión y la caridad.

Sobre el año 496, cansado del gobierno que se le hacía difícil, Paterno renunció y se retiró a Franconia. Pasaron tres años, cuando una terrible sequía asolaba Vannes, los habitantes de la ciudad, temiendo Dios les castigaba por su mal proceder con el obispo, fueron a buscarle. Pero hallaron que había fallecido, sobre el año 500, por lo que solo pudieron trasladar sus reliquias, luego de prometer construir una iglesia digna para acogerlas si terminaba la sequía.

Sus reliquias, las pocas que quedaban, desaparecieron con la Revolución Francesa. Es considerado uno de los fundadores de la iglesia bretona, junto a San Samson de Dol (28 de julio), San Corentin (12 de diciembre), San Pol de Léon (12 de marzo), San Tugdual (30 de noviembre), San Brieuc (1 de mayo) y San Malo (22 de octubre y 15 de noviembre). Su intercesión es invocada contra la sequía en parte de la campiña francesa. En 1968 Pablo VI lo proclamó patrón de Vannes.


Fuente:
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.

A 15 de abril además se celebra a
San Ruadhan de Lothra, ermitaño.
Santa Edwette de Esquibien, virgen y mártir.

viernes, 14 de abril de 2017

Bernardo, el amansa lobos.

Beato Bernardo de Thiron, abad. 14 de abril.

Nació en 1046, en Abbeville, y fue discípulo del Beato Roberto de Arbrisselle (24 y 25 de febrero). Primero fue benedictino en Saint-Cyprien de Poitiers, de donde salió para vivir como ermitaño, siempre vinculado al monasterio. Sin embargo, a los pocos años fue elegido abad y tuvo que regresar. Sirvió como abad al monasterio hasta que, cansado del gobierno, lo abandonó y se retiró al bosque de Thiron, a vivir como ermitaño. En unos años junto a algunos discípulos fundó un cenobio donde se conjugaba el trabajo pesado con la oración.

Una leyenda cuenta que, siendo su hermano el monje encargado de las ovejas, apareció un lobo que se llevó una de las ovejas. Bernardo hizo oración y la fiera salió del bosque, poniendo a los pies de Bernardo a la oveja viva. El tránsito de Bernardo fue en 1117, y aunque su culto tuvo más éxito que el del Beato Roberto, no fue autorizado formalmente hasta 1861. Es patrón de los torneros.


A 14 de abril además se celebra a
San Pedro González Telmo, dominico.
San Benezet de Avignon, pastor.

jueves, 13 de abril de 2017

Beata Ida de Bolonia.

Beata Ida (o Judith) de Bolonia, viuda. 13 de abril.

Nació sobre 1040 en la ciudad de Bouillon, y fue hija del Duque Godofredo IV de Lorena. Muy joven casó con el duque Eustacio II y con el que tuvo dos hijos: Godofredo y Balduino, los conocidos cruzados que tomaron Jerusalén en la I Cruzada en 1098. También fueron reyes latinos de Jerusalén, siendo coronados Godofredo en 1099 y Balduino en 1100. Ida fue muy piadosa y caritativa desde niña, amante de la oración, la lectura y hacer el bien. Su director espiritual fue el célebre San Anselmo (21 de abril; 4 de diciembre, consagración episcopal, y 12 de septiembre, invención de las reliquias), y cuando este fue nombrado arzobispo de Canterbury, continuó dirigiéndose con él por carta, de las que se conservan algunas, llenas de sabor espiritual, piedad y deseo del bien de las almas.

En 1070 enviudó y donó todas sus posesiones a iglesias y monasterios franceses y belgas, para tomar el hábito en la abadía benedictina de St. Vaas. Allí confeccionó bellísimos ornamentos litúrgicos, de los cuales algunos aún se muestran. Falleció en 1113 y fue sepultada en el mismo monasterio. Sus reliquias fueron trasladadas a Bayeux.


A 13 de abril además se celebra a 
Beata Ida de Lovaina, mística cisterciense.
San Hermenegildo, mártir.

miércoles, 12 de abril de 2017

San Julio I, el "primer papa".

San Julio I, papa. 12 de abril. 

Julio fue romano de nacimiento, hijo del presbítero Rústico y fue presbítero cercano al papa San Marcos (7 de octubre), al que sucedió en la sede de San Pedro, luego de ser elegido el 6 de febrero de 337, imperando San Constantino (21 de mayo). Si bien la Iglesia gozaba de paz con el imperio, se abría al mismo tiempo una época de pugnas teológicas y doctrinales dentro de la Iglesia, que acentuaron las diferencias entre Oriente y Occidente, entre las distintas sedes apostólicas. El primer hecho se hizo evidente con la entrada del arrianismo en la Iglesia, muy fuerte en la sede alejandrina.

 Con Julio se da el hecho curioso de que es el primer sucesor de San Pedro al que se le llama "papa", título que antiguamente era dado a los demás obispos y prelados orientales, pero nunca había sido usado en Occidente. Sería San Siricio (26 de noviembre), quien lo haría exclusivo del obispo de Roma. Otra de sus innovaciones de su pontificado fue evitar que los clérigos fueran juzgados por los tribunales civiles, haciendo que fueran juzgados por los obispos, aunque al mismo tiempo se dio a sí mismo el derecho de juzgar por encima de dichos sínodos locales de obispos, pues los presbíteros podían apelar al juicio del papa directamente en algunas situaciones.

El segundo hecho, relacionado con esta última prerrogativa quedó evidenciado cuando en 339 el legítimo patriarca, el gran San Atanasio (2 de mayo), fue expulsado de su sede por los arrianos, lo mismo otros prelados fieles a la verdad católica. Atanasio fue a Roma a apelar ante el papa por lo injusto de su expulsión. El papa Julio recibió al santo con amor y en 340 convocó un Sínodo en el cual se afirmó el Credo de Nicea y se condenó formalmente el arrianismo. Como este Sínodo se celebró con solo obispos occidentales y algunos de África, los obispos de Oriente se reunieron en Antioquía, alarmados por su exclusión de tal reunión, en la que se había hablado de la situación de la Iglesia sin contar con ellos. El papa respondió planificando otro Sínodo en Sardica, con la anuencia de los emperadores Constante y Constancio, al cual se enviarían legaciones de todas las sedes. En 343 se celebró este Sínodo, que reafirmó la fe católica, pero que sin embargo, no pudo concluir que la expulsión de Atanasio era ilegal, pues muchos obispos de Oriente la aceptaban. Por otro lado, recordaron al papa que él tenía alojado al desterrado en su propia sede contra el parecer de la sede alejandrina, igualmente de tradición apostólica. 

Este Sínodo introdujo un canon que Oriente no aceptó que decía: "Cada vez que un obispo depuesto afirme que se le ha hecho injusticia, el Sínodo que lo condenó escribirá al obispo de Roma, quien designará jueces para renovar la investigación, y ninguna otra persona será nombrado para ocupar el lugar del obispo depuesto sin la concurrencia del obispo de Roma". Fue una jugada arriesgada por parte de Julio, pues poco antes, los obispos de Oriente, alarmados con este aumento del poder del obispo de Roma sobre los demás, le habían escrito: "Aunque admitimos y expresamos respeto por el papel preeminente de la sede romana, los obispos orientales negamos a la Iglesia de Roma el derecho de darnos órdenes. La importancia de una Iglesia no se mide por la grandeza de la ciudad en que se encuentre. ¿Por qué ha de inmiscuirse el Occidente en las cuestiones privativas de las diócesis de Oriente? Antiguamente, el Oriente aceptó sin discutir las sentencias de Occidente sobre los problemas ocasionados por Novaciano y Pablo de Samosata. De ahora en adelante será distinto, y empeñarse en lo contrario supondría una ruptura". Julio les contestaría en una carta, dirigida a los "eusebianos", seguidores de Eusebio, obispo usurpador en Constantinopla: "No sabéis acaso que la regla canónica era desde luego, recurrir a nuestra autoridad, y que de nuestra autoridad había de salir la decisión? Tal es la tradición que hemos recibido del apóstol Pedro, y la creo tan universalmente reconocida, que no la mencionaría ahora si no me obligaran a ello deplorables ciscunstancias (…) ¿No sabéis, acaso, que la costumbre manda contar con nosotros, en primer lugar, para que la justicia se administre en todas las Iglesias desde aquí?"

Desilusionado de ver fallida su intención de devolver la sede de Alejandría a San Atanasio, que aun tardó tres años en retomarla, Julio se dedicó a cuidar de su grey de Roma. Construyó una basílica en el Foro de Trajano, la conocida como "Basílica de los Santos Apóstoles", y además, se le atribuye la construcción de la primitiva iglesia de Santa María en el Trastévere. Igualmente es probable construyera la basílica de San Valentín en la Via Flaminia, que aparece mencionada por primera vez en 359. También en la Via Flaminia construyó un cementerio, y otro en la Via Aurelia, y un tercero en la Via Portuensis. Su pontificado, además se caracterizó por la caridad que demostró cuando la peste asoló Roma. Murió en 352, amado por los romanos, siendo sepultado en el tercer milliario de la Via Aurelia, en el cementerio de Calepodio. Fue sucedido por el papa Liberio.

Fuentes:
-"Liber Pontificalis". COLUMBIA UNIVERSITY PRESS. New York, 1916.
-"Lives of Popes". Volumen I.
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-"Historia General de la Iglesia". Tomo I. D. J. DARRAS. París, 1862


A 12 de abril además se celebra a
San Víctor de Braga, mártir.
San Erkenbod de Sithiu, obispo.

martes, 11 de abril de 2017

Antipas, el siervo fiel.

San Antipas de Pérgamo, obispo y mártir. 11 de abril.

La primera referencia que de él hallamos está en las Escrituras. "Yo sé dónde moras: donde está el trono de Satanás. Guardas fielmente mi nombre y no has negado mi fe, aun en los días de Antipas, mi testigo, mi siervo fiel, que fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás". (Apocalipsis 2, 13). Es la carta a la Iglesia de Pérgamo, a la cual se le pone de ejemplo de fidelidad hasta el martirio por la causa de Cristo.

Una tradición oriental le hace el primer obispo de dicha ciudad, ordenado por San Juan Evangelista (27 de diciembre, 6 de mayo, "Ante portam Latinam"; 8 de mayo y 26 de septiembre, Iglesias Orientales). Imperando Domiciano fue llevado ante el juez, el cual intentó convencerle de la antigüedad y lo venerable del culto a los dioses, frente a la novedad del Cristianismo. Antipas, que era versado en las Escrituras, le mostró como desde el principio, toda la Revelación apuntaba a Cristo, y no a los falsos dioses. Demostró la vacuidad de la filosofía y la maldad y repugnancia de los dioses, llenos de pecados y males como los humanos. Y todo siempre confrontándolo con la pureza de la fe cristiana y el testimonio de Jesucristo. El juez, irritado, mandó fuera metido en un toro de bronce (el toro de Phalaris) y este encendido hasta quemar vivo al santo. Aún dentro de aquel horno, Antipas entonaba salmos y cánticos al Señor, hasta que expiró.


A 11 de abril además se celebra a
San Guthlac de Cronwland, ermitaño.
Santa Godebertis de Noyon, virgen.

lunes, 10 de abril de 2017

Antonio, apedreado por Cristo.

Beato Antonio Neyrot, dominico mártir. 10 de abril y 29 de agosto (traslación de las reliquias).

Nació a inicios del siglo XV, y a mediados del mismo siglo tomó el hábito dominico en la ciudad de Florencia, en el convento fundado por San Antonino (10 de mayo). Fue ordenado presbítero en poco tiempo, y se le encomendó la predicación. 

Fue enviado por sus superiores a Sicilia a predicar una misión, y estando de regreso su barco fue asaltado por piratas berberiscos, apresado y llevado a Túnez. Allí fue esclavizado y por miedo a la muerte y para ser liberado, renunció a la fe cristiana y se casó con una musulmana, y llegó incluso a comenzar una traducción del Corán al dialecto piamontés. A los cuatro meses, se le apareció San Antonino con semblante triste lleno de arrepentimiento, reniega de su nueva fe y se pone su hábito de religioso. Aprovechando el regreso del rey de Túnez de una expedición y que el puerto estaba lleno de personas, Antonio se fue allí y renegó públicamente del Islam, arrepentido, y predicó a Cristo a los presentes. El rey intentó hacerle cambiar de parecer, y como no lo logró, lo encerró en la cárcel. Allí le torturaron, pero confortado con la meditación en la Pasión de Cristo, todo lo soportaba. Algunos cristianos le hicieron llegar buena comida, pero él lo dio a los otros presos, bastándole con pan y agua.

A los 5 días le dieron una segunda oportunidad para arrepentirse, y como se negó a traicionar a Cristo una vez más, fue condenado a ser lapidado. Así murió, apedreado el 10 de abril de 1460, Jueves Santo. Los musulmanes luego le despedazaron e intentaron quemar el cuerpo, pero no encendía, así que lo vendieron a unos comerciantes portugueses que habían visto el martirio y se habían informado de quien era. Estos lo tomaron con reverencia y lo conservaron hasta que el 29 de agosto de 1469 entraron triunfalmente las reliquias en Rívoli, patria del mártir. Su culto fue espontáneo y pronto se hizo gran fiesta, aprobándolo el papa Clemente XIII, aunque hoy está casi olvidado, aunque la Orden dominica aún lo tiene como memoria libre.


A 10 de abril además se celebra a
Santa Hulda, profetisa.
San Macario de Gante, obispo.

domingo, 9 de abril de 2017

Santa María, de Cleofás, de Alfeo y de Santiago.

Santa María de Cleofás, pariente de Cristo. 9 de abril, 11 (en Reims) y 25 de mayo (en Arlés).


Sobre María, la de Cleofás, el Evangelio nos da algunas pistas. Según Mateo 27, 56 y Marcos 15, 40, es "madre de Santiago y de José". La relación de esta María con la Santísima Virgen María tiene varias versiones. Es llamada "hermana", pero ya sabemos lo ambiguo que es en los Evangelios esta expresión, tanto que los mismos hijos de María y Alfeo son llamados hermanos de Jesús.
Una versión nos da la leyenda occidental de la "Santa Parentela", una leyenda tardía, datada en el siglo XII y ampliada y extendida en el XIV gracias a Santa Coleta de Corbie (6 de marzo). En esta corriente, María de Cleofás no solo sería medio hermana carnal de María, hija de Santa Ana (26 de julio) en su segundo matrimonio con San Cleofás (25 de septiembre y 30 de octubre), sino que además, al ser mujer de San Alfeo (24 de abril), que era hermano de San José, el círculo se cierra, siendo Cristo Jesús y los hijos de María y Alfeo (Judas, Simón, Santiago el Menor y José), primos hermanos. Lo mismo pasará con Santa María Salomé (9 de abril, 25 de mayo y 22 de octubre), hija de Santa Ana y su tercer marido, San Solas. Los hijos de la Salomé, Juan Evangelista y Santiago el Mayor serán primos de Cristo, llamándose "hermanos". Sin embargo, la "Historia de José el Carpintero", una obra árabe del siglo IV, Judas, Justo, Santiago el menor y Simón son hijos de San José en su primer matrimonio, siendo medio hermanos de Cristo. Otros relatos de la infancia de Cristo, como el "Evangelio de Tomás" siguen esta versión, y no aparecen como hijos de esta María de Cleofás, hermana de la Santísima Virgen. Sin embargo, esto contradice el Evangelio, que, como dije, dice expresamente que ella es madre de Santiago y José, hermanos del Señor.

Unas Actas ficticias, del siglo XIII, dice que, siendo viudas, María la de Cleofás y María Salomé acompañaron a la Virgen María desde la muerte de San José, por lo que sus hijos se criaron todos juntos. Se mencionan elementos reales del Evangelio, como que le acompañaron junto a la Cruz y fueron, como familiares que eran, a la sepultura el domingo de Pascua, sabiendo de primera mano la resurrección de Nuestro Señor. Y se mencionan elementos legendarios, como que al enterarse Salomé del martirio infructuoso de su hijo San Juan Evangelista (ante Portam Latinam), se fueron ambas a Roma, donde conocieron al papa San Clemente (23 de noviembre). Luego se retiraron a Veroli, cerca de Fronsinone, donde fallecieron dedicadas a la oración y el apostolado. En 1209 un joven habría tenido la “revelación" de la presencia del cuerpo de Santa María de Cleofás en una cueva de las cercanías. Fueron en procesión desde el monasterio de Casamare el abad y sus monjes y hallaron los huesos bajo una roca en la que estaba grabado "María, la Madre de Santiago está aquí". Otra versión dice que el mismo Santiago el Menor (3 de mayo) se habría aparecido al obispo de Veroli para indicarle el sitio del enterramiento. Y una tercera versión dice que fueron trasladados a Veroli por un cruzado en 1220. Probablemente esta última sea la más certera en cuanto a la presencia de las reliquias, pero tampoco asevera que sean auténticas.


Las Miróforas.
Sin embargo, diversos sitios se dicen en posesión de las reliquias de María de Cleofás, en Italia, Turquía, Alemania, Portugal, España o Francia. De hecho, la tradición provenzal nunca mencionan esa estancia en Veroli, sino que hace a las Marías en la Provenza junto a Santa María Magdalena, donde habrían sido sepultadas. La versión española la hace pasar por España, Portugal, Inglaterra, junto a Santiago, para ir a parar luego a Veroli, pero este es un añadido aún más tardío, del siglo XVII. En Venecia se venera una cabeza de nuestra María de Cleofás, supuestamente llevado allí desde Constantinopla, donde ciertamente, también se venera un cuerpo desde el siglo VI.

Los ortodoxos la veneran especialmente el Tercer Domingo de Pascua, llamado "de las Miróforas", en el que hacen mención especial de las santas mujeres anunciadoras del Resucitado.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.


A 9 de abril además se celebra a
Santa Waltrudis de Mons, abadesa.
Beata Margarita Rutan, virgen y mártir.

sábado, 8 de abril de 2017

Enviados y martirizados.

Santos Herodion, Asíncrito, Flegon y Hermas, obispos y mártires. 8 de abril, 4 de enero (sinaxys de los apóstoles y discípulos) y 13 de febrero.

San Herodión.
Sobre estos santos discípulos de Cristo tenemos dos fuentes. La primera es la Escritura, pues aparecen mencionados en la carta que San Pablo dirige a los romanos por medio de Santa Febes de Corinto (3 de septiembre), en la que envía saludos a la comunidad de esta ciudad, donde se hallan algunos judíos. "Saludad a Herodión, mi pariente". Y más adelante añade: "Saludad a Asíncrito, Flegon, (…) a Hermas, y los hermanos que están con ellos".

Según la obra "De los 72 Discípulos", atribuida a San Hipólito (22 de agosto), estos santos fueron parte de los 72 discípulos que Cristo envía en su nombre a predicar (San Lucas 10, 1). Herodión era de la tribu de Benjamín y fue obispo de Patras, donde fue martirizado por Cristo, aunque otra tradición le hace mártir en Tesalia. En ambas fue apedreado y posteriormente tendido en el potro, donde luego de atormentarle, le decapitaron. Asíncrito llegaría a ser obispo de Hyrcania, Flegón sería el obispo de la ciudad griega de Maratón, y Hermas obispo de Filipos. Igualmente serían mártires los tres.

Algunos menologios los mencionan a 13 de febrero, junto a San Agabo, otros a 21 de noviembre junto a San Rufo, y otros a 9 de mayo.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.


A 8 de abril además se celebra a
San Bademo, abad mártir.
Santos Edesio y Anfiano, mártires.
La Traslación de San Alberto de Jerusalén.

viernes, 7 de abril de 2017

El Señor del Rebozo

Señor del Rebozo

Esta imagen de Jesús Nazareno que es venerado actualmente en el Templo de Santo Domingo de Guzmán, en la ciudad de México es famoso por recibir a manera de ex votos en agradecimiento de sus milagros multitud de rebozos, pero para poder narrarles la leyenda que sobre él se cuenta primero debemos aclarar que es un rebozo, es una pieza de vestir de uso femenino aunque su origen es muy debatido tal parece que comenzó a usarse durante la época virreinal, debido a que para que las mujeres pudieran ir a misa tenían que cubrirse la cabeza con una mantilla o mantón pero estas al ser traídos de España o de Oriente eran sumamente costosas y solo las damas de la alta sociedad particularmente las españolas venidas de la península podían adquirirlas, por lo cual las criollas, mestizas e indias tuvieron que buscar algo para cubrirse la cabeza y fue como aparece el rebozo como una versión más popular y menos costosa al ser elaborada por las mismas mujeres para poder cubrirse la cabeza o taparse del frio, esta pieza que es como la mantilla mexicana se ha vuelto parte imprescindible del atuendo típico de la mujer en México.

Quedando ya aclarado el punto sobre el rebozo, entramos ahora a hablar sobre esta advocación la cual en un principio fue venerado en el templo de Santa Catalina de Siena (1, Impresión de las llagas, y 29 de abril) fundado en el siglo XVI, se dice que a la entrada de este templo se encontraba una Nazareno de madera de escultor anónimo, la imagen mostraba toda la triste escena de la pasión del Señor, se podían ver las innumerables llagas en la imagen debido a que solo se cubría con una pequeña pieza de túnica morada, este triste y pálido aspecto tal parece que fue lo que movió a la novicia Severa de Gracida y Alvárez que posteriormente tomaría por nombre el de Sor Severa de Santo Domingo a rezar antes esta imagen cada vez que iba a misa al templo de Santa Catalina, se detenía a musitar algunas oraciones ante la imagen y parecía que cada día veía la imagen más agonizante y sangrante.

Pasaron treinta y dos años, años en que la religiosa nunca faltó a hacer sus oraciones ante el Nazareno y su devoción por él aumentaba cada vez más, la religiosa se hizo anciana y enferma y al serle tan difícil el poder ir a ver a su querido Nazareno desde su habitación lo llamaba y le dirigía sus oraciones. Una noche de tantas empezó una terrible tormenta con un aire que soplaba muy fuerte al grado de calar en los huesos de aquella anciana religiosa, al ver esta que el agua azotaba terriblemente, gritó llena de dolor “¡Jesús, Cristo mío! Dejadme que cubra vuestro enjuto y aterido cuerpo. Venid a mi Señor, y mostraos ante esta pecadora que solo ha sabido amarte y adorarte en religiosa reverencia”. Esa era su petición ante su imposibilidad de poder ir a cubrir su amada imagen. 


Señor del Rebozo.
Grabado de finales del siglo XIX
Poco tiempo después cuando enfureció aun más la tormenta, tocaron a la puerta de la monja y esta con sumo trabajo se levanto y abrió la puerta, se encontró con un mendigo muerto de frio que imploraba por pan y abrigo. La religiosa tomó una pieza de pan y lo mojo en aceite y un poco de agua y sacó de su ropero un rebozo de lana con el cual cubrió el cuerpo de aquel mendigo. Después de hacer esto el cuerpo de la religiosa se estremeció y dando un profundo suspiro cayó muerta.

Al día siguiente encontraron su cuerpo inerte pero con un olor a rosas y con una hermosa sonrisa en su rostro. Y en el templo de Santa Catalina, cubriendo el doloroso y sangrante cuerpo del Nazareno, estaba el rebozo de la anciana mujer. Debido a este milagro que consideraron como un hecho inexplicable es que esta imagen fue bautizada por las religiosas y los fieles como “El Señor del Rebozo”, celebrándose su festividad hasta la actualidad el primer viernes de marzo, pero al ser exclaustradas las monjas en el siglo XIX y ser convertido el templo de Santa Catalina en templo protestante como aun hoy lo es, las religiosas decidieron que la imagen fuera llevada al templo de Santo Domingo, donde actualmente se le venera y tiene su propia capilla.

Entre las devociones populares a esta imagen, está la de rezarle los treinta y tres credos en honor de cada uno de los años de la edad de Cristo para pedirle un favor.

Por: Lic. André Efrén Ordóñez.