Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

domingo, 30 de abril de 2017

"La caridad de Cristo nos anima"

San José Benito Cottolengo, presbítero fundador. 30 de abril.

El 3 de mayo de 1786 vino al mundo en la pequeña población de Bra, provincia de Cuneo, José Benito Cottolengo, el primero de los doce hijos de un comerciante de lanas y de una devota y piadosa dama piamontesa de quien aprendió los principios de la Fe cristiana. La infancia y adolescencia del muchacho estuvieron marcadas por los avatares trágicos de la Revolución Francesa, que estremeció al Piamonte casi tanto como a la misma Francia, y por la posterior invasión napoleónica que sujetó toda Europa a su dominio. Encontrándose su tierra sometida al imperio francés, José Benito debió cursar sus estudios sacerdotales en la clandestinidad y como no le resultaron fáciles se encomendó a Santo Tomás de Aquino (7 de marzo y 28 de enero, traslación de las reliquias). ¡Su intercesión ante Dios fue tan eficaz que aprobó con éxito todos los exámenes!

El 8 de junio de 1811 fue ordenado sacerdote en la capilla del seminario de Turín y al poco tiempo se lo designó vicepárroco de Corneliano d’Alba. Doctorado en Teología en 1816, fue convocado a integrar la Congregación de los Canónicos de la iglesia de Corpus Domini en Turín, pero rápidamente comenzó a sentir una profunda insatisfacción por lo que suponía era una suerte de inacción de su parte. En esas circunstancias comenzó a profundizar y meditar sobre las grandezasde la vida y las enseñanzas de San Vicente de Paul, actitud que, según sus biógrafos lo condujo a una madurez espiritual sin precedentes.

Fue entonces que ocurrió un hecho que habría de marcarlo para toda la vida. El 2 de septiembre de 1827: una humilde mujer de origen francés que viajaba desde Milán a Lyon con su esposo y sus tres hijos, llamó a las puertas de su parroquia en busca de auxilio. La mujer, gravemente enferma, se hallaba en el sexto mes de embarazo y necesitaba urgente atención. Benito al verla en ese estado la condujo en su carruaje hasta el cercano hospital de tuberculosos con la intención de que la atendiesen lo más rápidamente posible pero, grande fue su sorpresa cuando sus autoridades le manifestaron que no estaban en condiciones de hacerlo por tratarse de una extranjera que no reunía los requisitos legales para ser internada. Además, dada su extrema pobreza, no podía costearse ningún tratamiento. De inmediato, partió Benito rumbo a otro nosocomio, el Hospicio de Maternidad, donde obtuvo los mismos resultados. Afligido, hizo nuevos intentos en otras instituciones sanitarias pero todo fue en vano: la pobre mujer expiró en sus brazos tras una larga agonía y mucho sufrimiento. Grande fue su desconsuelo, tremendo su dolor; dolor que se tornó insoportable al ver los rostros desolados del marido y los tres niños, ahora huérfanos "Esto no puede volver a ocurrir. Debo hacer algo para que la gente desamparada tenga un sitio al que acudir", pensó Benito, atormentado por el recuerdo de la mujer muerta en sus brazos.

El 17 de enero de 1828 José Benito Cottolengo alquiló a un particular una sencilla habitación frente a la iglesia parroquialy en ella instaló cuatro camas, abriendo de esa manera un pequeño hospital llamado la Valle Rossa. Lo asistían el médico Lorenzo Granetti y el farmacéutico Pablo Anglesio, bajo la atenta dirección de doña Mariana Nasi Pullini, rica viuda de la región que efectuó los primeros aportes a la naciente obra, llamada en un primer momento Damas de la Caridad. La institución fue creciendo y al cabo de tres años contaba con 210 internados y 170 asistentes. Necesitado de más colaboración, el P. Benito fundó una congregación dedicada exclusivamente a prestar asistencia al nosocomio recientemente fundado y designó superiora a Mariana Nasi. En 1831 estalló una epidemia de cólera que azotó ferozmente a Turín. Las autoridades, temerosas de que el hospital se convirtiese en un centro de propagación del temible flagelo, ordenaron clausurarlo y dejaron una vez más a los pobres enfermos totalmente desamparados.

Lejos de amilanarse, Cottolengo se encaminó al barrio de Valdocco, por entonces en las afueras de la ciudad, y allí fundó la Pequeña Casa de la Divina Providencia que, andando el tiempo, habría de convertirse en un magnífico hospital con capacidad para 10.000 pacientes. Y sobre sus puertas mandó esculpir las palabras de San Pablo: "La caridad de Cristo nos anima". Su fuerza de espíritu y la ayuda de almas caritativas le permitieron inaugurar nuevos pabellones que engrandecieron considerablemente el establecimiento. Así vieron la luz la Casa de la Esperanza, la Casa de la Fe, la Casa de Nuestra Señora y el Arca de Noé, donde fueron internados pacientes de extrema pobreza. El pabellón denominado Amigos Queridos fue destinado a los enfermos mentales, siguiéndole el de los huérfanos, los inválidos, los desamparados y los sordomudos. Tal fue la grandeza y amplitud de la obra que un escritor francés de visita en Turín en aquellos días manifestó asombrado: "Esto es la universidad de la caridad cristiana".

El Padre Cottolengo jamás llevó cuentas ni hizo inversiones. Solía gastar todo en su obra sin guardar nada para el día siguiente. En cierta oportunidad uno de sus asistentes le dijo que no había alimento para los enfermos y que la situación era apremiante. El padre Benito reunió a la comunidad y preguntó si alguno de los presentes tenía dinero. Cuando alguien le dio un par de billetes los alzó a la vista de todos y los arrojó por la ventana. Poco después llegó desde la ciudad todo lo necesario para los internados. Otro día, a la misma hora, ocurrió un hecho similar. No había nada para los pacientes. En vista de ello el santo se retiró con sus religiosas y algunos enfermos a rezar. Y enfrascado se hallaba en sus oraciones cuando cerca del medio día se detuvieron frente al hospicio ¡varios carros del ejército con el almuerzo que los regimientos no iban a utilizar por encontrarse en maniobras a mucha distancia! Tanto trabajo y tanta vocación, minaron la salud de Cottolengo. Intuyendo que su fin estaba cerca, escribió al conde Castegnetto manifestándole, entre otras cosas, que temía llegar a la siguiente Pascua sin ver extendida la mano de Dios sobre la Pequeña Casa. Hacía alusión a un importante crédito que se debía cubrir y que lo tenía sumamente angustiado. Y una vez más el Señor respondió a su pedido ya que a los pocos días el rey Víctor Manuel le envió sorpresivamente 5.000 liras, seguidas de otras 36.000 que le dejaba en herencia el canónico Valletti. Para la Pascua, ¡el crédito estaba cubierto! 

En 1842 la peste de tifus se abatió sobre Turín. San José Benito enfermó y el 30 de abril falleció, a los 56 años de edad, después de recibir la Unción de los Enfermos en Chieri, el día anterior. Esa misma tarde se casaba el rey Víctor Manuel y para no amargar tan fastuoso acontecimiento, su cuerpo fue trasladado en el más absoluto silencio a la capilla de la Pequeña Casa donde fue velado sin pompa y con sencillez. El 29 de abril de 1917 el Papa Benedicto XIV lo declaró beato y el 19 de marzo de 1934 Pío XI lo proclamó santo.

San José Benito Cottolengo conoció y trabó amistad con otro hombre de Dios, San Juan Bosco (31 de enero), a través del cual un discípulo de este último, el joven estudiante San Luis Orione (12 de marzo y 16 de mayo), supo de sus obras, su grandeza y su fortaleza espiritual. Y tanto fue lo que Cottolengo influenció en el futuro seminarista, que cuando varios años después él mismo inició su camino de santidad, bautizó a su naciente congregación con el nombre de Pequeña Obra de la Divina Providencia, en recuerdo de la fundada por el gran apóstol de Valdocco.


Fuente:
-Jhonatan Alarcón.


A 30 de abril además se celebra a
San Eutropio de Saintes, obispo y mártir.
Santa María de la Encarnación Guyart, ursulina.

sábado, 29 de abril de 2017

De varios en un grupo.

Santos Jasón, Sosipatres, Cercyra y compañeros mártires. 29 de abril.

Santos Jasón y Sosipatres.
Jasón y Sosipatres fueron los apóstoles de Corfú, donde habían dedicado la primera iglesia, en honor a San Esteban Protomártir (26 y 27 de diciembre; 2 de agosto, traslación de las reliquias de Jerusalén a Constantinopla; 7 de mayo, traslación de las reliquias de Constantinopla a Roma; 3 de agosto, Invención de las reliquias; y 20 de abril, con San Lorenzo, en Roma). Cuando fueron arrestados, hallaron en la prisión a siete ladrones llamados Saturnino, Iniscol, Faustiano, Genaro, Massal, Eufrasio y Mammio, que estaban allí por sus crímenes Los dos santos predicaron a Cristo a los ladrones, que se convirtieron a la fe, pidiendo perdón por sus muchos crímenes. Fueron bautizados y alcanzaron la palma del martirio por no cejar en su nueva fe, siendo metidos vivos en agua hirviendo.

Cuando torturaban a Jasón y Sosipatres, la princesa de la isla, llamada Cercyra vio desde su ventana la constancia en la fe y la alegría de los dos santos, y quiso ser cristiana también. Su padre entonces la encerró en una torre y le prendió fuego, pero ella salió ilesa, lo cual convirtió a muchos a Jesucristo. La ató el padre entonces a un árbol y mandó que la asaetearan, alcanzando la santa virgen el martirio. Los que se habían convertido por su testimonio escaparon a una isla vecina, pero el rey les persiguió, aunque su barco se hundió en el mar. Su sucesor fue benévolo con los cristianos y Jasón y Sosipatres pudieron predicar el cristianismo en paz, hasta los días de su vejez. Pero luego de su paso al cielo, la persecución se desató de nuevo y muchos padecieron el martirio, entre ellos los cristianos Zenón, Eusebio, Neón y Vital.
Santa Cercyra.

En la tradición griega, estos Jasón y Sosipatres son los mencionados en Romanos 16, 12; Hch 17, 5, y Hch 20, 4., y que serían discípulos de Jesucristo y parientes de San Pablo. En las diversas iglesias son celebrados a 28 de abril, 10 de noviembre o 4 de enero, y algunas reliquias suyas se veneran en Patras, Grecia. Lo más probable es que aunque todos estos mártires estén agrupados en una sola historia, pertenezcan a diversos tiempos y persecusiones. En cuanto a la historia de la princesa mártir, los estudiosos creen que es una alegoría de la conversión de la isla de Corfú que, adivinen, en origen se llamaba así: Cercyra. El tiempo y la leyenda la habrían personificado convirtiéndola en una mártir.


Fuente:
http://www.orthodox.net


A 29 de abril además se celebra a
San Gombert de Avenay, duque, monje y mártir.
Santa Endelienta, eremita y mártir.

viernes, 28 de abril de 2017

Proba y Grimonia, cefalóforas.

Santas Proba y Grimonia, vírgenes y mártires. 28 de abril y 7 de septiembre, traslación de las reliquias.


La leyenda, tardía, cuenta que ambas eran de origen irlandés y de sangre real, hijas de un rey pagano, y cuando se convirtieron a la fe de Cristo, huyeron al continente. La razón de la huida fue que su padre quería casarlas y ellas querían dedicar su virginidad a Cristo. En la Bretaña se adentraron en el bosque de Thiérache, donde comenzaron vida eremítica, pero fueron alcanzadas por unos sicarios del rey pagano, que las asesinaron. Una versión de la leyenda dice que ambas tomaron sus cabezas cortadas y caminaron hasta el sitio donde serían enterradas, por lo que a veces aparecen entre los santos cefalóforos. La leyenda, como no, parece una mezcla de la leyenda de Santas Elfriede, Edith y Sabina (8 de diciembre) y de la leyenda de Santa Dympna (15 de mayo y 27 de octubre, traslación de las reliquias). Algunas versiones hacen coincidir a Proba con una santa de igual nombre que evangelizó Caledonia en el siglo V.

Los cuerpos habrían sido sepultados piadosamente en su ermita, que posteriormente se transformó en santuario, ante los muchos milagros que allí ocurrían. Y no solo eso, sino que el actual pueblo de "La Chapelle" tiene en esta iglesita su origen. En el siglo XIII las reliquias se trasladaron solemnemente a Lesquilles, y el 7 de septiembre de 1562 se trasladaron a la abadía de los canónigos regulares de Henin-Lietard, donde se veneran.


Fuente:
-"Vies des saintes femmes, des martyres et des vierges". VARIOS. París, 1822.

A 28 de abril además se celebra a
San Patricio de Prusa, obispo y compañeros mártires.
Santos Vital y Valeria, Gervasio y Protasio, mártires.

miércoles, 26 de abril de 2017

San Riquier, redentor de cautivos.

San Riquier, ermitaño y abad. 26 de abril.

Riquier nació en Centula, Amiens. Era de origen noble, y vivía muy bien cuando pasaron por su pueblo los monjes Santos Caidoc y Fricor (24 de enero, 31 de marzo, 1 de abril y 30 de mayo). Estos monjes itinerantes le predicaron sobre Cristo, Riquier se convirtió, se bautizó y por imitar a Cristo, se vistió de ropas ásperas y comenzó a ayunar y orar. Dejó todos sus bienes a los pobres, salvo una parte que reservó para comprar a cautivos, darles la libertad y convertirlos si no eran cristianos. Construyó una iglesia con una pequeña celda, donde vivió como un eremita durante un tiempo, hasta que al tener muchos discípulos, construyó un monasterio del que fue elegido abad. Allí, cuenta la leyenda, los pajarillos comían de su mano y hacían silencio cuando el santo oraba, para no molestarle.

Fue amigo de San Adalbald de Douai (2 y 4 de febrero) y de su mujer Santa Rictrudis (12 de mayo), y en una ocasión salvó milagrosamente de morir aplastado por un caballo al hijo de estos, San Maroncio (5 de mayo). Igualmente fue amigo de las hijas de este matrimonio: Santa Eusoye (16 de marzo y 18 de noviembre, elevación de las reliquias) y Santas Clotsindis y Adalsindis (30 de junio). Cuando Maroncio fue un joven, junto a San Gistemar (3 de septiembre) se unió a Riquier en su monasterio.

Luego de unos años de abad, Riquier se fue a Crécy, donde fue ermitaño un tiempo. Allí se fundaría posteriormente el monasterio de Faremoutiers. Sobre 645, cuando supo por revelación que Dios le llamaba a la eternidad, Riquier construyó un ataúd, se metió dentro y allí espero pacientemente la muerte, orando. Luego de morir, fue sepultado en su monasterio, que tomaría su nombre St-Riquier y llegaría a ser una célebre abadía en la que se formarían grandes santos como San Angilbert (18 de febrero), que pediría a San Alkwin (19 de mayo),que escribiera la "vita" de nuestro santo, a instancias de San Carlomagno (28 de enero y 29 de diciembre, traslación de las reliquias). También sería monje de allí San Paschasius Radbert (26 de abril).


Fuentes:
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.


A 26 de abril además se celebra a 
San Paschasius Readbert, abad.
San Cleto, papa.

martes, 25 de abril de 2017

San Miguel, el gran protector.

La Aparición de San Miguel Arcángel en Roma. 25 de abril.

San Gregorio de Tours (17 de noviembre) cuenta que en 590 una terrible peste asolaba Roma y alrededores. El nuevo papa, San Gregorio Magno (12 de marzo y 3 de septiembre, elección papal) ordenó que para implorar misericordia a Dios, todos los clérigos, religiosas y seglares de Roma elevasen súplicas incesantes al Altísimo. Así, distribuyó a los fieles según las diaconías o distritos romanos: el papa, sus presbíteros y diáconos en la iglesia de Santos Cosme y Damián, los monjes en la iglesia de Santos Gervasio y Protasio, y las monjas en la basílica de Santos Marcelino y Pedro. Los niños fueron situados en la iglesia de los santos mártires Juan y Pablo, las viudas se congregaron en la iglesia de Santa Eufemia y los casados en la basílica de San Clemente. Cada grupo estaría acompañado por los presbíteros de cada distrito, que entonarían los salmos penitenciales. Así, turnándose y sin cesar, estos grupos orarían y harían ayuno durante tres días. Al cabo, todos irían en procesión penitencial hasta la Basílica de Santa María la Mayor, para implorar el auxilio de la Madre de Dios, tan efectivo siempre. Podéis imaginaros que impresionante liturgia sería esta. Pasaron los tres días, cuando el día 25 de abril, a las tres de la tarde, cada sección salió de su recinto llorando y demandando piedad a lo alto, cuando al tomar el puente sobre el río Tíber, se vio aparecer sobre el mausoleo de Adriano al ángel Miguel, con una espada de fuego en alto. El ángel, con gesto solemne, envainó la espada, dando a entender que la plaga cesaba por la súplica confiada del pueblo. 

El 29 de septiembre 610 el papa Bonifacio IV consagró definitivamente aquel sitio dedicándolo a San Miguel, llamándose desde entonces y hasta hoy "Castel Sant'Angelo". Ese día con el tiempo, sería la fiesta de San Miguel Arcángel. En el museo del Capitolio puede verse una piedra con una huella que, supuestamente, sería la del santo arcángel. Todo lo recoge, como dije, Gregorio Turolense, que dice haberlo escuchado de la misma boca de un diácono romano que estuvo allí presente en el milagro.

Otras apariciones famosas de San Miguel: en Monte Gargano (8 de mayo), en Honaz (6 de septiembre), en Colosas, con milagro incluido (19 de septiembre), en Tlaxcala, México (25 de abril), en Mont Saint-Michel, Francia (16 de octubre) y en Aralar, España.

A 25 de abril además se celebra a
San Ermin de Lobbes, ermitaño.
Santa Franca de Visalta, abadesa cisterciense.

lunes, 24 de abril de 2017

San Wilfrith para Wilfredo.

Pregunta: Desearía información sobre San Wifredo. ¿Fue realmente Santo canonizado por la Iglesia?, ¿Cuándo se celebra? Muchas gracias.

Respuesta: Supongo te refieres al santo obispo de York, cuyo nombre original es Wilfrith y de donde nace el españolizado Wilfredo:

San Wilfrith de York obispo. 24 de abril y 12 de octubre, traslación de las reliquias.

Nació en 634, en Northumbria, en el seno de una familia noble. La leyenda cuenta que en el momento de su nacimiento, se vio aparecer sobre su casa una columna de fuego, por lo que los vecinos temían que hubiera ocurrido un incendio. Pero al comprobar que la casa no se quemaba, comprendieron que era un signo de Dios sobre el niño. Fue educado en el célebre monasterio de Lindisfarne, done tomó el hábito benedictino y de donde partió a Roma en 655. Allí le recibió el papa San Eugenio I (2 de junio), que le protegió e impulsó sus estudios. En Roma conoció la liturgia romana, que quiso adaptar a la vida monástica inglesa. Regresó por Lyon, para formarse en la Escritura y la liturgia de la Iglesia. Allí fue ordenado presbítero. En 660 regresó a su tierra, donde el rey Alhfrith le encomendó la evangelización de los paganos que aún quedaban en las tierras de Deira. Para ello se hizo ayudar de monjes benedictinos para los que fundó el monasterio de Ripon. Hizo campaña por el abandono del rito celta en las iglesias anglas, y su acción fue fundamental para que en 664 el Sínodo de Whitby declarara obligatorio el rito romano, en sustitución del celta.

En 678 fue elegido obispo de York, y fue a París a ser consagrado, pero al volver a su sede halló que el rey, de acuerdo con San Teodoro de Canterbury (19 de septiembre) había puesto a San Bosa (9 de marzo) en su lugar. Wilfrith no reclamó ni protestó, sino que con humildad se fue al monasterio de Ripon. Luego de un tiempo se fue a Roma a que el papa hiciera justicia, pero el barco se desvió del camino y fue a parar a las tierras de los frisones. Viéndolo como un signo de Dios, estuvo predicando y evangelizando hasta ir a Roma, donde el papa San Agatón (10 de enero), le confirmó en la sede para la que había sido elegido. Entonces el santo volvió a York, pero no pudo tomar posesión de su cátedra sino en 687, pues Bosa se retiró humildemente a Whitby.

Sobre su etapa de obispo, se narra un portento que dice que estando el santo administrando el sacramento de la Confirmación, se le acercó una mujer gritando con su hijo muerto en brazos. Wilfrith no interrumpió la ceremonia, y al final, se acercó a la mujer e invocando el nombre de Jesucristo, resucitó al niño, y tomándolo en brazos, lo enseñó a la multitud como signo del poder de Jesucristo. Y luego dijo a la madre que cuando el niño tuviera 7 años, debía traérselo, para dedicarlo al servicio divino, como era la voluntad de Dios. La mujer accedió, pero al cabo de los 7 años ambos padres se arrepintieron y quisieron llevarse lejos al niño para conservarlo. Pero he aquí que murieron y el niño pasó a cargo de un pariente que, sabiendo de la promesa hecha, lo llevó al santo, que le educó e hizo de él un santo varón para el Evangelio.

El santo se enfrentó muchas veces a los reyes, inmiscuidos siempre en cuestiones eclesiásticas. Cuando quisieron dividirle la diócesis, reclamó ante el papa, por lo que fue encarcelado y expulsado. Visitó Roma, donde el papa San Sergio I (8 y 9 de septiembre) le apoyó, pero aún así, nuestro santo prelado se fue a la Isla de Wight, donde predicó el Evangelio varios años. En su vejez se retiró al monasterio de Ripon, donde vivió como un monje más. Luego pasó al monasterio de Oundle, Northamptonshire, donde falleció el 24 de abril de 710, pero fue sepultado en Ripon. El 12 de octubre de 948 el arzobispo San Odo de Canterbury (4 de julio) trasladó solemnemente sus reliquias a la catedral de York. No fue canonizado oficialmente tal como se entiende hoy en día, porque las canonizaciones aunque antiguas, han tenido un proceso tortuoso y no uniforme en toda la Iglesia. La traslación del siglo X ciertamente ratifica un culto autorizado, por lo que puede darse por canonizado. 


A 24 de abril además se celebra a
San Fidel de Sigmaringen, capuchino mártir.
Santa Bova de Reims, abadesa.


MI LIBRO SOBRE SANTOS PATRONOS DE ENFERMEDADES Y DOLENCIAS:
 

TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS. Versión impresa.
TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS. Versión para móviles, tablets y ebooks.

domingo, 23 de abril de 2017

San Jorge, con cordero, cruz y princesa.

Pregunta: Hola, Rabre; he intentado buscar en tu bitacora algo sobre san jorge, pero lo que he encontrado es muy exiguo, y no satisface mis dudas. No se si tendras algo mas. Tales dudas, son las siguientes: por que junto a la princesa sabra suele aparecer un cordero? por que, frecuentemente, junto al dragon, aparece otro dragon menor? cual es el origen de la "cruz de san jorge", esa cruz de gules en campo de plata, identica al pendon de la resurreccion de Cristo? España.

Respuesta: La verdad es que no tenía, hasta ahora, casi nada publicado de San Jorge, porque se me hace un santo algo complicado entre tanta leyenda, reliquias, culto, historia… No sabía ni por donde empezar. Pero por tu pregunta, vamos a ello:

San Jorge, mártir. 23 y 24 de abril; 6 de mayo, Iglesia antioquena; 15 y 25 de abril, martirologio pseudojeronimiano.

I. La Passio.
La redacción más antigua de la vida y martirio del santo se halla en el corpus de obras atribuido al papa San Gelasio (20 y 21 de noviembre). De esta "passio" hay múltiples copias de las diversas Iglesias orientales, las cuales siempre han venerado a este insigne mártir. San Ambrosio de Milán (4 y 5 de abril, muerte y entierro; 7 de diciembre, consagración episcopal) tiene algún sermón dedicado al santo, por lo que sería conocido en su momento. En el siglo X San Simeón Metafrastes (27 de septiembre y 28 de noviembre, Iglesias Griegas) hace más extensiva la passio, en la que ya se menciona al conocido dragón, pero él no es el primero en hacerlo.

Según esta "passio", los padres de Jorge eran Santos Geroncio y Policronia (24 de abril), cristianos naturales de Persia y Capadocia, respectivamente. El niño Jorge nació en Capadocia y fue educado en la piedad cristiana. Siendo adolescente reveló inclinación a la milicia, por lo cual, entró a servir en el ejército del emperador. Servía al Imperio en Capadocia cuando la primera persecución de Diocleciano, a finales del siglo III, y como era cristiano abiertamente, fue apresado y llevado a comparecer ante el monarca. Este le conminó a que sacrificara a los dioses, pero Jorge se negó, por lo cual padeció varios tormentos en el potro y además sería apaleado. El santo fue puesto frente al mago Atanasio, que pretende hacer los mismos portentos que Jorge, pero no puede, por lo que se convierte a la fe cristiana. También convierte a Anatalio, un General, y a toda su cohorte. Finalmente, el emperador le condena a ser decapitado, como así se hizo. Las fechas del martirio varían, desde 284, imperando Diocleciano, hasta 303, imperando Daciano.

II. Adiciones medievales.
A lo largo de los siglos, y según el culto a San Jorge iba aumentando, se añaden detalles ficticios, como que estando padeciendo el santo, Cristo se le aparece y le predice nada menos que 7 años de tormentos, y que moriría y resucitaría tres veces, para probar la verdad de la fe cristiana. Y de hecho así se nos cuenta: que al convertir al mago Atanasio, le someten a la rueda de pinchos, que le corta a la mitad, pero el santo resucita y entonces convierte a Anatalio y sus soldados. Además, resucita a muertos que habrían fallecido antes de Cristo, les bautiza y estos ascienden al cielo. Destroza ídolos, sana a muchos, convierte a miles, entre los cuales se halla la emperatriz Santa Alejandra (23 de abril), que moriría de un infarto al ir al martirio. También se añade el martirio de su padre, Geroncio, y el de su madre, Policronia, que presencia el martirio de Jorge.

III. La Leyenda Áurea.
En el siglo XIII el dominico Beato Jacobo de la Vorágine (13 de agosto) escribirá su "Leyenda Áurea", en la cual amplía hasta límites insospechados las leyendas de los santos. Introduce tormentos, discursos, de detalles insospechados, argüe, discrepa y catequiza. La historia le importa poco, por lo cual su obra no ha de interesar desde el punto de vista histórico, sino devocional e iconográfico, pues ciertamente, configuró la iconografía de los santos desde esta época hasta hoy. Y San Jorge no es caso aparte. La Vorágine recrea el asunto del dragón, aunque no idea original de él, sino de al menos un siglo antes: el santo además de cristiano, aparece en esta versión como un caballero romántico, noble y cortés, tan al gusto medieval. El dominico expone que mucho antes de ser martirizado, cuando Jorge iba a incorporarse a su Legión, a la sazón en Libia, llegó a un sitio donde moraba un terrible dragón que asolaba la región, al cual había que ofrecerle cada día dos corderos. 

San Jorge. Pueden verse el corderito
y el pequeño dragón.
Ocurrió un día que solo quedaba un cordero en toda la comarca, por lo que el rey decidió que junto al único cordero se le entregara una virgen elegida al azar. Y ese azar quiso caer sobre la propia hija del rey. Y aquí está la respuesta a tu primera pregunta, el porqué del cordero atado en las pinturas del santo. Sobre el nombre de la princesa, pues algunos incluso han aventurado que se trata de aquella Santa Alejandra que mencioné antes. Pues eso, que estando la princesa a punto de ser devorada por el dragón, apareció San Jorge sobre su corcel y armado. Se persignó y atravesó al dragón con su lanza, para luego atarlo con el cinturón de la dama y llevarlo a rastras hasta el centro de la ciudad. Allí predicó sobre el verdadero Dios, en cuyo nombre había matado a la bestia maligna, y por ello todos se convirtieron a Jesucristo. 

Aunque ciertamente se trate de una leyenda medieval y tardía, no hay que pensar que los medievales fueran tan idiotas como para inventarse cosas sin ton ni son. El origen de esta leyenda es iconográfico, pues encontramos muchos iconos orientales antiguos del santo donde, efectivamente, mata a un dragón, que representa el paganismo, derrotado por la fe cristiana. Y esto lo detallaré más abajo.

IV. Culto, reliquias y patronatos.
Lo primero que habría que aclarar es que, por más que se diga, el culto a San Jorge ni se ha prohibido, ni se ha "borrado" del santoral. Es que ni siquiera existe un santoral único, incuestionable y universal. Y si lo hubiera, ni siquiera el caso de San Jorge entraría en esto, pues ciertamente su memoria litúrgica se mantiene. Para saber más de santos "eliminados", se puede leer este artículo.

El culto a San Jorge se puede datar perfectamente ya en el siglo IV, pues los testimonios sobre su sepulcro en Lydia son numerosos. Las primeras iglesias y monasterios dedicados a su memoria ya existen en el mismo siglo IV en Oriente, y en Occidente pueden localizarse en el siglo VI, en Italia y Alemania. A Rusia y los Balcanes llega procedente de Georgia. Prácticamente no hay nación oriental u occidental en la que alguna iglesia importante no estuviera dedicada a su memoria. Todas las Iglesias Católicas, las de la Comunión Anglicana y la Luterana le veneran y la ortodoxia le llama "megalomártir"

San Jorge aparece en la batalla
del Piug. Puede vérsele vestido
como un Cruzado. Valencia.
Ni las invasiones de los moros a Oriente lograron opacar su culto, pues la mayoría de musulmanes también le venera, como destructor del paganismo y la idolatría, de hecho veneran una supuesta tumba suya en Alepo. En Occidente su culto se hace más popular con las Cruzadas, pues estos soldados le toman como patrón, extendiendo este patronato a sus países. Durante las cruzadas, los cristianos reconstruyeron la basílica, en agradecimiento a las supuestas apariciones del santo en algunas batallas contra los musulmanes, animando a luchar por la fe cristiana, mientras portaba el emblema de la cruz roja sobre blanco, lábaro de los cruzados y que pasa a ser el lábaro del santo, como dices. Es por ello, por su patronato sobre los cruzados, por lo que dicha cruz pasa a formar parte de la iconografía de San Jorge. Y aquí te respondí otra de las preguntas.

Sobre las reliquias, pues mucho habría que decir, y lamentablemente no todo bueno, pues hay muchas reliquias falsas del santo. Una cabeza, la más antigua que se conoce, se venera en la iglesia "San Jorge al Velabro", y fue trasladada solemnemente allí por el papa San Zacarías (3, 15 y 22 de marzo), el 23 de abril de 683, día en que se pasó su memoria a la Iglesia romana. Pero en Lydia se venera otra, en Baviera una tercera. Cuerpos enteros o por partes hay en Bolonia, Inglaterra, Rusia, España y más países. Y trozos minúsculos, como huesecitos, pues muchos más. Yo mismo poseo una procedente de Egipto.

Es patrono el santo, como no, de los militares, policías, bomberos, agricultores, domadores, médicos, farmacéuticos y curanderos (estos durante el medievo le invocaban siempre antes de hacer remedios), armeros, herreros, curtidores, jinetes, policía montada, scouts, pastores. Protector de los animales domésticos, especialmente los caballos. Contra las picaduras de insectos y mordeduras de serpientes y demás, contra la peste, la sífilis y la lepra y otras enfermedades de la piel. Contra el fuego, el trueno, los peligros de guerras, los secuestros y las caídas. Igualmente es patrón de numerosos países y regiones como Lituania, Lieja, Sajonia, Inglaterra Francia, Cataluña, Portugal, Estambul y muchos otros. Y es uno de los Catorce Santos Auxiliares (8 de agosto).

Detalle de un icono ruso en el que
puede verse la característica forma
de sostener la lanza.
V. Iconografía.
En su iconografía es frecuente hallarlo junto a San Demetrio de Sirmio (9 de abril, 8 y 26 de octubre) y San Teodoro de Tiro (7, 9, 17 y 22 de febrero, 7 de marzo y 9 de noviembre), mártires y que igualmente aparecen cabalgando y derrotando al mal, ya sea representado con un dragón o una persona. La iconografía occidental abunda en expresiones de tipo idealistas "a lo humano", o sea, entornos paradisíacos o lúgubres, se le presenta con un hermoso soldado, fuerte y valeroso, armado hasta los dientes, ya sea contra el dragón o apareciendo en batallas humanas. Sin embargo, la iconografía oriental, sobre todo la primitiva, va por otros rumbos: en los iconos, que son teología, puede verse al santo sostener la lanza de una manera muy particular: solo con tres dedos, haciendo alusión a la Trinidad Santísima. Y no solo alude a ello, sino que, en última instancia, es "la mano" de Dios, su poder, quien destruye el mal por medio del santo. No es la fuerza humana la que derrota a la antigua serpiente, sino la fuerza de Dios. Su palabra y acción. E igualmente, la presencia de "la princesa" en los iconos no es sino la Iglesia, orante y protegida por Dios y por San Jorge.

En cuanto al pequeño dragón por el que preguntas, me temo es solamente una licencia iconográfica occidental, sin mayores repercusiones.

 
Fuentes: 
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.
-"Acta Sanctorum". Volumen XI.
-"Diccionario de los Santos" C. LEONARDI, A. RICCARDI Y G. ZIARRI. Ed. San Pablo. Madrid, 2000.
- "Nuevo Año Cristiano". Tomo 4. Editorial Edibesa, 2001.
-"Les légendes greques des saints militaires". H. DELEHAYE, París, 1909.
-"Año cristiano o Ejercicios devotos para todos los días del año". Abril. R.P. JUAN CROISSET. S.J. Barcelona, 1861.
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-https://nl.wikipedia.org/wiki/Joris_(heilige)


A 23 de abril además se celebra a
San Juan de Holar, obispo.
San Ibar de Beggeri, obispo.

sábado, 22 de abril de 2017

Santa María, ruega por la Compañía.

Santa María, Madre de la Compañía de Jesús. 22 de abril.


Nuestra Señora y los Santos Jesuitas.
A 22 de abril celebra la Compañía de Jesús a María, como Madre y Protectora de la Orden. Y la veneran en la imagen de Santa María la Mayor de Roma. El origen de esta memoria lo hallamos en la vida del gran San Ignacio, fundador de la Orden. El P. Ribadeneyra lo cuenta así:
"Después de confirmada la Compañía por el Papa Paulo III, la primera cosa en que pusieron los ojos todos los primeros Padres de ella, fue en hacer elección entre sí de un superior, que con espíritu y prudencia la gobernase (…) mediada la cuaresma [de 1541], Ignacio, Laínez, Salmeron, Claudio, Pascasio y Coduri se juntaron en Roma; y después de haber ventilado las cosas que para acertar en la buena elección se ofrecían, determinan de estar tres días en oración , y que entre sí guarden silencio, y no traten de ella: y que después cada uno traiga su voto escrito de su mano, en el cual declare a quien da su voz. Pasados los tres días tórnanse a congregar, y juntan los votos que cada uno traía con los de los otros padres ausentes; los cuales ellos, o habían dejado escritos antes que partiesen de Roma, o los habían enviado después. Para mayor confirmación y establecimiento de la elección, determinaron de estar otros tres días en oración sin leer los votos: los cuales abrieron al cuarto día, y por voto de todos los presentes y ausentes fue declarado Ignacio por prepósito general; de manera que no le faltó otro voto sino el suyo".

El santo se negó, pues prefería obedecer que mandar, y los padres, por consentirle, decidieron hacer otros cuatro días de oración para votar de nuevo al cabo. Pero, como era de esperar, igualmente fue el santo Ignacio el elegido para superior general. El santo decidió humildemente, poner el asunto en las manos de su confesor y director, y hacer lo que aquel el indicase. Y sigue Ribadeneyra:
"Hizo su confesión general Ignacio, y estuvo tres días, que fueron Jueves, Viernes y Sábado Santos, apartado de sus compañeros, en san Pedro Montorio, monasterio de frailes franciscos, donde fue crucificado san Pedro, ocupado en solo este negocio. Dio parte a su confesor, el cual era entonces un santo y grave varón de aquel convento, llamado fray Teófilo (que después siendo Ignacio general tomó por confesor de la Compañía), de toda su vida pasada: y el día de Pascua de Resurrección, preguntóle que le parecía: responde el confesor que le parecía que en resistir a su elección, resistía al Espíritu Santo. Entonces Ignacio le torna muy de propósito a rogar, que lo mire de nuevo con mas atención, y lo encomiende de veras a Dios; y que lo que después de esto le pareciere, lo escriba en una cédula de su mano, y sellada la enviase a sus compañeros. Hízolo así el confesor, y escribió la cédula en que decía, que su parecer era que Ignacio en todo caso se encargase del gobierno de la Compañía. Ya entonces con grandísimo regocijo y aplauso de todos, dijo que lo haría; y señalaron el viernes siguiente, después de Pascua de Resurrección, que era a 22 de abril, para visitar las siete iglesias, que son las estaciones principales de Roma: y en la iglesia de San Pablo Extramuros, que es una de ellas, apartada del ruido de la gente y de gran devoción, hacer todos su profesión".

Luego de emitir sus votos Ignacio y sus compañeros, recibieron la comunión. Cuando la misa terminó veneraron las reliquias de San Pablo y allí, junto al altar de la confesión, se abrazaron emocionados. Y como la primera iglesia que habían visitado ese día fue la Basílica de Santa María la Mayor, y ante la cual los religiosos ofrecieron sus vidas y las intenciones de profesar sus votos religiosos, la Compañía siempre tuvo especial devoción a esta imagen de la Madre de Dios, y que incluso propagó por parte de Europa y América.


Fuente:
-"Vida de San Ignacio de Loyola". P. PEDRO DE RIBANEYRA. Barcelona, 1863.


A 22 de abril además se celebra a
Beato Francisco de Fabriano, religioso franciscano.
San Leónidas de Alejandría y compañeros mártires.

viernes, 21 de abril de 2017

San Simeón Mártir.

San Simeón de Ctesiphon, obispo, y compañeros mártires. 21 de abril.

Sus Actas, escuetas, son genuinas, y fuero redactadas por San Marutas. También escribe de él Zosomeno en sus adiciones a la "Historia Eclesiástica". Era nuestro santo hijo de un general, y había sido discípulo de San Papías de Ctesiphon (3 de septiembre), que lo había ordenado presbítero y obispo de Seleucia y Ctesiphon para ayudarle. Cuando Papías murió, Simón tomó las riendas de la sede. En 316 envió a un presbítero en su nombre al Concilio de Nicea. En 344 fue acusado por el rey Sapor de ser amigo del emperador romano Constancio II y mantener correspondencia en secreto con él. Por esta acusación, Sapor la emprendió contra todos los cristianos, ordenando la ejecución de los presbíteros y seglares, la destrucción de las iglesias y de todo lo que oliera a cristiano, teniéndolos por traidores. Simeón, cargado de cadenas, fue llevado ente Sapor, que intentó que adorara al sol, a lo que el santo se negó, y por ello fue condenado una larga prisión junto a otros 100 hombres cristianos, entre obispos, presbíteros, diáconos y seglares.

En prisión habría continuado de no haber convertido a la fe a Ustbazan, padre putativo de Sapor, que había sido cristiano y había apostatado. Por esta acción, el Viernes Santo de 344 fueron todos degollados o decapitados, mientras el santo les exhortaba al martirio. Entre los que padecieron, las Actas mencionan a los presbíteros Abdbcalas y Ananías por esta circunstancia: Pusicio, superintendente del rey, animó a estos presbíteros a permanecer firme, y como fue visto por los soldados, inmediatamente, le abrieron la garganta de un tajo, y sacándole por ahí la lengua, le dejaron padecer hasta morir. Luego martirizaron a una hija suya, virgen consagrada a Dios.


Fuentes:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-"Año cristiano o Ejercicios devotos para todos los dias del año: Abril. P. JEAN CROISSET. Madrid, 1828.


A 21 de abril además se celebra a
San Beuno de Gales, abad y misionero.
San Anselmo de Canterbury, obispo y Doctor de la Iglesia.

jueves, 20 de abril de 2017

San Servan de Culross.

San Servan de Culross, obispo. 20 de abril, 1 de julio (en Escocia), y Domingo de la Ascensión.

Vivió en el siglo V y fue duque de la región de Fife, Escocia, y fue ordenado obispo de Culross por San Paladio (7 de julio), luego que el papa San Celestino I (6; 8, Iglesia Oriental; 9 de abril y 27 de julio) enviara a este último a evangelizar Gran Bretaña e Irlanda. Fue un gran apóstol, convirtiendo a muchos paganos a la fe de Cristo, estableciendo iglesias y santuarios. Una leyenda le hace maestro de San Kentigern Mungo (13 de enero), pero este en realidad vivió en el siglo siguiente. Otra leyenda le hace un príncipe judío, hijo de un rey de Canaán, que convertido al cristianismo, llegó a Armórica para predicar la fe de Cristo, pero esto es una confusión con la leyenda de San Servacio (13 de mayo). Su culto está establecido en algunas regiones de Bretaña y Escocia.


A 20 de abril además se celebra a
Santa Hildegundis de Shönau, virgen cisterciense.
San Teodoro Trichinas, ermitaño.

miércoles, 19 de abril de 2017

Martirizado con huesos y hachas.

San Alphege, arzobispo y mártir. 19 de abril.

Aelfheagh (nombre correcto), nació de una familia noble en Gran Bretaña, alrededor de 954. Mientras aún era muy joven renunció al mundo y, a pesar de las lágrimas y súplicas de su madre, se retiró al monasterio de Dersherste, en Gloucestershire, donde sirvió a Dios con gran devoción. Después de un tiempo se convirtió en abad de un monasterio en Bath. En 984, por la muerte de San Ethelwold (1 de agosto), la sede de Winchester quedó vacante y San Dunstan (19 de mayo), que era arzobispo de Canterbury y por ello primado de Inglaterra, nombró a Alphege como obispo de Winchester. En 994, Olaf Tryggveson, rey de Noruega, atacó Londres, pero fue derrotado, por lo que decidió acampar en Southampton. Allí recibió a Alphege, enviado por el rey Ethelred II, el cual le pedía se reuniese con el rey para firmar la paz. El rey Olaf era cristiano, pero no estaba confirmado, por lo cual, y como signo de paz, San Alphege, lo confirmó y lo apadrinó. Gobernó su diócesis hasta 1006, cuando murió el obispo Aelfric y nuestro santo fue preconizado a la sede primada de Inglaterra. 

Desde 1008 a 1013, los daneses asolaron las costas inglesas una y otra vez. En este último año los daneses llegaron comandados por el mismo rey Swen, y tomaron la ciudad de Canterbury, ayudados por el traidor abad de San Agustín, a cambio de riquezas del botín. Los daneses incendiaron la ciudad y su catedral, asesinaron a muchos y tomaron a los demás como esclavos, además, se llevaron al arzobispo como rehén precioso, por el cual pedían 48.000 libras. El rey, el clero y el pueblo comenzaron a reunir el dinero, pero el día 13 de abril, Domingo de Pascua, el santo obispo prohibió que se gastase en él nada, y menos cuando se necesitaba para socorrer a los pobres que lo habían perdido todo. Los daneses tuvieron paciencia hasta el día 19, víspera de la Octava, cuando comenzaron a insultarle, pegarle y le tomaron como blanco de burla, lanzándole huesos de sus desperdicios. Finalmente, uno más ebrio que los demás, blandió un hacha y la hundió en la cabeza del santo, que murió en el acto. Una vez que vieron que no era posible sacar dinero de él, los daneses lo entregaron a los ingleses, que llevaron el santo cuerpo a Londres, donde fue recibido con la veneración del clero y el pueblo. Fue sepultado en la catedral de San Pablo.

En Greenwich, donde fue asesinado, una iglesia recuerda su memoria. Los normandos, luego de la conquista de Inglaterra intentaron disminuir su culto porque no veían en él un mártir de la fe. Pero la iglesia angla se opuso firmentemente, pues su caridad cristiana, que impidió se recaudara dinero destinado a los necesitados, era suficiente como causa del martirio, y así lo defendió sobre todo San Anselmo (21 de abril). En 1023 el rey Canuto II de Dinamarca, impulsado por su mujer la Beata Emma de Normandía (14 de marzo), para reparar el mal causado por su padre, el rey Swen, organizó y costeó la traslación de las reliquias del santo a Canterbury. Allí fue sepultado en una hermosa tumba cerca del altar mayor, también costeada por los daneses.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo IV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.


A 19 de abril además se celebra a
San Expedito, soldado mártir.
San Werner de Oberwesel, niño mártir.

martes, 18 de abril de 2017

Idesbald, más tiempo de abad que de monje.

Beato Idesbald de Ter Duinen, abad cisterciense. 18 de abril.

Sobre su vida de infante, joven y primeros años de adulto nada sabemos, pues los datos son escuetos y solo se recopilan a partir de su entrada en el monasterio cisterciense de Ter Duinen, a la avanzada edad de 60 años. El monasterio estaba bajo el cayado abacial del Beato Roberto de Brujas (29 de abril). Nuestro beato fue ordenado presbítero y durante años dirigió la liturgia y el coro monástico. En 1153 el nuevo abad, Albero, le confirmó en su cargo de maestro de ceremonias, pero en 1155, al deceso de este abad, la comunidad eligió a Roberto como nuevo padre del monasterio. Y esto a pesar de que solo tenía 6 años como monje. Durante su mandato la abadía floreció en las virtudes y la economía. Ganó un largo pleito a abadía de Winoksbergen sobre unas tierras. 


Falleció el 18 de abril de 1167, hoy hace 850 exactos, mientras redacto su escueta biografía. Fue sepultado en un ataúd de plomo. El 21 de abril de 1624 se efectuó una traslación de las reliquias y el cuerpo se halló incorrupto. En 1627 se trasladó el cuerpo a Brujas, ante los ataques constantes de los luteranos a las iglesias y su pasión por destruir las reliquias. En 1834 se trasladó el cuerpo, definitivamente, a la abadía de Potterielei, Brujas, donde se venera aún. En 1894 el papa León XIII confirmó su culto. Es patrono de la ciudad de Sint-Idesbal, de la nobleza flamenca; de agricultores, marineros y pescadores. Se le invocada contra la fiebre y el reumatismo.


A 18 de abril además se celebra a

lunes, 17 de abril de 2017

Beato Roberto, en su 950 aniversario.

Beato Roberto de "La Chaise Dieu", abad. 17 de abril y 29 de noviembre.

Fue originario de Auvernia, y sus padres se llamaron Girald y Raingardis. Su nacimiento tuvo una circunstancia que nuestro santo siempre vio como providencial y esclarecedora de su vocación a la soledad: cuando su madre estaba en avanzado estado de gestación emprendió un viaje, y estando en medio de un paraje solitario, le llegaron los dolores de parto y el niño Roberto nació en medio de un solitario prado, y la soledad sería siempre su aspiración.

Fue educado en la colegiata de la catedral de San Julián de Brioude (28 de agosto), donde aprendió teología, música, filosofía, retórica y demás. Siendo aún joven, junto a algunos amigos piadosos, fundó un hospicio para mendigos, a los que cuidaban personalmente, a la par que catequizaban. A una edad incierta, pero joven aún, fue ordenado presbítero, y su amor por la soledad le llevó al célebre monasterio de Cluny, en plena reforma monástica por la obra de San Odilo (1 y 3 de enero, 29 de abril, 11 y 31 de diciembre). Aunque un entusiasta de la reforma litúrgica, del canto y la solemnidad, pronto se acentuó su vocación a la soledad, por lo cual pidió permiso a su abad y, como otros tantos santos, emprendió una peregrinación penitente a Roma, para hallar luz con la intercesión de los santos apóstoles San Pedro y San Pablo. En Roma veneró las santas reliquias, ejerció la caridad mientras su alma cada vez se confirmaba más en el llamamiento al retiro.

Regresó de Roma acompañado de un soldado penitente llamado Esteban que vivía arrepentido de los excesos de las guerras, y ambos se establecieron en un sitio solitario, donde se les unió un segundo soldado buscando redimir sus pecados. En breve aparecieron dos discípulos más, y todos juntos comenzaron una vida penitente, de silencio y trabajo. Así nació la "Chase Dieu", un recinto monástico que ya en vida de Roberto llegó a tener 300 monjes. Numerosos milagros realizó Roberto, como sanar cojos o ciegos, hallar agua por medio de milagros o predecir el día de su muerte, que ocurrió el Domingo de Pascua, 17 de abril de 1067, hoy justo hace 950 años, cuando redacto este artículo. Fue sepultado en la iglesia del monasterio.


A 17 de abril además se celebra a
Beato Bautista Mantuano, carmelita.
San Rodolfo de Berna, niño mártir.

domingo, 16 de abril de 2017

San Druon, el recluso culpable.

San Druon de Sebourg, recluso. 16 de abril y domingo de Trinidad. 

San Druon (Drogo, Dragone) nació en Épinoy, poco después de la muerte de su padre, y su nacimiento causó la muerte de su madre, que en un parto muy difícil, quiso salvaran al niño y no a ella. Fue criado por unos parientes, que cuando Druon tenía 10 años le revelaron que él había nacido gracias a la muerte de su madre. Luego de este conocimiento, Druon no fue el mismo. La culpa le persiguió durante años. Dejó todos sus bienes para emprender una peregrinación a Roma, con vistas a librarse de la culpa. Y no una vez, sino hasta 10 veces fue a que el papa le absolviera de “su culpa”, aunque nunca fue recibido por ningún papa. Sí que obtuvo la respuesta de uno de ellos, no se sabe cuál, sobre que no tenía culpa alguna en la decisión de su madre.

Se estableció en Sebourg, donde fue pastor de las ovejas de una noble llamada Elizabeth la Haire, que le cobró mucho afecto. Era un pastor hábil con los animales, y la leyenda dice que conocía por revelación los males de los animales, para poder curarlos. También se dice que tuvo el don de bilocación, pues sanó animales a enormes distancias, al mismo tiempo que había sido visto en misa. Un día notó una llaga en abdomen, que se diagnosticó en una hernia que fue haciendo más grande y le deformó el abdomen, por lo cual se recluyó a sus 26 años en un habitáculo junto a la iglesia de Sebourg, dedicándose a la oración y la penitencia. Vivió pobremente, alimentándose exclusivamente de la Eucaristía los domingos, que le era administrada por una abertura que miraba a la iglesia. En una ocasión la iglesia se incendió, pero Druon no abandonó su recinto, disponiéndose a lo que Dios quisiera, pero milagrosamente se salvó del incendio aunque su celda se calcinó.

Finalmente falleció casi a los 80 a los años, el 16 de abril de 1186, Domingo de Pascua luego de una larga agonía durante la cual los intestinos se le pudrieron. Algunos parientes lejanos reclamaron el cuerpo del ya venerado como santo, en contra de los cristianos de Sebourg, que querían conservarle y venerarle como ya hacían en vida. Aún así, los parientes ganaron y montaron el cuerpo en un carro para llevarlo a la iglesia familiar de Épinoy, pero según avanzaban, la carga se hizo tan pesada que los bueyes tuvieron que detenerse en los límites de la ciudad. Visto esto como una señal del cielo, se dio la vuelta al carro que se fue aligerando hasta que llegó a la iglesia mayor, así que fue sepultado en la misma iglesia junto a la cual se había santificado. En 1272 se elevaron las reliquias a una urna en la misma iglesia, y en 1611 se depositaron en el actual relicario. Es abogado de los pastores y los camareros. El domingo de Trinidad sus reliquias procesionan con gran devoción aún hoy.


A 16 de abril además se celebra a
Santo Toribio de Astorga, obispo.
San Thuribe de Le Mans, obispo.