Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

martes, 16 de diciembre de 2014

San Ado de Vienne un santo que escribió de santos

Pregunta: Mi padre tiene una reliquia muy antigua, es un medallón grande. He conseguido saber que se trata de San Ado de Vienne. He encontrado alguna cosa sobre él en internet (nada en la Gran Enciclopedía Espasa Calpe). El anverso del medallón lleva pintada su imagen. Lo representa, pintado sobre pergamino, vestido de noble. Dadas las dimensiones no le distingo atributos. Es por eso por lo que te consulto. Dispones de alguna imagen de este santo? Si es así, me encantaría que la compartieses conmigo. En su defecto, puedes decirme cuales son sus atributos? Si lo deseas puedo enviarte foto de la reliquia.

Respuesta: La verdad es que atributos de San Ado, pues los típicos de un arzobispo: báculo, palio, mitra; y, en su caso, podríamos ponerle un libro con la inscripción “Martirologium” ya que esta obra es lo que lo ha hecho famoso y aparecer donde quiera que de santos y mártires se hable. Y ya te digo algo de él, sacando datos del Butler y del Acta Sanctorum, que tengo la dicha de poseer:

San Ado (Adón, Adonne) de Vienne, arzobispo. 16 de diciembre.
Ado nació alrededor del año 800, en Sens, Borgoña. Sus padres lo llevaron a la abadía benedictina de Ferrières para formarlo como correspondía a un noble de su tiempo, allí estudió bajo la tutela del monje
del célebre Lupus Servatus, y allí mismo profesó como monje, destacando entre los demás por su ciencia y devoción. Luego pasó a la abadía de Prüm, en tiempos del abad San Markward (27 de febrero), como maestro de los demás monjes, donde comenzó una reforma de la vida monástica, que le trajo la envidia y el mal querer de los demás monjes, que lo expulsaron a la muerte de Markward. Se fue a Roma, donde estuvo varios años, y luego fue a Lyon, donde ocupó la parroquia de San Román. Ya en el 860 consta su presencia en Vienne, sede para la cual también lo propusieron Remigio y Lupus, a la sazón, abad de Ferrières, y en el 859, el papa Nicolás I le impuso el palio de la dignidad episcopal. Fue un predicador excelente, reclamado por obispos y nobles para oírle.

Ado ha pasado a la historia como un obispo clave de su momento, por su influencia en la política y moral del reino. Fue pieza clave en el escándalo del rey de Lorena:
Clotario II repudió a su mujer Theutberga, para unirse a su concubina Waldrada, sobrina del arzobispo de Tréveris. Ado se opuso tenazmente a esta unión y cuando los obispos, con Gunther, arzobispo de Colonia a la cabeza, fueron sobornados y autorizaron este repudio y bendijeron el nuevo matrimonio, en el sínodo de Metz, fue personalmente a Roma comisionado por Carlos el Calvo. Allí denunció al Papa el delito del rey y de los padres sinodales, este, confiando en Ado, excomulgó a los obispos y anuló las conclusiones del sínodo, del que dijo era "un burdel de adúlteros". La cosa se extendió por e implicó a más personajes, pero dejémoslo hasta donde influyó Ado. 

Contribuyó a la reforma monástica, la revisión de la liturgia y la disciplina sacramental. Su fama le viene mayormente, como te apunté antes, por su "Martyrologium", que contiene una extensa lista de santos con anotaciones sobre su vida y culto, que terminó en el 858. Toma el Martirologio de Beda (25 de mayo) y lo aumenta con nuevos santos, y corrige otros. Usuardo, Baronio, el martirologio romano se nutrirían de Adón, aunque hay que reconocer que sus estudios en este campo estuvieron viciados por los deseos de proponer ejemplos más que por la verdad histórica. Ya los bolandistas sospechaban de su poco rigor, pero el siglo XX terminó por poner las cosas más claras: su martirologio había que tomarlo "con pinzas". Incluso se le acusa de haber falsificado un martirologio, el "parvum", haciéndolo pasar por uno muy antiguo solo para dar veracidad a su obra. Un ejemplo de sus "arreglos", fue hacer a San Crescente (29 de diciembre) obispo de Vienne, sustituyendo "Galia" por Galacia, donde realmente le envió San Pablo a predicar el evangelio. La manipulación de documentos con la intencionalidad piadosa es casi tan vieja como el cristianismo (y como la misma historia, en otros campos). Además, escribió vidas de santos, el "Chronicon de VI ætatibus mundi", una “historia” desde el principio de la creación hasta su tiempo (la terminó en el 874). Como toda la historia escrita en este tiempo, tiene un tono moral y aleccionador; narra hechos y sus valoraciones sobre estos hechos.

Falleció el 16 de diciembre de 875 y justo era que quien se dedicó al estudio de los santos, entre ellos estuviera, aunque a veces se le llama "beato", a veces "santo". Su tumba fue profanada y las reliquias perdidas por las profanaciones de los hugonotes. Así que esa reliquia que tienes… la verdad, tengo dudas sobre ella. Pero le dedicaré un artículo a estudiarla.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Santa Marciana, de aquí, de allá, y de acullá

Pregunta: Me gustaría saber algo más del nombre de Marciana, sus orígenes. Sé que viene del nombre de ENMARZIANNA de Mesopotamia, encontrado en una estela funeraria y correspondía a una mujer que fue juez en Mesopotamia. Es el femenino de ENMANUEL solo que al castellanizarlo pasa a ser Enmanuela. Por tanto su significado es: \"la diosa está con nosotros\". Lo celebro el 12 de Julio, santa Marciana, de Mauritania. En otros lados veo que aparece como una de las ninfas de los ríos que con la cristianización pasaron a ser santas: Librada, Ginebra, Basilisa... hasta nueve hermanas. Se dice que se guardan sus reliquias en Toledo. Creo que en la Iglesia de San Francisco el Grande de Madrid, en la entrada, hay un cuadro de Santa Marciana. Me gustaría poder tener alguna estampa de ella. En estados Unidos se ha simplificado el nombre y queda como Marcia, así me llaman en casa y mis amigas más cercanas. Muchas gracias por su amabilidad. 

Respuesta: Gracias por la pregunta en la que ya das parte de la respuesta. También apuntas a algunas soluciones, leyendas, santas reales... en fin, que casi te respondes a ti misma. Y sí, pero no. Vamos por partes:

1. El origen del nombre: La verdad es que sobre este tema desconozco más de lo que conozco. El origen etimológico de los nombres es algo que suelo pasar por alto, salvo algunos casos en que es imprescincible tocar el asunto, en aras de alguna simbología del santo en cuestión. Das un origen, "Enmarziana", y te lo doy por bueno porque, repito, no es un tema que domine ni me interese mucho. Dices es el femenino de Emanuel, y tampoco lo sé. Pero lo que sí sé es que aunque fuera el femenino de este nombre, el significado seguiría siendo el mismo: "Dios con nosotros" y no "la Diosa con nosotros". Ni forzándolo podría ser "Dios con nosotras", pues el "nosotros" aquí no se refiere al sexo masculino, sino al humano en general, y un "nosotras" desvirtuaría totalmente el sentido y el significado del término. Así como Filomena significa "que canta", Filomeno significa igualmente "que canta", y no "que canto", que no tiene nada que ver. Es un ejemplo extrapolado, pero ejemplo al fin. Tal vez el artículo y el pronombre personal pudieran cambiarse en un significado, pero no así el mismo significado. Finalmente, a mi me parece que el origen es más simple, y está en el masculino "Marciano", que viene de Martius, o Marte, dios de la guerra, ampliamente conocido y adorado en la antigüedad.

2. Santa Marciana de Mauritania: Dices lo celebras por esta virgen mártir, que de todas las que llevan este nombre es la más conocida:

Santa Marciana de Cesarea, virgen y mártir. 11 y 12 de julio, 9 de enero.
Fue una joven de Cesarea de Mauritania que alcanzó el martirio en 303. Una vez convertida al cristianismo se dedicó a la vida de oración y caridad con los pobres. En una ocasión en que una estatua de la diosa Diana fue colocada en un sitio público para que fuese adorada, comenzó a predicar a Cristo, exponiendo la falsedad de los dioses paganos. Y para demostrarlo, se fue contra la estatua y la mutiló. Fue apresada, sometida a diversos tormentos, entre ellos el de soltarle a un león que no le dañó, sino que le lamió los pies. Luego le soltaron un toro salvaje que la lanzó por los aires, clavándole los cuernos en el torso y dejándola casi desmayada para finalmente ser devorada por las fieras. 

Aunque lo que de ella se sabe es poco, su culto es lo suficientemente antiguo como para no dudar de él. El martirologio pseudojeronimiano la recoge a 11 de julio, aunque Floro y Adón de Vienne (16 de diciembre) la ponen a 9 de enero, donde la pusieron Butler, los Bolandistas, y el Martirologio Romano hasta hace poco, pues ahora la trae a 12 de julio. La iglesia de Toledo, que dice tener sus reliquias, la celebra a 12 de julio. Baronio, que la hace natural de Toledo, no haciendo caso a martirologios antiguos, dice que es la traslación de las reliquias, pero a saber de donde se lo sacó, pues dicha traslación no consta en ningún sitio, sino que se suponen. La iglesia toledana la tuvo como santa propia y diferente a la mártir africana mientras pudo y, para ello, no faltó quien dijera que Cesarea no es otra que la ciudad de Zaragoza, desde donde los reyes godos habrían trasladado dichas reliquias. Otros la hicieron, como apuntas, una de las hermanas de Santa Librada (20 de julio) para indicar su origen ibérico. 

Santa Marciana de Albi, virgen
La catedral de Albi, Francia, conserva un relicario en el que se hallan supuestas reliquias suyas, pero esto es una complicación que no aclara nada, pues Albi venera el 5 de noviembre como santa propia a una Santa Marciana, virgen profetisa del siglo VIII. 

3. Otros puntos: Lo que dices de "una de las ninfas de los ríos" es solo una teoría de quienes pretenden que cada leyenda cristiana tiene un origen pagano, sin más criterio que la coincidencia del número 9. Sobre la pintura a la que haces referencia hay en San Francisco el Grande de Madrid, no consta en una guía artística de dicha iglesia que poseo y que enumera las obras que posee, me imagino sea la iglesia de San Antonio de los alemanes, donde sí se halla representada la santa.

Para finalizar, y ya de mi cosecha, te pongo algunas santas (que habrá más) del mismo nombre que se conocen:

Santa Marciana de Albi , virgen profetisa. 5 de noviembre.
Santa Marciana de Constantinopla, reina. 27 de noviembre.
Santa Marciana de Galacia, mártir. 24 de mayo.
Santa Marciana de Roma, mártir. 2 de junio.
Santa Marciana de Roma, mártir. 28 de mayo.
Santa Marciana de Roma, niña mártir venerada en Bononia. 28 de mayo (esta es un corposanto que pretende ser la misma que la anterior)
Santa Marciana de Egipto, mártir. 5 de junio.
Santa Marciana de África, mártir. 26 de abril.
Santa Marciana, mártir. 3 de marzo.
Santa Marciana, matrona. 27 de enero.
Santa Marciana, virgen y mártir, venerada en Colonia. 18 de enero. (es un corposanto tenido como la hermana de Santa Librada).

martes, 2 de diciembre de 2014

De Santa Bárbara, dos.

Pregunta: que hay de verdad en la leyenda de santa barbara? Argentina.

Respuesta: Primero me gustaría aclarar una cosa: Normalmente se cree y se dice, incluso por expertos, que muchos santos han salido de leyendas no comprobadas y muy posteriores al momento en que cuentan que vivió dicho santo. Esto es cierto sólo en parte. Para que surja un escrito, legendario o no, es necesario que "algo" haya habido antes: una existencia difuminada, un culto muy anterior. Precisamente las leyendas (de santos u otras), se escriben para dar respuesta a algo que se conoce solo a medias pero de lo cual no se tiene constancia de sus orígenes o causas. Y este esquema siguen los mismos evangelios, donde hubo una experiencia, una predicación, un culto, y luego una escritura; en este orden. En el caso de Bárbara: no tengo duda que hay un germen de verdad: una mártir conocida y venerada localmente, incluso es posible que sea más de una, cuyas vidas se hayan fundido en una leyenda. 


Entendido esto (creo me expliqué bien) pasamos a la pregunta. 

Santa Bárbara, virgen y mártir. 4 de diciembre. 
Lo más antiguo escrito,  conservado, que se conoce de Santa Bárbara, es del gran hagiógrafo de la antiguedad San Siméon Metafrastes (27 de septiembre) que escribió su "vida" en el siglo VII, pero consciente de que ya era conocida y venerada por lo menos desde el siglo IV, por lo que debió basarse en documentos anteriores. Este escrito menciona algunos datos milagrosos, y aleccionador, pero se puede considerar bastante fiel a un hecho real. Otro escrito importante, pero que hace demasiadas y sospechosas incidencias en lo milagroso es un códice del siglo IX y es el que ha conformado la historia de Bárbara como la conocemos hoy día. Hay varias versiones sobre su martirio: unas situan el hecho en el 235, mientras que otras lo hacen en el 305 u otras fechas. Tampoco existe unanimidad en el lugar donde se produce el martirio, siendo Nicomedia (Asia Menor), y Heliópolis (de Siria o de Egipto) los sitios más probables. Otra leyenda la quiere en Hipona, Sacandriglia o incluso en Roma, sin mucho criterio. Asimismo se disputan la posesión de la venerada tumba las ciudades de Piaenza, Reti, Venecia, Mantua, Padua y Babilonia. Las reliquias de la Santa, se hayan repartidas por todo el mundo, y de ser todas verdaderas, plantearían serios problemas de anatomía, por su cantidad y disparidad de tamaño. En San Juan del Hospital, Valencia se venera la columna en la que fue azotada y otras reliquias. 

Santa Bárbara que se
venera en San Nicolás de Bilbao
La leyenda más conocida hasta hoy día es la que dice que el siglo III una joven llamada Bárbara, hija de un tal Dióscoro, funcionario o administrador de Nicomedia, y fue encerrada por este en una especie de torre de su casa, con todas las comodidades posibles, para alejarla del mundo y darle buenos estudios (?). Allí, por medio de la esclava que la servía, la joven conoció el cristianismo, se convirtió e hizo voto de castidad. La torre en la que fue encerrada tenía dos ventanas y fue reformada por petición de la Santa, con una tercera que recordara la Santisima Trinidad. Allí vivió dedicada a la oración, en una época de persecusiones y martirios, hasta que un día el padre encontró en el baño de su hija una cruz inscrita. Indignado le denunció por cristiana y la entregó al Pretor Martiniano (Marciano en otras versiones), que al no poder convencerla de que renunciara a su fe y se casara, la condena a muerte. Dioscoro cumple el mandato del Pretor, de buena gana y decapitándola personalmente. Cuando Dióscoro vuelve a casa, después de la ejecución, un rayo cae sobre él, produciendole la muerte. Hasta aquí lo más conocido y divulgado, pero hay otros detalles que se narran, según las versiones:

Juliana, una chica de la que no se conoce nada, es martirizada junto a Bárbara. Unas versiones dicen que se bautizó ella misma, otras que le bautizó San Juan Bautista (24 de junio, Natividad; 23 de septiembre, Imposición del nombre; 24 ó 21 de febrero, primera Invención de la cabeza; 29 de agosto, segunda Invención de la cabeza, hoy fiesta de la Degollación; 25 de mayo, tercera Invención de la cabeza), y la más valiente, que el mismo Cristo lo hizo apareciéndosele. 


Se habla de que Bárbara y Orígenes, el gran escritor cristiano, mantuvieron correspondencia. Otras leyendas narran que Bárbara fue flagelada, pero los azotes se convertían en plumas de pavo real (este animal le está consagrado a Santa Bárbara). Se dice de que al ser desnudada del cielo cayó un manto blanco de pureza que la cubrió. Otros van más allá y nos dicen que escupiendo a los ídolos de su padre estos cayeron destruidos. Padeció, además, los martirios del fuego, el potro, fue apedreada, que le cortaron los pechos, golpeada de diverosos modos, etc. Otros escritores, como el Metafrastres, nos narran que su baño quedó consagrado para siempre como una piscina milagrosa en la que los que se bañaban obtenían la curación, lo cual está constatado en el culto que recibió. En fin, que según pasó el tiempo y la devoción creció, los detalles milagrosos fueron aumentando. 

Santa Bárbara da la comunión
a San Estanislao Kostka.
En el siglo IX ya consta al menos un oratorio dedicado en Roma a su memoria. Pedro II de Orseólo (hijo del santo de mismo nombre) trasladó sus reliquias a Venecia. O unas reliquias, pues muchas hay. Según la devoción fue avanzando y aumentando, la iconografía y los patronatos van igualmente aumentando y conformándose hasta establecerse. El hecho de la muerte de su padre por medio de un rayo la haría protectora contra las tormentas, la muerte súbita y el fuego en general. La difusión de la pólvora en usos cotidianos y su relación con las explosiones y el fuego, fue un hecho determinante en el crecimiento de la devoción a Santa Bárbara, probablemente la santa más universal que exista. Soldados, bomberos, artilleros, pirotécnicos, mineros, carboneros, canteros, arquitectos, marineros (los barcos españoles guardan los proyectiles, la pólvora y explosivos en un sitio llamado 'santabárbara').

La genérica espada martirial se hace casi fija, por el martirio final de la decapitación. La torre ya está presente desde el medievo, junto al rayo, que va perdiendo fuerza para irla ganando, desde la contrareforma, el cáliz con el sacramento. A esto contribuyó, sin duda, la predicación jesuita, que la pone bajando del cielo y dando la comunión al devoto joven San Estanislao Kostka (13 de noviembre y 15 de agosto). Este milagro, más la protección contra la muerte súbita, la consagró definitivamente como especial abogada a la hora de la muerte y para no morir sin sacramentos. Solo San José podría desbancarla de este patronato y sólo el siglo XIX.


Pregunta: Encontre una imagen de Santa Barbara.. o Santa Barbara Lucumi (de la religion Santera) Pero se le representa con la imagen de Nuestra Señora de Czestochowa.. esto porque? EE.UU

Respuesta: Antes de ver la imagen había hecho a la idea que era un tipo de imagen donde se vería a Santa Bárbara con la Virgen María, pero al llegarme, ya veo de que va la cosa. Se ve que han usado la primera virgen negra que han hallado y han dicho, "si es negra, es africana, por tanto, es Santa Bárbara Lucumí". Segundo, en esta imagen, "santa bárbara" no es el personaje femenino, sino que es el niño, porque es Shangó en los brazos de Obbatalá, su madre (otras versiones dicen que esta solo lo crió, pero que su madre es Yemayá). Cuando es niño, toma el nombre de Alufina Kaké. En esta religión Shangó toma forma de hombre o de mujer porque en una ocasión en que escapaba de sus enemigos, Oyá lo escondió, le puso sus ropas y se cortó su pelo para ponerselo a él. Por tanto, los enemigos pensaron que era la misma Oyá y se fueron. Las leyendas tienen su base en un rey real, que existió, fue un déspota y odiado por su pueblo y, sin embargo, las tradiciones lo convirtieron en un dios.

El proceso de sincretismo de la religion lucumí (procedente mayormente de Nigeria) con la religión católica es bastante complejo, pero se puede resumir en que fue la forma que hallaron los esclavos de mantener su religión, tomando sus dioses la forma de los santos católicos. Se habla de imposición, que es verdad, pero se obvia a veces también que estas divinidades no tenían representación alguna en esta religión procedente de África, así que al tomar contacto con otra, aun sin imposición, es bastante comprensible que hubieran tomado las figuras iconográficas que veían. Hoy algunos abogan por representaciones más cercanas a la iconografía y arte africano (que ni por asomo es el caso de la estampa) e intentan volver a los orígenes, separando los elementos católicos de los lucumíes, pero son intentos más de índole cultural y con ciertas connotaciones políticas (separarnos de la Iglesia que nos dominó, eliminar un signo de la esclavitud, etc, etc.) y no tienen influencia alguna en el pueblo creyente, para el que Shangó sigue siendo "Santa Bárbara macho" y ya está. Las semejanzas son mínimas y todas de tipo representativo: manto rojo (que llevan diez mil mártires cristianos más, por cierto), el rayo y la tormenta. Y nada más.


Fuentes:
-"La leyenda de oro para cada día del año: vidas de todos los santos". Volumen 3. P. PEDRO DE RIVADANEIRA. Barcelona, 1866.
-"Repertorio de símbolos cristianos". MARIANO MONTERROSA PRADO, ELSA LETICIA TALAVERA SOLÓRZANO. INAH, 2004.
-"Vidas de los Santos". Tomo XV. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1916.
-"Novenario a la gloriosa virgen y martir Santa Barbara".  FR. MANUEL MARÍA RIBERA O.M. Zaragoza, 1850. 



A 4 de diciembre además se celebra a San Anno II de Colonia, obispo.