Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

domingo, 16 de abril de 2017

San Druon, el recluso culpable.

San Druon de Sebourg, recluso. 16 de abril y domingo de Trinidad. 

San Druon (Drogo, Dragone) nació en Épinoy, poco después de la muerte de su padre, y su nacimiento causó la muerte de su madre, que en un parto muy difícil, quiso salvaran al niño y no a ella. Fue criado por unos parientes, que cuando Druon tenía 10 años le revelaron que él había nacido gracias a la muerte de su madre. Luego de este conocimiento, Druon no fue el mismo. La culpa le persiguió durante años. Dejó todos sus bienes para emprender una peregrinación a Roma, con vistas a librarse de la culpa. Y no una vez, sino hasta 10 veces fue a que el papa le absolviera de “su culpa”, aunque nunca fue recibido por ningún papa. Sí que obtuvo la respuesta de uno de ellos, no se sabe cuál, sobre que no tenía culpa alguna en la decisión de su madre.

Se estableció en Sebourg, donde fue pastor de las ovejas de una noble llamada Elizabeth la Haire, que le cobró mucho afecto. Era un pastor hábil con los animales, y la leyenda dice que conocía por revelación los males de los animales, para poder curarlos. También se dice que tuvo el don de bilocación, pues sanó animales a enormes distancias, al mismo tiempo que había sido visto en misa. Un día notó una llaga en abdomen, que se diagnosticó en una hernia que fue haciendo más grande y le deformó el abdomen, por lo cual se recluyó a sus 26 años en un habitáculo junto a la iglesia de Sebourg, dedicándose a la oración y la penitencia. Vivió pobremente, alimentándose exclusivamente de la Eucaristía los domingos, que le era administrada por una abertura que miraba a la iglesia. En una ocasión la iglesia se incendió, pero Druon no abandonó su recinto, disponiéndose a lo que Dios quisiera, pero milagrosamente se salvó del incendio aunque su celda se calcinó.

Finalmente falleció casi a los 80 a los años, el 16 de abril de 1186, Domingo de Pascua luego de una larga agonía durante la cual los intestinos se le pudrieron. Algunos parientes lejanos reclamaron el cuerpo del ya venerado como santo, en contra de los cristianos de Sebourg, que querían conservarle y venerarle como ya hacían en vida. Aún así, los parientes ganaron y montaron el cuerpo en un carro para llevarlo a la iglesia familiar de Épinoy, pero según avanzaban, la carga se hizo tan pesada que los bueyes tuvieron que detenerse en los límites de la ciudad. Visto esto como una señal del cielo, se dio la vuelta al carro que se fue aligerando hasta que llegó a la iglesia mayor, así que fue sepultado en la misma iglesia junto a la cual se había santificado. En 1272 se elevaron las reliquias a una urna en la misma iglesia, y en 1611 se depositaron en el actual relicario. Es abogado de los pastores y los camareros. El domingo de Trinidad sus reliquias procesionan con gran devoción aún hoy.


A 16 de abril además se celebra a
Santo Toribio de Astorga, obispo.
San Thuribe de Le Mans, obispo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html