Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

miércoles, 11 de abril de 2012

San Macario en Andorra de Teruel

Pregunta: Estimado amigo, le escribo desde Andorra ,un pueblo de Teruel, España, del cual es nuestro patron San MAcario. Me gustaria saber todo lo concerniente a San Macario de Alejandria el Joven. Lo nombra dos veces con los animales, una con la hiena y otra con los leones, y es verdad que en la cúpula que hay en nuestra ermita hay una leona pintada. Estamos haciendo un estudio sobre San MAcario y toda noticia que nos pudiera dar seria maravillosa. Por lo que veo es un experto en santos. Agradeciendole de antemano su atencion me despido hasta pronto. Un abrazo. España

Respuesta: Hola. Gracias por su amabilidad, pero solo hago lo que puedo, que es leer mucho a los que de verdad eran expertos (Butler, Acta Sanctorum, Ruinart) y hacer anotaciones. Y vamos al santo:

San Macario,
con las uvas y el farolillo
San Macario de Alejandría "el joven", eremita. 2 y 19 (Iglesia Oriental, con San Macario el Grande) de enero.

Su vida la escribió su discípulo San Paladio de Helenopolis (27 de noviembre) en "Historia de las Comunidades del Desierto". Paladio dice que Macario era natural de Alejandría, y era pastelero. Muy joven, por servir a Cristo, dejó el mundo y se fue al desierto entre los años 335 y 337, donde vivió más de sesenta años en penitencia, oración y ayunos. Primeramente vivió en la Tebaida y sobre el 373 se adentró más en el desierto, en la región de “las Celdas”, aunque para exhortar a peregrinos y visitantes, solía visitar la zona de Nitria (1). Allí en el desierto recibió Macario el orden sacerdotal, y conoció a San Macario el Viejo (15 de enero), que vivía a unas cuarenta millas. Junto con este, fue discípulo de San Antonio Abad (17 de enero). Curiosamente, era mayor que San Macario el Viejo, y aún así le sobrevivió cinco años más. La razón de que le llemen "el Joven" es que llegó más tarde a la vida monástica que Macario "el Viejo".

Paladio cuanta que en una ocasión le regalaron a Macario un apetitoso racimo de uvas, todo un manjar y este lo aceptó por caridad, pero por austeridad, no las quiso comer, sino que la lo llevó a otro ermitaño, que estaba enfermo. Este a su vez, lo aceptó, pero corrió a darlo a un monje anciano, y este lo tomó y lo llevó a uno jovencito, aún no adaptado a los rigores. Este lo llevó a otro y así, pasó de uno en uno, hasta volver a Macario que, contento por la caridad y abstinencia de sus monjes, tampoco las comió. Y es que era santo penitente de los más. Paladio también nos dice que vivió 7 años comiendo hierbas, otros siete comiendo solo 5 onzas de pan al día, y para ello lo metía en una vasija de cuello estrecho, en la que no podía meter más que dos dedos y que un pequeño vasito de aceite le duraba todo un año.

Motivado por la fama de San Pacomio (6 y 9, Iglesia copta; y 14 de mayo), Macario se fue a Tabenna, llegó de incógnito, sin decir su identidad, para ser tratado como un monje más. Pacomio dudó de su aptitud para la penitencia y la oración, pero lo admitió. Al llegar la cuaresma, probó su aptitud, comiendo sólo los sábados, y para eso, hojas de palmera ablandadas en agua. No durmió salvo dos horas al día, sino que estuvo en continuo trabajo y oración. Esta actitud asustó a los monjes, que se quejaron a San Pacomio, puesto que era modelo inimitable. Pacomio pidió a Dios le revelase quien era ese extranjero y habiendo conocido que era el famoso Macario, le despidió, pidiéndole volviera a su desierto, por la paz de sus monjes.

En una ocasión mató un mosquito que le atormentaba y, movido por la pérdida deuna ocasión para mortificarse, se fue al pantano de Sceta, para dejarse picar por mosquitos y avispas. 6 meses padeció esta penitencia, hasta que la obediencia le obligó a regresar al monasterio, estando desfigurado hasta el punto de ser reconocido solo por la voz. Algunas versiones dicen que esto lo hizo por vencer tentaciones de la carne. Para vencer la tentación de la vanagloria, cargó durante días con una cesta repleta de arena, diciéndose "estoy atormentando a mi atormentador" (el cuerpo). Habiendo muerto un monje, se hallaron 100 coronas de plata, ante lo cual los monjes no sabían que hacer. Algunos pensaron usarlas para adecentar la iglesia, otros que para los pobres, y habiendo preguntado a Macario y otros padres, este decidió fuesen arrojadas a la sepultura del monje con estas palabras: "vaya esta moneda contigo en tu perdición". Y nunca más se vio moneda alguna en el desierto.

San Macario, imagen procesional
de Andorra de Teruel.
Realizó algunos milagros, como el de sanar de una llaga cancerosa en la cabeza a un sacerdote que quería ser monje. Para Macario, la llaga era producto de un pecado carnal y no confesado. Arrepentido el presbítero y aceptada la pena (2), fue absuelto y sanado por el santo.

En el año de 375, Macario fue desterrado del desierto, junto a San Macario el Viejo, por orden de Lucio, patriarca de Alexandría, que profesaba la herejía arriana. Murió Macario en 394, perpetuándose su memoria como una de las más grandes de la vida monástica. En el desierto de Nitria aún hoy subsite un monasterio oriental con su nombre, en el que se sigue la regla que es un compendio de la de San Macario el Viejo y los ejemplos y dichos de nuestro Macario.

San Macario y la hiena.
La leyenda dice que una hiena le trajo a su celda a su cría, ciega de nacimiento. El santo, movido a la piedad, untó los ojos del animal con su saliva, que sanó milagrosamente. La hiena, agradecida, al otro día apareció en la cueva del santo con una piel de oveja. El santo le dijo: "¿De donde has sacado esta piel? Has matado una oveja que no te pertenecía, tal vez era la oveja de un pobre. No la tomaré, si no prometes antes no volver a hacerlo". La hiena bajó la cabeza, soltando la piel a sus pies, lo que el santo tomó como un asentimiento y solo entonces la tomó, para más adelante regalarla a San Pafnucio de Heraclea (29 de noviembre) quien dejó esta historia escrita. En ocasiones en lugar de una hiena, le ponen una leona, supongo que por ser un animal más noble, según la simbología de los animales.

Su iconografía le muestra habitualmente como un anciano eremita, aunque no faltan los que han tomado lo de "joven" al pie de la letra y le pintan siempre con juventud. Entre sus atributos está la cesta o bolsa de arena, el farolillo, que el demonio le apagaba constantemente para que no pudiera orar; el racimo de uvas, y la hiena o leona. Es patrón contra las hernias (por lo del peso de la arena), y en algunas regiones de los vinateros (por el racimo de uvas).

Pechina de San Macario de Andorra




En cuanto a la figura que aparece en la pechina de la cúpula, es un símbolo de la victoria sobre el mal (un ángel le clava un dardo) y no tiene que ver con San Macario, aunque a este se le relacione con una leona al cambiar la leyenda de la hiena. Por si fuera poco, es león y no leona, aunque la melena sea estilizada y del mismo color que la coloración utilizada para la piel. Si se aumenta la fotografía se puede ver. Necesitaría comparar las otras figuras de las pechinas de la cúpula para una descripción más precisa. Por cierto, bella cúpula la de la ermita.

______________________________________________________________________________
(1) Los eremitas vivían aislados y solo se juntaban los sábados para las vísperas y los domingos, para la eucaristía y la comunión (los más solitarios, ni eso). En caso de faltar alguno, se suponía enfermedad y se le visitaba y acompañaba hasta que sanara o muriera. Al llegar un nuevo monje, alguno debía dejarle su celda y hacerse una nueva para sí mismo.

(2) En aquellos tiempos, ante un pecado púclico de la carne, blasfemia u homicidio, la pena canónica consistía en no ejercer nunca más el sacerdocio.


MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

YA ESTÁ DISPONIBLE.

4 comentarios:

  1. Me parece interesante tu blog. Siento que es muy completo y como dices: no eres una máquina, por tanto se entiende que no lo puedas abarcar todo, sin embargo de los pocos que conozco te empeñas por hacer una investigación seria y lo más completa posible. FELICITACIONES y Gracias por tu aporte. ¡Dios te sigue bendiciendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Fray Sergio. Solo hago lo que puedo, y es algo que me gusta. La Trinidad nos une.

      Eliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html