Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

domingo, 29 de mayo de 2016

Santa Laura de Constantinopla.

Santa Laura de San Pedro y compañeras mártires trinitarias. 29 de mayo.

Monasterio de M.M.
Trinitarias de Madrid.
Escaso es lo que podemos saber sobre esta santa legendaria, pero que recientemente se ha puesto de moda en internet, por su nombre, también de moda. A pesar de su inexistencia, su iconografía permanece en la Orden Trinitaria, a la que supuestamente perteneció.

Infancia y vida religiosa.
Según su leyenda, nació a principios del siglo XV en Constantinopla. Su padre se llamaba Miguel de Trasci y era militar, mientras que su madre, Helena, era de noble ascendencia albanesa. Tuvieron tres hijas, Eudoxia, Teodolinda y nuestra santa, cuyo nombre de pila fue Juana. De niña era piadosa, amante de la soledad y el silencio y sobre todo muy caritativa con los pobres y necesitados. Aún era muy joven, y hermosa dicen, cuando con sus hermanas entró en el monasterio de las trinitarias de su ciudad natal. Este monasterio, dedicado a la Patrona de la Orden, Santa Inés (21 y 28 de enero), había sido fundado, siempre según la leyenda, por Balduino II en el siglo XIII. Pero otras fuentes indican que había sido fundado exactamente en 1441, o sea, cien años después, a la vera del convento de los frailes trinitarios.

En el noviciado destacó por acrecentar más aún todas las virtudes. Era humilde, penitente, orante, etc., etc. Y tanto que aún sin cumplir los treinta años fue elegida priora del monasterio. Como priora además destacó por la prudencia y caridad para con sus monjas. Tuvo don de profecía, milagros y de conciencias.

La toma de Constantinopla.
El 7 de abril de 1453 los turcos al mando de Mehmed II comenzaron el asedio a Constantinopla y luego de ataques, reveses y triunfos, el 29 de mayo de 1453, finalmente tomaron la ciudad, cambiando el rumbo de la historia para siempre. La matanza fue terrible: la familia imperial, los soldados, todo el miembro del clero y los monjes y monas fueron asesinados. Las iglesias, palacios y monasterios fueron saqueados. Había caído el Imperio de Oriente, y con ello afianzado el poder terrorífico del Islam. Los únicos cristianos que no padecieron martirio fue aquellos que juraron fidelidad a Mehmed.

La leyenda dice que la víspera del martirio, había sabido por revelación que la Hermana Ángela era tentada sobre la presencia real de Cristo en la Eucaristía. El diablo le ofrecía salvarle la vida si renunciaba a su fe en el Sacramento, y casi consentía la religiosa, por miedo. Laura se la llamó aparte y le dijo: "Hija, no consienta a lo que le inspira el demonio, y crea, como siempre, que por las palabras que dice el sacerdote cuando consagra, la sustancia de pan se convierte en Cuerpo de Cristo". Y con esto, la tentación desapareció. Ese día, conociendo que en breve serían martirizadas por Cristo, Laura mandó a las religiosas que fueran a la iglesia del monasterio, dio la comunión a todas las monjas, para no dejar al Sacramento en manos de los infieles, y las exhortó a padecer por Cristo, teniendo por gran regalo el dar la vida por el Esposo que las había elegido. Y lo confirmó el mismo Cristo, haciéndose presente ante las monjas, resplandeciente y con vestiduras blanquísimas en sus manos, que preparaba para sus esposas.

Una vez caída la ciudad, el día 29, estando las monjas en la iglesia, esta fue violentada por los musulmanes, que se abalanzaron blasfemando sobre las monjas. Laura tomó un crucifijo y a la par que animaba a sus hijas, predicaba a Cristo a los mahometanos. Estos lanzaban flechas a diestra y siniestra y varias alcanzaron el pecho de Laura, la cual aún a punto de morir, continuaba su prédica. Otras monjas fueron degolladas, alanceadas o decapitadas. Luego fueron quemados sus cuerpos junto con la iglesia y el monasterio. De las 53 mártires, la leyenda solo conserva los nombres de Laura y sus hermanas, de la dicha Ángela y de dos llamadas Lucía. También fueron asesinados 112 frailes trinitarios.

Historia.
De todo lo anterior solo podemos afirmar una cosa: El 29 de mayo Constantinopla fue tomada por los musulmanes y cientos de religiosos, presbíteros y monjas fueron masacrados. Hasta ahí. No hay constancia alguna de presencia de frailes trinitarios en la ciudad, aunque es posible se hallaran de paso, siendo un punto de escala en sus numerosos viajes a Oriente para rescatar cautivos. Y mucho menos se puede hablar de monjas trinitarias, cuya presencia en el siglo XV es escasa, y localizados en la península ibérica, no en Oriente, por lo que las referencias a su monasterio no se sostienen.


Monasterio de M.M. Trinitarias de Madrid.


Algunos historiadores modernos apuntan a varios orígenes de esta leyenda que por lo menos desde el siglo XVII forma parte de la Orden Trinitaria, que asumió como parte de su historia esta leyenda. Uno de estos orígenes podría ser el martirio cierto de monjes de las "lauras" orientales. Este tipo de monasterio oriental consistía en celdas excavadas en la roca, con una iglesia y refectorio centrales, que reunían ocasionalmente a los monjes, que vivían el resto del tiempo en soledad. Tal vez fuesen monjes mártires de la conocida como "lauras de San Pedro".

Aunque su memoria litúrgica nunca se celebró en la Orden, su iconografía no fue escasa. Tampoco consta algún día propio, aquí elijo el 29 de mayo, por ser el legendario día de su martirio.


Fuente:
http://meditacionestrinitarias.blogspot.com.es 


A 29 de mayo además se celebra a  
San Cirilo, niño mártir.
San Maximino de Tréveris, obispo

2 comentarios:

  1. Maravilloso como siempre Ramón, sólo debo observar que hay un error, se cita el siete de abril de 15453 como fecha del inicio del asedio, es obviamente "un error de dedo", saludos.

    ResponderEliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html