Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

miércoles, 17 de febrero de 2016

A los cerdos, ni una perla.

San Policronio, obispo y mártir. 17 de febrero y 12 de abril.

Sus actas, que se consideran genuinas, no están completas, pero permiten un acercamiento a su testimonio. Todos los martirologios antiguos recogen su nombre, solo, a 17 de febrero, o entre otros mártires, a 12 de abril. Las actas nos cuentan que comenzada la persecución bajo el emperador Decio, este dejó a Galba como regente en Roma y se lanzó a la campaña de Persia, logrando conquistar varias ciudades, persiguiendo a los cristianos, acto seguido. Tomada Babilonia, mandó llamar al obispo Policronio, al que acompañaron los presbíteros Pármenas, Elimas, Crisótelo, y los diáconos Lucas y Mucio. Cuando los tuvo delante, Decio mandó que sacrificaran a los dioses, con la intención de que los cristianos siguieran a su líder en la apostasía. Policronio respondió a Decio: "Nosotros ofrecemos sacrificios al Señor Jesucristo, y no nos someteremos a los demonios o a ídolos hechos por manos humanas". Y Decio les mandó a la cárcel.

Entretanto, el emperador para agradecer su victoria en Babilonia, mandó hacer una estatua de yeso del dios Saturno, la que mandó dorar. Cuando estuvo lista, fue puesta en público y muchos la adoraron. Mandó llamar Decio a Policronio y su clero, y le ordenó sacrificaran al dios, pero se negaron. Decio dijo: "Tú eres sacrílego, Policronio, pues no guardas los mandamientos de los dioses del emperador", como callaba, se dirigió a Pármenas diciéndole: "Tu jefe calla", a lo que Pármenas replicó: "Nuestro jefe no va a contaminar su boca; pues guarda el mandato de Nuestro Señor, que mandó no tirar sus perlas a los cerdos. ¿Consideras acaso correcto que lo que antes se ha purificado, debe ser contaminado con excrementos?" Decio, por supuesto, respondió airado: "Ah, ¿es que soy yo estiércol, lo soy?" Y mandó le cortaran la lengua a Policronio, el cual permaneció impávido. Luego de esto, Pármenas clamó: "Oh padre bendito Policronio, ruega por mí, porque veo que el Espíritu Santo te inunda, por él abres tu boca y esta destila miel". Decio insistió: "Policronio, sacrifica a los dioses", pero el obispo no se movió. Entonces Decio mandó le apedrearan, especialmente en la boca. Mientras, el santo levantó los ojos al cielo, abrió los brazos y recibiendo la lluvia de piedras, expiró.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo II. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.



A 17 de febrero además se celebra La Huida a Egipto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html