Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

viernes, 19 de febrero de 2016

Auxibio, uno y dos.

San Auxibio I de Solias, obispo. 19 de febrero.

Los únicos datos que de este personaje se saben están en una supuesta “vita”, supuestamente escrita por un contemporáneo, pero probablemente es lo menos de cuatro siglos después. Según esta era de origen romano, hijo de una hermana del apóstol San Marcos (11, Iglesia griega, y 31 de enero, traslación de las reliquias a Venecia; 9, 25, y 30 de abril, Iglesia Copta; 25 de junio, invención de las reliquias, 23 de septiembre, 3 Octubre, 8, y 30 de octubre, Iglesias  Orientales). Después del martirio de San Bernabé (4, Iglesias Orientales, y 11 de enero, 11 de abril, Iglesias Orientales, 11 de junio y 17 de diciembre) se fue a Chipre, donde fue bautizado y ordenado presbítero por el mismo Marcos. Este le envió a Solias, actualmente Lerka, al norte de la isla, donde predicó el Evangelio, logrando numerosas conversiones, algunas de los sacerdotes paganos.

Después de la predicación de San Marcos en Alejandría, este fue a ver a San Pablo (Colosenses 4, 10), el cual envió a San Epafras (19 de julio) y a San Tíquico (29 de abril) a la ciudad de Heraclias, Creta, para que San Tito (26 de enero, junto a San Timoteo; 4 de enero, Synaxis de los Apóstoles, Iglesia oriental; 27 de enero, y 25 de agosto, Iglesia Griega) les ordenase obispos, y que igualmente lo hiciera con Auxibio, que ya predicaba en Chipre. Como obispo igualmente se lanzó a la predicación, llevando a muchos a Cristo. Entre ellos, estaba un tocayo suyo, Auxibio (19 de febrero también), natural de Lolopotamus, al que eligió como sucesor en el episcopado, por una señal que recibieron ambos: Iban predicando y se sentaron bajo un árbol a descansar. Auxibio el discípulo apoyó la cabeza al tronco del árbol y se durmió. De pronto, una colonia de hormigas salieron del árbol y le cubrieron la cabeza, sin morderle. Lo vio Auxibio el obispo e interpretó que esa una señal de los muchos hombres que atraería a sí Auxibio cuando fuera apóstol y obispo de Cristo.

Además, convirtió a su hermano y cuñada, Santos Temistágoras y Tima (20 de febrero). Luego de una vida de apostolado, la “vita” cuenta que cuando estaba muriendo, mandó no abriesen su sepulcro hasta que falleciese su hermano, para reposar juntos. Designó a Auxibio II como sucesor y murió. Pero cuando Temistágoras iba a morir, no se sintió digno de ser sepultado con su hermano y fue enterrado aparte.


Fuente:
-"Vidas de los Santos". Tomo II. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html