Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

sábado, 23 de junio de 2012

San Juan Bautista, la hidra de Lerna.

San Juan. Kammerberg
Preparando un artículo sobre una pregunta acerca de invenciones y traslaciones de reliquias, aprovecho para hacer un artículo aparte sobre el tema, relacionado con la festividad de mañana y la cabeza del Precursor:

La memoria del martirio de San Juan Bautista (24 de junio, Natividad; 29 de agosto, Degollación; 23 de septiembre, Imposición del nombre), es hoy una fiesta venida a menos, junto a la gran fiesta de su Natividad. Fue otrora una gran festividad, aunque no por el testimonio martirial del santo profeta, sino por la devoción que a su cabeza, o supuestas cabezas se tenía en diversos, demasiados, sitios. Paso por alto lo que nos cuenta el Evangelio sobre la Anunciación, Concepción y Natividad de San Juan Bautista También salto alguna leyenda apócrifa de la infancia, para ir a lo que se nos dice sobre su martirio. El Evangelio es escueto en cuanto al suceso, motivos y consecuencias del martirio de San Juan:

…en el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías [Salomé] salió a bailar delante de los invitados, y le gustó tanto a Herodes que le prometió bajo juramento darle cualquier cosa que pidiera. Ella entonces, aconsejada por su madre, dijo a Herodes: ‘-Dame en un plato la cabeza de Juan el Bautista’. Esto entristeció al rey Herodes; pero como había hecho un juramento en presencia de sus invitados, mandó que se la dieran. Ordenó, pues, cortarle la cabeza a Juan en la cárcel; luego la llevaron en un plato y se la dieron a la muchacha, y ella se la entregó a su madre. Llegaron los seguidores de Juan, se llevaron el cuerpo y lo enterraron; después fueron y avisaron a Jesús”. (San Mateo 14, 6-12).

Pero la devoción de los fieles, la necesidad de completar hechos históricos, y la malsana curiosidad, hicieron tejerse varias leyendas posteriores a la degollación o decapitación de Juan. San Jerónimo (30 de septiembre y 9 de mayo) dice que Herodías se entretuvo en pinchar con alfileres la lengua del Bautista mientras decidían que hacer con la cabeza. Josefo y otros atribuyen a esta injusticia todos los posteriores males de Herodes, y parentela. Herodes y Herodías murieron pobres y defenestrados en Lyon de Francia. Salomé caminaba sobre un río helado cuando el peso del cuerpo le hizo hundirse y el hielo le arrancó la cabeza… en fin. Con el cuerpo del santo, Jerónimo, Rufino y Teodoro dicen que fue enterrado en Samaría, entre las tumbas de San Eliseo (14 de junio y 20 de octubre) y San Abdías (19 de noviembre). Allí estuvo en paz hasta los tiempos de Juliano el Apóstata, cuando los paganos profanaron la tumba y quemaron los huesos. Una parte que se habría salvado fue a parar a Alejandría, donde en 396 San Teodosio el Grande (17 de enero) haría levantar una basílica en su honor sobre el templo de Serapis. 

La Primera Invención de la cabeza de San Juan Bautista. 24 ó 21 de Febrero. 
La primera Invención de la cabeza ocurrió en 453, cuando un funcionario de la corte romana, dejó el mundo y se fue a vivir como eremita muy cerca del Monte de los Olivos. Allí comenzó a hacer una celda y cuando empezó a cavar, su pala golpeó una olla de barro. La sacó y halló en ella una cabeza y, claramente, tenía que ser la de Juan el Bautista, cuyos discípulos, según la leyenda, la habían enterrado allí, mas no el cuerpo. La sacó y fue puesta en veneración. Según otra tradición, sostenida por San Beda (25 de mayo) y San Simeón Metafrastes (27 de septiembre), Herodías quien enterró la cabeza en los sótanos del palacio de Herodes para que Juan no resucitara y volviera a recriminarle su adulterio. El santo se habría aparecido a algunos religiosos devotos del santo para indicarle el sitio.

Cráneo en Amiens.
La Segunda Invención de la cabeza de San Juan Bautista. 29 de agosto. 
Según la Leyenda Áurea, en tiempos del emperador Valente unos monjes herejes llevaron la Santa Cabeza a Cilicia. Con la reliquia fueron dos devotos del santo, Vicencio y Matrona. Enterado el emperador, se hizo traer la santa cabeza a Constantinopla, pero llegando a Pantiquini, las mulas que tiraban del carro que transportaba la reliquia, se negaron a caminar, por lo que allí se quedó, en un templo en un territorio de Mardonio, criado del emperador (otra tradición dice que fue porque Valente era arriano). Allí estuvo hasta se llevó a Constantinopla. Ante esto, Vicencio dejó la herejía con tal de no abandonar su preciada reliquia. El emperador la tomó en sus manos y a pie entró a la ciudad, dedicándole un hermoso templo. Esta festividad de la Invención y Traslación celebra hoy solamente el martirio de Juan, pero su origen es este. Con el tiempo, se perdería la Santa Cabeza, hasta que sucedió la:

Cráneo en Munchen.
La Tercera Invención de la cabeza de San Juan Bautista. 25 de mayo. 
En el siglo IX, ya no quedaba ni el recuerdo de dicha reliquia, ni veneración, ni nada. Entonces, de pronto, fue inventada (las palabras toman su más estricto significado) en Constantinopla, por el patriarca Ignacio, y mandada venerar solemnemente por Santa Teodora II de Constantinopla (11 de febrero), gran defensora de las reliquias y las imágenes. Y muchos milagros se realizaron mediante dicha cabeza, lo cual no sería raro, pues el primero habría sido aparecer de pronto, luego de 600 años. Allí estuvo hasta que los franceses tomaron la ciudad en 1204 y un canónigo de Amiens se llevó allí la parte superior, dejando la quijada en Constantinopla. Pero otra versión dice que los franceses la donaron al papa y fue trasladada a Roma, a la iglesia de San Silvestre de Campo Marzio, llamada luego "in capite" por estar allí la cabeza de San Juan.

Tumba del santo en Damasco
Pero si ya esta historia de cabezas que aparecen y desaparecen, se trasladan y se retrasladan, pareciera que Juan, como la hidra de Lerna, le crecían dos cabezas cada vez que le cortaban una. Y digo esto porque si se inventariaran las reliquias y cabezas de San Juan Bautista que se veneran en Europa (hoy ya casi ninguna al culto público) la cantidad sería enorme. Más de 50, seguro. Francia, Bélgica y Alemania se llevan la palma en cantidad de cabezas en relicarios y urnas. Solo un ejemplo:

Cabeza en la capilla de la Degollacion, Clugnat, Francia.
Cabeza en la iglesia de San Juan de Eremo, Bélgica.
Cabeza en la iglesia de Santa María de Everbeek, Bélgica.
Cabeza en la iglesia de San Baafs, Gante, Bélgica.
Cabeza en la iglesia de San Silvestre in Capite, Roma.
Cabeza en la Catedral de Amiens.
Cabeza en la iglesia de San Juan Bautista, Nobressart, Bélgica.
Cabeza en la iglesia de Liens, Panazol, Francia.
Cabeza en el Landesmuseum en Zürich, Suiza.
Cabeza en el Vaticano.
Cabeza en Manchen, Alemania.
1 trozo de cráneo en el Museo Topkapi de Estambul.


Y, además, otras reliquias, como huesos, trozos de cráneos, dientes, varios dedos, pies, brazos y manos, trozos de la túnica, del cordón, de saltamontes que comía, de pelos... Además, para más INRI, hay al menos tres tumbas con las reliquias de San Juan: en el monasterio de Garabad, Efkere, Armenia; otra en Damasco y una tercera en Samaria, la que narra San Jerónimo.


En este otro artículo, sobre la iconografía de San Juan Bautista.

6 comentarios:

  1. Vaya pues que problemas de personalidad multiple la que le han hecho a San Juan Bautista eh jajaja, lo peor es que si en verdad llegó a existir una reliquia de la cabeza de San Juan entre tantas ni como saber ya cual fue o es la real, recuerdo que hace algunos años se dijo que se encontro la gruta donde predicaba San Juan y también escuche que alguien encontro otra de sus tumbas cerca del antiguo palacio de Herodes.

    ResponderEliminar
  2. Venremos la memoria de san juan bautista.. K es el santo patron de los ingenieros civiles.. Y es lo k estudio...

    ResponderEliminar
  3. Ostras, aquí hay material para CSI, ya veo al papá del blog, con sus gafitas y bata blanca, pincel en ristre en la diestra y polvillos fosforitos en la siniestra, nunca mejor dicho!! Igual tenía varios hermanos, el susodicho Bautista, Juan Alfonso, Juan Alfredo,... Juan Cansado de morir tantas veces !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, polvillos fosforitos no, por favor, que horror... mejor óleos y pan de oro. Me van más.

      Eliminar
  4. No entiendo el cometario de arriba :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es solo una gracieta, no hay mucho que entender...

      Eliminar

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html