Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

jueves, 23 de marzo de 2017

Santos Mártires de Cartago.

Santos Victoriano, Liberato, y compañeros mártires de Cartago. 23 de marzo.


San Liberato.
Era Victoriano procónsul de Cartago y uno de los hombres más ricos del norte de África. Su fe cristiana era firmísima, por eso, cuando Hunerico cambió su fe católica por la arriana, no quiso tener un alto cargo como el procónsul de fe católica e instó a Victoriano que cambiara de fe, confesando que Cristo no era Dios. Victoriano respondió: "Nada puede separarme de la fe y el amor de Nuestro Señor Jesucristo. En la confianza que tengo en un maestro tan poderoso, estoy dispuesto a sufrir todo tipo de tormentos en lugar de consentir la impiedad arriana. Podrás exponerme a las bestias salvajes o torturarme, pero nunca me obligarás a abandonar la Iglesia Católica en la que fui bautizado". Esta respuesta exasperó tanto al tirano que hizo que el santo sufriera crueles tormentos, que Victoriano soportó con coraje, para finalmente alcanzar la corona del martirio.

Fueron apresados también en Tambala dos hermanos. Les colgaron por las muñecas, mientras pendían grandes pesos de sus pies. Uno de ellos cedió y clamó libertad a cambio de renegar de Cristo, pero su hermano le dijo: "No lo hagas, hermano, o te acusaré ante el tribunal de Cristo, pues, ¿acaso no hemos jurado sobre Su Cuerpo y Sangre sufrir juntos por Él?" Y con estas palabras el hermano débil se confortó, por lo cual confesó nuevamente a Cristo. Los vándalos, enfurecidos, les aplicaron hierros candentes en los costados, tormento en el cual expiraron ambos hermanos.

También padecieron dos mercaderes catagineses, ambos llamados Frumencio. Habían vendido todos sus bienes en favor de los pobres y siguieron a Cristo hasta el martirio.

Había entre los prisioneros un médico de Cartago llamado Liberato, que junto a su mujer e hijos fue exiliado. Fueron ambos esposos separados en la prisión, mientras que la mujer decía al marido: "No pienses más en tus hijos, Jesucristo lo guardará". Los arrianos dijeron a la mujer "Tu marido se ha sometido a las órdenes del rey, cede tú también y seréis libres". Quiso ella ver a Liberato para ver si era cierto. Al entrar en su celda y reprocharle su pecado, el marido le dijo "Os han engañado, oh esposa mía, nunca he renunciado a mi fe". Ambos fueron martirizados con los anteriores mártires en este día del año 484.


Fuente
-"Vidas de los Santos". Tomo III. Alban Butler. REV. S. BARING-GOULD. 1914.


A 23 de marzo además se celebra a
San Nicon de Sicilia y compañeros mártires.
San José Oriol, presbítero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html