martes, 26 de diciembre de 2017

El Esposo Cristo, sí o sí.

Beata Cristina de Markyate, reclusa. 26 de diciembre.

Salterio de San Alban.
Perteneció a Cristina.
Cristina nació a inicios del siglo XII, en una noble familia de Huntington, Inglaterra, y fue bautizada como Teodora. Fue educada con esmero y piedad, en aras de que alcanzara un buen matrimonio. Sin embargo, apenas llegó a los 16 años, Cristina comenzó una vida de intensa piedad que la llevó a renunciar al matrimonio. Flambard, el obispo de Durham, intentó hacerla su amante, pero ella se negó rotundamente, así que él, para tenerla cerca al menos, arregló su matrimonio con su amigo el conde Burhtred. Fue casada a la fuerza, pero siempre que pudo se resistió a su marido.

A los tres años de casada y gracias a algunos amigos, como el arzobispo de Canterbury y una mística muy inflyente llamada Eadwine, pudo dejar a su marido y vivió escondida en algunos lugares, llevando una vida piadosa y de oración. Al fin, luego de siete años de matrimonio fallido, su marido la dejó en paz a cambio de una "recompensa" y Cristina pudo ser libre. El abad de San Albano, Geoffrey, le acondicionó una celdilla junto a la iglesia de Markyate, donde vivía en oración, penitencia constante y trabajo manual. La educación recibida en su casa no quedó en vano, y Cristina cultivó interesantes amistades con las que mantenía comunicación sobre teología, mística, historia o política. El arzobispo Thurstan de York era asiduo a sus sabias palabras, y la tenía por santa y sabia.


Sobre 1120 Cristina comenzó a recibir jóvenes interesadas en su estilo de vida, por lo que se trasladó a una casa que heredó de su marido al morir este, donde se estableció un beguinato. Es decir, mujeres que vivían juntas, en oración, trabajo y caridad, pero sin votos solemnes como las monjas. En 1130 aceptaron tomar el hábito monástico y convertirse en canonesas. En 1155 Cristina viajó a Roma para venerar las santas reliquias y conocer al papa Adriano IV, inglés como ella. Se dice que el papa no aceptaba regalos de nadie, para evitar los sobornos, pero al saber que tres metros de una hermosa tela brocada junto a unas sandalias que le presentaban eran hechos por Cristina y sus hermanas, los aceptó con gran gusto.



A 26 de diciembre además se celebra a
San Esteban, protomártir.
San Mawnan de Cornwall, eremita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html

"Damos gracias a Dios, que se ha dignado a llamarnos mártires"

Pregunta: Hola! He encontrado el blog por casualidad y me parece muy interesante. Me gustaría preguntar si tiene alguna imagen de Santa Gen...