Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

lunes, 10 de octubre de 2016

San Ghislain, el caluroso.

San Ghislain, abad. 10 de octubre y 1 de junio.

Su "vita" (tardía) le hace nacido en Atenas, donde desde niño vivió con los monjes basilianos, cuyo hábito vistió y entre los cuales fue ordenado presbítero. En 650, movido por el ejemplo de San Abraham (9 de octubre), dejó su tierra natal para ir donde Dios le encomendara. Se fue a Roma, donde estando en la basílica de San Pedro, tuvo una visión del santo apóstol que le dijo: "Dios tiene un lugar para ti en Hainaut, cerca de un río, en un lugar llamado Ursidogne. Allí construirás una iglesia en mi memoria". Entonces partió Ghislain hacia Hainaut, donde se encontró con San Amando (6 y 13 de febrero; y 15 de mayo, todos los Santos Obispos de Maastricht) y le contó la visión que había tenido. El santo obispo le indicó de qué sitio hablaba la visión y Ghislain se encaminó allí, fundando una pequeña ermita dedicada a San Pedro y San Pablo. Pronto tuvo discípulos, por lo cual construyó un monasterio con ayuda del rey Dagoberto II.

La leyenda cuenta que este mismo rey estaba cazando cuando sus monteros vieron un bello oso, al cual comenzaron a dar caza. La bestia se refugió tras bajo el hábito de Ghislain, el cual se lo había quitado y colgado de un árbol mientras se bañaba en un río. Los perros se detuvieron y ladraban, pero no veían al oso, y lo mismo los monteros, que acusaron a Ghislain de hacer magia para ocultar al oso y le amenazaron con el castigo del rey Dagoberto. Pero el santo no temió y dijo a los monteros: "Confío en Dios, mi Señor, y no temo las amenazas a pesar de que provengan del propio rey". Llegó el rey, y sabiendo lo ocurrido, quedó impresionado de la valentía y santidad de Ghislain y le dejó en paz, lo mismo que al oso. Está claro que esta leyenda surgió por el nombre del sitio: "Ursidogne" = "Guarida del oso".


Por su influencia Santa Waldetrudis (9 de abril; 12 de agosto, traslación de la cabeza; 3 de febrero, invención de las reliquias; 2 de noviembre, canonización) se retiró como ermitaña luego que su marido San Vicente Madelgario (14 de julio y lunes de Pentecostés) tomara el hábito monástico. Igualmente fue el apoyo de Santa Aldegundis de Maubegue (30 de enero) en su fundación monástica. Predijo su propia muerte que, finalmente, llegó en 683. Fue sepultado en su monasterio, que llegaría a ser una de las abadías más célebres de Bélgica: St-Ghislain. Su sepulcro atrajo peregrinos durante todo el Medievo, por los numerosos portentos que allí ocurrían. Y tanto fervor propiciaba, que en 930 las monjas de Maubeuge contrataron a unos sicarios para que robasen las reliquias y las llevasen a su monasterio. Pero el obispo las obligó a devolverlas bajo pena de excomunión.

Se le invoca contra las fiebres, el reuma, las infecciones de los animales y para hallar objetos perdidos. El oso forma parte imborrable de su iconografía.


A 10 de octubre además se celebra a  
San Cerbonio, obispo.
San Víctor de Xanten, soldado mártir

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html