Regístrate y recibirás el Santo del Día en tu correo.

sábado, 31 de diciembre de 2016

De Zamora a Córdoba, y luego al cielo.

Santo Domingo Jáñez, mártir. 31 de diciembre.

Sobre este santo, aunque se tienen noticias, algunas son legendarias, siendo lo más probable que en lugar de un mártir por la fe, se trate de algún soldado, del que desconocemos su fe o falta de ella, que fue asesinado por los musulmanes, y cuyo sepulcro con el tiempo se confundió con el de un mártir de la fe, comenzando así su culto.

Según su leyenda, fue natural de la ciudad de Zamora, donde comenzó la carrera militar. se destacó en su defensa de la fe frente al Islam, liberando a muchos cautivos cristianos de los musulmanes. Se hallaba Domingo en la ciudad de Simancas cuando los mahometanos invadieron dicha ciudad. Asesinaron a muchos, saquearon la ciudad e hicieron varios cautivos, entre ellos a nuestro santo. Volvieron los moros a Córdoba, adonde llevaron los esclavos. Allí reinaba Isen, el cual mandó encerrar a Domingo en una cárcel lóbrega. Dos años y medio padeció Domingo los maltratos, castigos e inducciones para que abandonara a Cristo. Su mujer, llamada Violante, le siguió a Córdoba, donde intentó rescatarle, pero no pudo. Tampoco podía pagarlo, pues el rey Ramiro III de León se había hecho con sus bienes para sufragar la campaña contra los moros.

Resignación era lo que quedaba a ambos esposos y a los demás cristianos, esperando de la misericordia de Dios, y esta les llegó en forma de martirio: el 31 de diciembre de 985, viendo los moros que no lograban rescate por los prisioneros, los degollaron a todos. Luego de la muerte del rey Ramiro, subió al trono el rey Bermudo, quien sí se interesó por los cautivos cristianos en Córdoba. Pero era tarde, ya habían sido muertos. Bermudo entonces, no queriendo poseer los bienes de Domingo, con los que habría podido salvarse, de no ser por la usurpación de su predecesor, donó las posesiones del “mártir” a la iglesia de Compostela, para que sirviese para el culto del Santo Apóstol Santiago. Violante, luego de la muerte de su marido, quedó en Córdoba, donde se dedicó a las obras de piedad. Al fallecer un año más tarde, fue sepultada en la iglesia de Santos Acisclo y Victoria.

En 1236, reconquistada la ciudad por San Fernando III (30 de mayo), las reliquias de Domingo, ya tenido como mártir de la fe, fueron trasladadas a Zamora, donde se depositaron en una ermita.


Fuente:
-"Biografía eclesiástica completa". Volumen 5. Madrid, 1853.


A 31 de diciembre además se celebra a San Silvestre, papa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html