viernes, 9 de marzo de 2018

Dos vocaciones, una misión y su martirio.

San Bruno de Querfurt, obispo camaldulense y mártir. 9 de marzo, 19 de junio, 15 de octubre y 14 de febrero.

Nació en 976 en Querfurt, en una noble familia, sus padre, Bruno e Ida eran conocidos por su piedad y caridad. Estudió en la escuela de la catedral de Magdeburg, donde se formó en letras, ciencias y piedad. Uno de sus compañeros, Thietmar de Merseburg, le describe como un chico aplicado y muy amigo de la oración. En 995 fue nombrado canónigo del santuario de San Mauricio (22 de septiembre) en Magdeburg, donde enseguida destacó por su sencilleza, amor a la pobreza y su caridad, más que algunos de los clérigos que conformaban el Capítulo, siendo él laico. El mundo le sonreía a Bruno, quien no pensaba dedicarse a la carrera eclesiástica, pero un acontecimiento dramático cambió su vida.

En 997 fue martirizado San Adalberto de Praga (23 de abril) y el emperador Otón III quiso que Bruno estuviera a su lado como confesor y para servirle de consejero. Así que fue ordenado presbítero. Acompañó al monarca a Italia, donde estuvo inmerso en asuntos del mundo y la política, de la cual quedó totalmente decepcionado. Por ello, mientras estaba en Italia, se retiró al monasterio del Aventino, donde entre oración y penitencia decidió servir absolutamente a Dios.

En 998 conoció al célebre monje San Romualdo (19 de junio), quien le mostró la nueva forma de vida monástica que había iniciado en la Camaldula, recordando a los Padres de Desierto, en silencio, soledad y trabajo manual. Bruno se enamoró de aquel estilo de vida y tomó el hábito camaldulense en Rávena en 1001, tomando el nombre de Bonifacio en honor al célebre mártir y misionero San Bonifacio (5 de junio). San Pedro Damiani (21 de febrero), que escribió sobre Bruno, narra que este pronto aventajó a los demás monjes en obediencia, austeridad y oración. Sin embargo, la vocación monástica no era para nuestro santo, quien en 1002 abandonó la vida camaldulense para ser apóstol. Leyendas nos hablan de una aparición de San Adalberto, llamándole a sucederle, pero es eso, leyenda.

Así que hallamos a Bonifacio, ahora Bruno de nuevo, en la corte imperial otra vez, aplicado al estudio de las lenguas eslavas para predicarles el Evangelio a estos. Ese mismo año murió el emperador en Paterno, en un castillo en las montañas y Bruno acompañó el cortejo fúnebre desde este lugar hasta Aquisgrán. Este hecho le sirvió, una vez más, para contrastar la poca validez de la vanidad del mundo frente a la causa del Evangelio. Una vez "libre" del emperador, Bruno viajó descalzo, mendigando y predicando a Roma, para pedir la bendición del papa Silvestre II, quien le confirmó en su deseo de evangelizar a los eslavos, y para ello le consagró obispo y, más aún, le colocó el palio arzobispal, dándole plenos poderes para erigir iglesias y organizar la evangelización como quisiera. Bruno tenía tan solo 28 años.

Bruno predicó en Hungría y Rusia, donde confirmó en la fe católica a numerosos católicos y convirtió del paganismo a tantos otros. De allí partió a Prusia, donde había dado su vida su modelo a seguir, Adalberto. Bautizó a Nethimer, rey de los prusianos, y a 300 principales del imperio. Sin embargo, el hermano del rey se negaba a aceptar el cristianismo, y prohibió a Bruno predicar en sus territorios. Bruno y 18 monjes que le acompañaban no atendieron a esta prohibición y apenas cruzaron las "tierras prohibidas", fueron capturados y decapitados en Masuren, entre el 14 de febrero y el 9 de marzo de 1009.


A 9 de marzo además se celebra a
San Gregorio de Nisa, obispo.
San Bosa de York, obispo.


MI LIBRO ELECTRÓNICO

"TUS PREGUNTAS SOBRE LOS SANTOS

(SANTOS PATRONOS DE LAS ENFERMEDADES)

YA ESTÁ DISPONIBLE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html

De un reformador incomprendido.

San Adamnan de Iona, abad. 23 de septiembre. Descendía de la familia real irlandesa de Ronnat, en la cual nació sobre 623 en el Ulster. A...