domingo, 8 de abril de 2018

Abad sí o sí.

San Walter de Pontoise, abad. 8 y 9 de abril, y 4 de mayo.


Nació a inicios del siglo XI en Andainville, Picardie. Fue un gran filósofo y enseñó esta materia, junto a retórica en su ciudad. Joven aún se retiró al monasterio de Rebais, de Regla benedictina, para huir del aplauso del mundo. En el monasterio pronto fue un modelo para todos por su observancia, piedad, humildad y caridad.

Sobre 1060 unos monjes fundaron el monasterio de Saint-Martin en Pontoise, y eligieron a nuestro santo por abad. Walter se negó, pero no le quedó más remedio que aceptar. Tan pronto como pudo escapó de Pontoise y se fue al monasterio de Cluny, que estaba en su época más esplendorosa bajo el cayado de San Odilón (1 de enero). Allí era uno más entre los casi 900 monjes que tenía el monasterio, dedicado al trabajo, la oración y sin dar muestras de su saber y erudición. Sin embargo, los monjes de Pontoise dieron con él antes del año y se vio obligado a regresar a su función de abad. Pero por poco tiempo, pues a las pocas semanas se escapó y se fue a una isla del Loira, donde había una ermita dedicada a Santos Cosme y Damián (26 de septiembre), y en la cual se habían retirado antes San Odo de Cluny (18 de noviembre), San Hervé de Tours (16 de abril), y otros santos eremitas. Pero nada, que no tenía suerte Walter, pues allí fue reconocido por un asiduo visitante de su monasterio, que había ido en peregrinación a la ermita.

De vuelta Walter por segunda vez a Pontoise comenzó a gobernar pues no le quedaba más remedio. Mas en cuanto pudo se fue a Roma, donde pidió al papa San Gregorio VII (25 de mayo) que le permitiera renunciar. El papa le contestó que si la elección había sido legal y acorde a la Regla benedictina, él no pensaba inmiscuirse en la voluntad de los monjes. Todo un ejemplo de un papa reformador como fue el gran Gregorio VII. Vuelto al monasterio decidido a gobernar, Walter fue un perseguidor de la inmoralidad, la simonía y el vicio. Denunció a clérigos y nobles, y al mismo rey. Por ello fue encarcelado en 1093.


Sepulcro del santo en Pontoise.
El Viernes Santo de 1095, 8 de abril, Walter rindió su alma al creador, a causa de los trabajos y sufrimientos de la cárcel. Fue canonizado por los obispos franceses en 1153, siendo la última canonización "local" de la que se tenga noticia, pues en adelante el proceso fue privativo de Roma. Su sepulcro en Pontoise era muy venerado, y muchos milagros se verificaban allí. Era especial abogado de los prisioneros, los viticultores, y contra las fiebres, el reumatismo y la ceguera. Durante la Revolución Francesa sus reliquias fueron sepultadas en el cementerio, para que pasaran desapercibidas de la furia revolucionaria, pero lamentablemente nunca se ha sabido el lugar.


Fuente:
-"Dix mille saints: dictionnaire hagiographique". A. SIGIER. 1991.


A 8 de abril además se celebra a
Santos Herodión y compañeros obispos mártires.
Santos Edesio y Anfiano, hermanos mártires.
San Bademo, abad y mártir.
La Traslación de San Alberto de Jerusalén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Te ha gustado? ¿Qué opinas? Recuerda que tus sugerencias pueden ser importantes para otros lectores y para mi.
No añadas consultas a los comentarios, por favor, pues al no poner el e-mail, no podré responderte. Para consultas, aquí: http://preguntasantoral.blogspot.com.es/p/blog-page.html

San Bertrand de Comminges, obispo.

San Bertrand de Comminges, obispo. 16 de octubre. Nació sobre 1045 en Tolosa. Fue hijo del conde Raymond de L'Isle-Jourdain y, por pa...